La función central de la cinta chilena Fuga, ópera prima de Pablo Larraín, fue ayer viernes 4 en la Sala Azul del CCPUCP. Ahí estuvimos para cubrir la presentación de la película por parte del propio director y del protagonista, el joven actor Benjamín Vicuña. A las 8:00 p.m. entraron los invitados, el conocido actor peruano Santiago Magill fungió de presentador, dando pase a Benjamín. Él agradeció a los organizadores del festival, y además pidió al público presente una mente abierta al momento de ver la película. Luego dió paso al director Larraín, quien prefirió obviar el micrófono y hablar a garganta pelada. Él resumió su película con una alegre dicotomía: “es sencilla y complicada, larga y a la vez corta”. Llegaron entonces las risas del público y los aplausos a los dos chilenos que nos visitan en el décimo ElCine. Sólo podemos añadir que el film juega con elementos musicales (de ahí el titulo) y a pesar del buen intento no logra plenamente su cometido, casi podríamos decir que es una sinfonía inconclusa.

Pablo Larraín Santiago Magill Público en la función del film chileno 'Fuga'