La felicidad de Watanabe

Cuando sentía que el cine peruano había entrado en una incapacidad para renovarse, aparecieron tres películas que modificaron el panorama: Días de Santiago, Chicha tu madre y Madeinusa.
José Watanabe, poeta y guionista, confesando qué lo hace feliz
(Revista Caretas, #1948)

 

Artículo anterior
Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera (2003)
Artículo siguiente
Créditos iniciales de Catch Me If You Can

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

La felicidad de Watanabe