Cinema Paradiso (1989) | Cinencuentro | Clásicos

Cinema Paradiso (1989)

Cinema ParadisoNuovo cinema Paradiso
Dir. Giuseppe Tornatore | 123 min. | Italia – Francia
Música: Andrea y Ennio Morricone

Intérpretes:
Jacques Perrin (Salvatore, adulto), Philippe Noiret (Alfredo), Leopoldo Trieste (Padre Adelfio), Salvatore Cascio (Salvatore, niño), Marco Leonardi (Salvatore, adolescente), Antonella Attili (Maria, joven), Pupella Maggio (Maria, adulta)

Salvatore Di Vita es un exitoso director de cine afincado en Roma. Una noche, luego de regresar cansado del trabajo, su pareja le cuenta que lo ha llamado su anciana madre desde Giancaldo, su pueblo de origen. Salvatore, que está rendido y ya en la cama, apenas oye adormilado los susurros de su mujer, cuando de pronto escucha que ésta dice: “tu madre quiere que regreses porque ha muerto un tal Alfredo”. Esa mágica frase es suficiente para dejarlo insomne y disparar la máquina de sus recuerdos.

Cinema Paradiso

Mientras una torrencial lluvia azota las ventanas de su dormitorio a oscuras, Salvatore (Jacques Perrin) parpadea y eso basta para verse de vuelta en su infancia, en Giancaldo, y nosotros, los espectadores, con él. Ahora es sólo un niño, Totó (Salvatore Cascio), que sirve de sacristán al párroco del pueblo, medio dormido en las misas de alba por falta de alimento y de sueño. La iglesia es también el local del único cinematógrafo del pueblo, el «Cinema Paradiso» («Cine Paraíso»), y el cura es, en su doble calidad de dueño de la ubicación y pastor de almas, el censor que determina según su católico criterio qué escenas deben ser cortadas de cada film que se proyecte a la comunidad.

Alfredo (Philippe Noiret), el operador del cinematógrafo, corta con paciencia rezongona cada escena indicada por el sacerdote (casi invariablemente, besos románticos entre los protagonistas de la cinta). Totó, a quien toda esta situación divierte muchísimo, aprovecha para escamotear trozos de película con los que juega cada noche de regreso del colegio, en el cuartito humilde que su madre, una viuda de la Segunda Guerra Mundial, comparte con él y su hermana menor.

La vida es difícil en la Italia de posguerra y el único entretenimiento del villorrio es provisto por el analfabeto y bonachón Alfredo, un hombre sin hijos que desarrolla por Totó un cariño de padre. Luego de años de candorosa amistad, Totó llega a dominar la técnica de operación del proyector, y se convierte en asistente de Alfredo.

Cinema ParadisoUna noche, sin embargo, ocurre un accidente y el «Cinema Paradiso» se incendia y destruye casi por completo. Alfredo queda ciego, y sólo salva la vida por un acto heroico del pequeño Salvatore. El local es restaurado por un empresario del pueblo, y Totó se convierte en el nuevo operador del cinematógrafo. Ya es un joven (Marco Leonardi), y se enamora por primera vez, emprendiendo una relación tormentosa que a la larga se disuelve. Alfredo, en un acto paternal, lo obliga a irse del pueblo donde sabe que no hay futuro para él, y le hace prometerle que jamás regresará, por ningún motivo.

Ahora la muerte de su amigo hace que Salvatore regrese a Giancaldo y se reencuentre con todos los personajes de su pasado, sobre todo con el viejo local del Paradiso, que está a punto de ser demolido para dar paso a un «moderno estacionamiento». Ahora le toca a él resolver todos sus conflictos previos.

Análisis

La tradición de sentimentalismo del cine italiano no va en esta ocasión en desmedro de la calidad de la realización. Giuseppe Tornatore creó un clásico que se seguirá proyectando y viendo desde los más diversos formatos, porque el mensaje es universal: la nostalgia (literalmente, «dolor por lo lejano») como conmovedor reino de lo que el tiempo nos arrebata minuto a minuto, dejándonos sólo memorias.

La fotografía de Blasco Giurato y la música de Ennio Morricone (el tema de amor es composición de su hijo, Andrea) complementan a la perfección esta pequeña joya, que no apela a la violencia ni al sexo para atraer y tocar nuestras emociones.

Escena favorita

El momento cuando Salvatore, ya de vuelta a su vida, descubre lo que contenía la pequeña lata entregada a él por la viuda de Alfredo, como último regalo de éste: una secuencia de todas las escenas cortadas cuando él era un niño, armada cuadro a cuadro por la infinita paciencia y amor del anciano ciego, como un último mensaje a su hijo espiritual.

Martín Vargas Estrada

Artículo anterior
I’m Not There, inusual biopic de Bob Dylan
Artículo siguiente
Christopher Doyle decepcionado con The Departed, de Scorsese

26 comentarios

  1. Avatar
    Mario
    25 de mayo de 2006 at 20:59 — Responder

    Quizas sea un comentario poco técnico…solo puedo decir que Cinema Paraiso ha marcado mi vida…es una de esas peliculas que se te quedan el corazon (sin ser necesariamente empalagosa)…Tierna hasta el final…

  2. Avatar
    25 de mayo de 2006 at 23:26 — Responder

    Un gran final.

  3. Avatar
    Norma Malaver Araujo
    26 de mayo de 2006 at 13:01 — Responder

    La cinta es un típico melodrama italiano (propio de un director como Tornatore), pero muy bueno. Estupentas actuaciones (extraordinario Phillipe Noiret como el maduro y tierno Alfredo) y la maravillosa colaboración del infaltable Ennio Morricone quien compuso una banda sonora para el recuerdo. Una cinta para tener en la colección, con un final inolvidable, 100% sentimental.

  4. Avatar
    Giuliano
    28 de mayo de 2006 at 10:43 — Responder

    Si se puede describir en una palabra seria «Linda», con sus defectos y virtudes una historia que te envuelve y te llena y deja un mensaje de amor, con un final inolvidable.

  5. Avatar
    20 de junio de 2006 at 14:03 — Responder

    Hola,

    Enhorabuena por tu post, hace unos días he publicado en el blog un artículo sobre la explotación comercial de la película en varios países:
    http://markefilm.blogspot.com/2006/06/nuovo-cinema-paradiso.html

  6. Avatar
    marcos
    1 de octubre de 2006 at 19:48 — Responder

    una pelicula que trasciende, la he visto varias veces, y nunca deja de cansarme, creia que, despues de la pelicula «nos habiamos amado tanto» de Ettore Scola, no veria otra pelicula que llenase mi alma, pues bien, me equivoque, cinema paradiso me demostro que hacer buen cine, depende de la fuerza espiritual que le pongas.

  7. Avatar
    karina
    3 de octubre de 2006 at 8:37 — Responder

    es una pelicula hermosa, me cautivo por el carisma de salvatore cuando era niño, despues por simpatia
    cuando este fue grande.
    la e visto en estos dias hasta ahora no he podido olvidarla.

  8. Avatar
    26 de noviembre de 2006 at 8:07 — Responder

    simple y llanamente un peliculon, me encanta la secuencia donde TOTO se esperando a su amada toda la nochee…eso es amor…
    la recomiendo a todos los que les gusta el CINE…un homenaje al CINE MUNDIAL

  9. Avatar
    2 de diciembre de 2006 at 13:42 — Responder

    Quiero informar que en el ultimo relanzamiento de la pelicula en DVD se ofrece otro final de la pelicula. Esta version alternativa agrega unos 10 o 15 minutos adicionales y no es sino el «desencuentro» entre Salvatore(Toto)y Maria, su eterno amor. Este final alternativo para mi rompe el hechizo romantico y sufrido de Salvatore, pues su busqueda de Maria fue esteril y solo le quedan sus recuerdos y la frustracion de no poder ser feliz pues ella no esta a su lado.
    Esta pelicula esta entre las peliculas Italianas que mas aprecio y a la que definitivamente guardo un afecto especial.

  10. Avatar
    claudio
    18 de diciembre de 2006 at 16:20 — Responder

    extraordinaria.realmente una gran pelicula

  11. Avatar
    miroslava
    19 de diciembre de 2006 at 21:23 — Responder

    Para mmi esta pelicula es una de mis favoritas la e visto demaciadas veces soy una de las seguidoras de esta pelicula la compre y mantengo el disco de la musica original pero yo tengo dudas de una parte que le quitaron dicha pelicula que viendolo bien seria la parte donde se encuentra con elena y tendría que ver la original para saber que fue lo que hablaron y personas que conozcan bien esta pelicula tendrán la misma que yo en conclusión es una hermosa historia

  12. Avatar
    José Caro
    20 de enero de 2007 at 11:17 — Responder

    La he visto un montón de veces, desde aquel día que la vi por primera vez hace como cuatro años, en la Feria del Libro de aquella época. Y siempre quedo con la misma sensación: LA MEJOR PELÍCULA QUE HE VISTO EN MI VIDA. Todo un canto a la amistad y a la magia del cine.

  13. Avatar
    Daniela Ambrosio Cabral
    24 de enero de 2007 at 22:10 — Responder

    Reelamente es una pelicula las mas hermosa que he visto en mi vida.
    Lo que quisiera saber donde podria conseguir la parte que el director no ha puesto en la pelicula, como la parte en que Elena y Toto se encuentran luego de unos años.
    Gracias por su atencion.
    Daniela

  14. Avatar
    Mitnick
    28 de enero de 2007 at 20:20 — Responder

    Definitivamente es una pelicula hermosa, pero a mi parecer con ciertas «torpesas» en algunos puntos que me hacen no disfrutarla del todo, como por ejemplo aquella escena en donde Toto salva la vida de Alfredo, no se me hace creible que un niño ta pequeño pueda arrastar el cuerpo de un tipo como Alfredo, y la otra escena en la que Toto decide esperar a su amada (8 MESES!!!)y cuando finalmete este pierde las esperanzas, ella decide aceptarlo y todos «felices», todo esto muy romantico y tal, pero se me hace enpalagozo… en fin una gran pelicula con una gran fotografia, musica entrañable y un final inolvidable… see you around :)

  15. Avatar
    16 de mayo de 2007 at 11:00 — Responder

    Buenas,
    La he visto muchas veces, como homenaje al cine: excelente, como drama romàntico: tierna, en suma una gran pelìcula, de las mejores que he visto, a partir de esta sigo la carrera de giussepoe tornatore(malena y del cine italiano en general, buena 5 estrellas.

  16. Avatar
    adriana
    22 de mayo de 2007 at 22:40 — Responder

    muuyy linda la pelicula,sobre todo el personaje de toto kuando era niño muy simpatico e inocente..el final muy komo k melankoliko…definitivamnte muy linda pelicula

  17. Avatar
    NaNillA
    26 de junio de 2007 at 7:34 — Responder

    INCREIBLE. fantastica, espectacular!!

  18. Avatar
    Roscio
    13 de julio de 2007 at 9:48 — Responder

    Señores nunca me llamo la atención el cine hasta después de ver cinema Paradiso y otras mas películas, que lo único que me has hecho seguir creyendo que el verdadero amor y una amistad pura existen y existiran, mientras arendamos a ver almas y no simples muñecos de aparador esta pelicula es increible no tengo palabras solo me basta con decirles que con tan solo ver una foto de alfreto o toto no puedo evitar una lagrima

  19. Avatar
    17 de julio de 2007 at 21:53 — Responder

    muy buena pelicula megusto mucho en lo particalar po que mi trabajo es proyecciniste de cine y ay muchas cosas en la pelicula que nunca cambian en el ambiente

  20. […] jóvenes agredieron y asaltaron al realizador italiano Giuseppe Tornatore, director de Cinema Paradiso y Malena, el último martes en barrio del Aventino de Roma, a pocos metros del Circo Massimo. Como […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Cinema Paradiso (1989)