Silent HillSilent Hill
Dir. Cristophe Gans | 127 min. | Canadá – Japón – EE.UU. – Francia

Intérpretes:
Radha Mitchell (Rose Da Silva)
Sean Bean (Christopher DaSilva)
Laurie Holden (Oficial Cybil Bennett)
Deborah Kara Unger (Dahlia Gillespie)
Alice Krige (Claudia Wolf/Christabella)
Jodelle Ferland (Sharon DaSilva/Alessa Gillespie)

Estreno en Perú: 20 de julio del 2006

Sharon DaSilva es una pequeña niña que sufre de sonambulismo. Mientras se encuentra en ese estado, lo único que menciona es “Silent Hill”. Rose Da Silva, la madre, se arriesga e intenta por sí sola develar el misterio de aquel lugar. Pero la verdad sobrepasa los límites de la imaginación pues su hija es parte de una terrorífica maldición producto del carácter conservador y religioso de los enigmáticos habitantes de este pueblo fantasma.

Silent Hill

Las adaptaciones de videojuegos en cine han sido por regla general desastrosas. Hasta que llega Silent Hill. La trama empieza con pie derecho, con una historia sencilla pero que atrapa desde el primer momento y un guión hasta ese momento está felizmente exento de shocks baratos y más bien centrada en la misteriosa desaparición de la pequeña Sharon.

A Rose DaSilva (Radha Mitchell) se le une una sexy policía (Laurie Holden, la recordada Marita Covarrubias de la serie The X-Files) y ambas tratarán de encontrar a Sharon, topándose con personajes realmente diabólicos y que causan no menos de un susto en los espectadores.

¿Lo mejor de la película? Definitivamente la parte visual. Efectos muy bien logrados que crean una atmósfera gótica y decadente, algo que no se veía (exagerando la cosa) desde Hellraiser.

Silent HillLamentablemente cuando todo parecía indicar que estábamos ante una correcta cinta de horror, la trama se torna absurda. Ésta falla en tratar de explicar lo inexplicable y se prolonga más de lo debido, el mismo error que comete la cinta anterior del francés Gans, Pacto de lobos.

Pero al finalizar, tarde ya, el film vuelve a tomar el cauce y con dos tipos de fotografías distintos cierran una historia que pudo haberse convertido en algo más que un mediano producto. Aunque considerando las últimas cintas estrenadas basadas en videojuegos (Doom, Alone in the Dark, House of the Dead), esta es, sin duda, la mejor.

Johan Tábori