No te espantes si lees en los créditos de La casa de los sustos (Monster House, 2006) el nombre de Robert Zemeckis, uno de los productores de la película. Esta divertida cinta de animación no tiene nada en común con su Expreso polar, mas que el proceso digital con el que fue elaborado.

A diferencia de aquel bodrio, en La casa de los sustos el director Gil Kenan sí explota al máximo los recursos con los que cuenta. Se nota en él y en esta producción el feeling cinematográfico tan palpable en las cintas ochenteras de Steven Spielberg -que se resume en el sello de su compañía Amblin Entertainment. No es casualidad entonces que el Rey Midas sea productor de la cinta, junto al inefable Zemeckis.

Vean La casa de los sustos, lleven a sus hijos, primos, sobrinos. Es divertido en especial sentir la reacción de los más pequeños frente a esta película de “sustos”, con algunos guiños que quizá solo los adultos podremos entender. Aquí el trailer.