Entrevista a Rosita Rodríguez (Parte 5)

5. Cinemaperú: una gran plaza

Has dicho que si bien es cierto que la lista Cinemaperú sirve para dar información, para formar cuadros, pero de ahí, que la gente se junte y organice, ya depende de la propia gente, ¿no?
Claro, porque las listas tienen esa limitación, en la lista solo se puede dar eso, información, y claro a mí lo que me desbordó, porque yo no me lo esperaba, es que empezaron a solicitar su inscripción los cineastas de toda la vida, de trayectoria, y no sabía porqué, tal vez les interesaría la información que se pasaba en la lista. Entonces ahí me doy cuenta que Cinemaperú no solamente sirve para dar información a la gente que recién empieza sino que es como una gran plaza, como le digo, es una gran ágora donde la gente se encuentra, esta es la función de Cinemaperú, entonces empieza a inscribirse la gente de provincias y todo eso, entonces claro, me doy cuenta que Cinemaperú es el espacio de encuentro y hay que conservarlo como espacio de encuentro.

En los inicios te dirigías a los “videastas emergentes” hasta setiembre de 2002 no eran más de 40, ahora (setiembre 2005) son 790. Para la gente del medio es prácticamente indispensable estar en Cinemaperú. ¿Te imaginabas llegar a este punto?
No. Jamás. Y es una gran responsabilidad. Me pongo muy nerviosa cuando la gente empieza a decirse “zamba canuta” por gusto. Este es un espacio de encuentro, me parece genial la discusión, pero todo manteniendo un límite. Entonces es una norma de responsabilidad, porque claro, si es el punto de encuentro no hay que perderlo. Yo hago todo lo posible para que esa plataforma siga, y me tomo más en serio la labor de moderadora, porque hay gente de Ecuador, de Bolivia, de Argentina, peruanos en el extranjero, gente de Lima, gente que recién empieza, gente con muchísimos años y muchísimos premios encima, con muchísima trayectoria, gente de provincias, gente de las universidades, agrupaciones particulares, hay una persona de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano de Cuba, una congresista… y pienso, a ver como se hace para satisfacer la demanda de todos y no caer pesada y moderar sin que se me escape de las manos y que siga siendo el espacio de encuentro. Pues eso es lo que trato de hacer, tratar de dar información que sirva para todos y a distinto nivel, pero como es tan diversa la gente, sólo puedo llegar hasta ahí, lo demás, las reuniones, las asociaciones, las agremiaciones, todo lo que se pueda hacer en concreto por el cine peruano tiene que nacer a partir de ahí.

rosita spia1

Pero te han propuesto más de una vez como secretaria de CONACINE.
¡Pero claro! Con residencia en Madrid (risas). Es que yo estoy allá, no puedo hacer nada. Tampoco sería justo, las cosas las tiene que hacer la gente que está aquí.

Como decíamos antes, para mucha gente es increíble que sólo una persona haya iniciado y mantenga esto.
A mí un amigo me contó una vez que se pensaba que eran cinco chicos que habían tomado el nombre de “Rosita Rodríguez”, pero un amigo les dijo “No, no, yo he estudiado con ella, sí existe”. Pensarán que soy un holograma, un cyborg, un diseño en 3D. Todo eso me da mucha risa.

¿Y cuánto tiempo le dedicas a administrar Cinemaperú?
Depende. Antes le dedicaba más tiempo porque mi conexión a internet era más barata y más lenta, yo comencé con una conexión de abono de 8 euros, y luego ya pude conectarme con ADSL. Ahora la conexión es rapidísima. Entonces lo que a mí me costaba más trabajo era bajar información, pero cuando quiero mandar algo en concreto… por ejemplo cuando me di cuenta que no podía mandar todos los meses información sobre los festivales, dije: “no, mejor les mando una base de datos con todo lo que tengo” y fueron 4 días… justo coincidió con los intervalos en los que no trabajo, porque claro, como soy freelance, termino mi trabajo y me quedan unos días, entonces ahí me pongo a acumular un montón de información. Entonces cuando me doy cuenta y empiezo a revisar todos los festivales iberoamericanos, la información que recibo en España de los festivales iberoamericanos, latinoamericanos, y veo que no hay una película peruana, digo “no, hay que mandar una lista de todos los festivales en los que hay que estar sí o sí”. Entonces le dediqué 4 días a eso, a 6 horas cada día. Por lo general lo hago en fin de semana o cuando estoy sin trabajo o cuando hay “puente”, porque no son “puentes” son “acueductos” enormes (risas), o sea hay un día festivo y se toman 4 días en los que no hay nada que hacer. Así fue que hice la base de datos de los festivales.

¿Y lees siempre todos los correos? Porque a veces son 20, 30 correos.
Los leo todos, todos, ya me acostumbré, me leo todos, porque esa es mi responsabilidad de estar pendiente de quienes se están subscribiendo a la lista, abro mi correo y veo que han mandado hoy.

¿Y alguna vez has tenido que editar algún correo?
Editar correos, no. A menos que me lo manden personalmente, pero sí cuando veo por ejemplo que en las suscripciones hay personas que tienen varias personalidades, porque eso lo notas con el perfil o con la dirección IP, entonces como es posible que mandes un e-mail con una personalidad, tu mismo te respondas, y luego mandes otro e-mail con otra personalidad, a mi eso me da miedo, me da miedo por la gente. Entonces a ese tipo de persona primero le digo qué está pasando, y después si no responde ahí si lo tengo que dar de baja de la lista de usuarios, porque no me parece honesto para todos los demás. A mí en lo personal me causa desconfianza que alguien aparezca con una personalidad, luego con otra personalidad, ¿qué busca?, ¿a quién quiere confundir? Yo creo que está estafando nuestra confianza, entonces cuando veo esas cosas, que las hay, porque hay mucho loco suelto… que también ha pasado en otras listas, ¿no?

Pero muchos de los inscritos a la lista no escriben, solamente leen. ¿Qué le dirías a mucha gente que tal vez tiene miedo de enviar su primer correo, de opinar en los temas que están en debate?
rosita_spia2Yo creo que es uno de los costos de que la lista se haya ampliado tanto, porque una de las cosas que ocurría al principio es que cualquiera decía cualquier cosa y no pasaba nada. Es más, habían muchos estudiantes que hacían evidente su total ignorancia, porque eran cinevideastas emergentes. Cuando ya empieza a entrar otra gente, yo imagino que hay un poco de pudor, hay gente tímida de por sí, tengo varios amigos con los que converso siempre pero que jamás van a escribir. Hay otra gente que dirá “pero yo que voy a decir al lado de fulano o mengano”. Entonces yo creo que eso es el pequeño costo, incluso pensando en que se trata de un gran auditorio, no siempre encuentras las palabras para decir lo que piensas. Creo que ha sido uno de los costos, que la gente se sienta un poco más apequeñada para hablar, para decir cualquier cosa. Igual pienso que en los foros no se debe mandar cualquier cosa, habiendo tanta gente tienes que pensar lo que quieres decir.

A través de la lista debes haber conocido a gente que antes desconocías. Y cuando vienes al Perú, te buscan.
Uy sí, un montón de gente. Sí, es muy gracioso porque los conozco por el login (nickname) y después los conozco en persona (risas). Entonces me dicen “tú eres “rosasophi”, no me dicen Rosita. Y yo les respondo: tú eres “conunacámaraenlamanoyunaideaenlacabeza” (risas) ¡Ah Melinton Eusebio!

Estás dándole caras a la gente.
Sí, lo que me pasaba el año pasado fue que me ponía a hablar con los amigos que conocía personalmente y estaban al lado de alguien y le decían “te presento a Rosita”, “¿Rosita? ¿rosasophi de Cinemaperú?”, y venían y me daban un abrazote (risas). Eso me pasó con un chico de Trujillo y con Gabriel Quispe, un abrazote entrañable (risas). Me da risa por la situación, pero me enternece, me pongo sentimental.

Claro, porque estás cosechando algo que la gente no lo dice pero sí lo siente, es haber creado una gran familia.
Que bueno ¿no? Es un gusto enorme. No sé si decirlo, pero lo que yo más quisiera es que se siga manteniendo, no como un puente, sino como una gran plaza, una gran plaza que quizá no hubo en el encuentro de Universidad de Lima hace 3 años, o sea mientras yo sepa que existe la gran plaza, se pueden caer todas las leyes de cine e igual vamos a levantarnos de inmediato, igual vamos a tener capacidad de reacción, igual va a venir gente detrás a tomar la posta, es que es una cuestión de supervivencia, sino que hacemos, ¿no?

Rosita, te agradecemos mucho (estamos seguros) a nombre de los 790 inscritos en Cinemaperú, que sin duda van a ser más.
Ha sido muy interesante, muchas gracias.

1. El Refugio: una plataforma y una forma de aprendizaje
2. Cuba: entre ballenas y radioaficionados
3. “Cuando tú te hayas ido me envolverán las sombras”
4. Venga, o salimos todos del hoyo o no sale nadie
5. Cinemaperú: una gran plaza

Artículo anterior
Entrevista a Rosita Rodríguez (Parte 4)
Artículo siguiente
Revista de cine El Refugio

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Entrevista a Rosita Rodríguez (Parte 5)