Y si tienes 100 dólares puedes pasar un fin de semana con David Lynch. Una ganga.