Obsesión (2003)

Dot the I

Matthew Parkhill, premiado novelista y guionista, escribe y dirige Dot the I, su primer film, que se presentó en el Festival de Sundance del 2003.
Como un thriller romántico se podría describir esta película, que comienza de la manera más ordinaria, llena de lugares comunes: En un lujoso restaurante francés en Londres, es la noche de despedida de soltera de Carmen (Natalia Verbeke), quien regala el último beso de su vida de libertad a un completo extraño, un actor desempleado, Kit (Gael García Bernal), iniciando así triángulo amoroso que completa el novio, Barnaby (James D’Arcy), un joven inglés, al que le sobra el dinero.

Se nos hace difícil aceptar el inmenso cliché de emparejar a una chica con un terrible acento inglés (casi peor que la de su compatriota Penélope Cruz) con un ‘latino’ que, para despistarnos un poco más, proviene de Brasil también con un acento británico que se nos hace gracioso.
Chica sencilla elige chico pobre, atractivo y apasionado, en vez de niño rico y aburrido. Hay que soportar esta seudo historia por una hora. Pero bien que vale la pena, porque lo que viene después lo arregla prácticamente todo.
Recomendamos que terminen de leer este comentario sólo si han visto la película. Eso sí, manténganse en sus asientos luego de los créditos finales.

Con la vuelta de tuerca que se ingenia Parkhill, se explica porque vemos tantas videocámaras a lo largo de todo el film, porque el cliché de latino-latina, las supuestas obsesiones, la edición casi de videoclip de filmaciones en digital y hasta el humor negro que se sentía muy fuera de lugar en la primera parte. Todo es una farsa, estamos siendo testigos de la grabación de una película dirigida a participar en tantos festivales de cine ‘independiente’ que existen, y no podemos sino sonreír con la maquiavélica puesta en escena del director de este snuff romántico, como él mismo lo llama. Todo esto puede ser algo tirado de los pelos pero no se puede negar que mantiene el interés hasta la última secuencia, convirtiéndose en la gran venganza de las inocentes víctimas y a su vez en una crítica a películas que intentan lo que sea con tal de ser recordadas como “the next big thing” en el círculo de films independientes. Un pulgar para arriba.

Laslo Rojas

Artículo anterior
Sonata soledad (1987)
Artículo siguiente
La ciudad del pecado (2005)

11 comentarios

  1. 4 de septiembre de 2005 at 19:57 — Responder

    Yo diría que esta película es de lejos la peor que he visto este año, aunque pensándolo bien “Imposible Amor” de Robles Godoy gana en esa categoría sin ninguna duda, epro esa es otra historia.
    Y la “vuelta de tuerca” es simplemente increíblemente más descabellada que toda la priemra parte de la película. Los útlimos 30 minutos de la película son sencillamente el peor final de una película mala. Tal vez allí radique el mérito de la película, que logra ser mala todo el tiempo, incluso es mala in crescendo.
    A lo mejor no sé ver cine, o tal vez esta es simplemente una película pésima.
    Lo único rescatable de la película: lo que está en su página, Doves con There Goes the fear.
    Como es posible que en Lima se estrenen esas cosas y nunca se haya estrenado Garden State, para poner un ejemplo entre muchos otros.

  2. 5 de septiembre de 2005 at 4:44 — Responder

    Cosa curiosa que menciones a Garden State (dirigida por el actor de la serie ‘Scrubs’, haciendo pareja con Natalie Portman), creo que esa pelicula tuvo cierta resonancia gracias al hype creado por los teens americanos, debido a su interesante soundtrack. Destaca de lejos el tema que solo aparece en el trailer: Such Great Heights de The Postal Service.

  3. Joisos
    13 de septiembre de 2005 at 9:37 — Responder

    Realmente la película es mala, primero una historia de triángulo amoroso demasiada forzada, y luego un final de lo más inverosímil.
    El guionista se las quiere dar de original pero se queda en cero.
    Creo que ya tenemos a la “Película posera del año”.

    PD. Lo único bueno: la música.

  4. 13 de septiembre de 2005 at 14:02 — Responder

    En ese caso, para historias verosímiles habria que chequear más cinema verité =D
    El cine es un ardid, una falsedad, y eso es lo que propone esta película.
    Justo por estos dias estan dando Adaptation en cable. Chequeanla para un mucho mejor y más divertido ejemplo de como contar historias.

  5. joisos
    13 de septiembre de 2005 at 18:56 — Responder

    Adaptation, es simpática(aunque no del todo lograda). Pero a esta película no le encuentro nada bueno. Salvo la música, como ya dije antes.
    Sobre lo de la verosimilitud, es obvio que no todo lo que se filma tiene que ser creible o verosímil (sino dónde quedaría el cine de ciencia ficción y el fantástico), pero esta película dentro de lo que proponía (o intentaba proponer), nunca tuvo lógica.

  6. 17 de septiembre de 2005 at 2:07 — Responder

    Realmente no se como pude soplarme esta pelicula en su totalidad. Si la primera parte es de por si ridícula e intranscendente, la resolución es realmente lamentable. ¿Qué de original puede tener ese pobre y trucado desenlance? No lo sé, da cólera ver como el “novio” trata de explicar la supuesta “realidad” de su obra de ..¿arte? Yo más bien lo comparariría con el peor capítulo de “Gran hermano de Chollywood” (el cual no he visto porsiaca, pero puedo suponer, jejeje). Lástima Gael García por tener que recurrir a estos bodrios para llenar la pantalla, y el desperdicio de la belleza exótica de Natalia Verbeke. Sin duda la peor película estrenada en lo que va del año. Cosa con la que no estaría de acuerdo un fanático de MTV de los últimos años.

  7. Anónimo
    25 de enero de 2006 at 0:10 — Responder

    Dot the I, me parecio muy buena, a pesar de que ustedes no esten de acuerdo conmigo. Tuvo sus fallas, sin duda, pero no puedo negar que el director tenia en mente un gran twist. No me parecio del todo mala. Inexperiencia, novatada.

  8. Ines
    19 de agosto de 2006 at 18:43 — Responder

    Me encanto esta película. La alquilé sin demasiadas expectativas y realmente me sorprendió.
    Una película puede estar mal realizada, pero no podemos negarle a este guionista que logró la idea de generar asombro, sorpresa, por el desenlace de la pelicula.
    Quien dice q es previsible desde el principio, miente.
    Gente, no sean tan cerrados y sepan buscar el costado bueno de una obra de ARTE. (porque lo es, eso está fuera de discusión).

  9. ESTEFANI
    19 de mayo de 2008 at 14:08 — Responder

    es muy buena la pelicula y entretenida deberian sacar obsesion 2 para que tenga el mismo o mas exito de la primera

  10. adriano
    13 de enero de 2010 at 1:30 — Responder

    demasiado buenala pela!!! gente ke no entendio, suele deicl ke es fea

  11. nicoll
    17 de junio de 2010 at 10:50 — Responder

    la canción se llama quizás, quizás, quizás es de Nat King Cole
    http://www.youtube.com/watch?v=bBmZ1pgYdcc
    xau

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Obsesión (2003)