Ver o no ver: Distant Voices, Still Lives

Continua la muestra Ver o no ver – Cine selecto para no distraídos. Hoy se podrá ver la segunda película del inglés Terence Davies: Distant Voices, Still Lives (Voces distantes, aún viven) que narra la historia de una familia de Liverpool en los años de la guerra. La película está dividida en dos partes y se vale de los recuerdos del mismo director para poner en pantalla un relato sensible y emocionante, pero con un estilo cercano al de Robert Bresson. Vean un tráiler de la película y háganse un favor yendo a verla esta noche en El Cinematógrafo (Av. Pérez Roca 196 – Barranco), no se decepcionarán.

Lunes 11 de diciembre – 7 p.m.
Voces distantes, aún viven (1988 – 85 min) de Terence Davies
Inglés con subtítulos en castellano
Además: El desahogo, cortometraje de Giselle Barthe (Perú)

Artículo anterior
El Grupo Chaski gana el premio Moviliza de la Asociación Ashoka
rocio llado y norma martinez
Artículo siguiente
Rocío Lladó recibe auspicio para su filme “Teresa, la novia del Libertador”

4 comentarios

  1. carlos
    11 de diciembre de 2006 at 13:12 — Responder

    Amigos:

    He visto que el título de la película “Distant voices, still lives” es traducido como “Voces distantes, aún viven”. Esto no parece muy adecuado.

    La palabra “still” puede cumplir varias funciones como adjetivo, adverbio o sustantivo, y su significado varía en consecuencia. El significado de “todavía, aún” es sólo una de las acepciones. Otra acepción frecuente es la de “quieto, inmóvil”.

    Por otro lado, la palabra “lives” no sólo es la tercera persona del verbo “live” (vivir); también puede ser el plural del sustantivo “life” (vida).

    Así pues, creo que “still lives” puede traducirse como “vidas inmóviles” y el título de la película puede traducirse como “Voces distantes, vidas inmóviles”, que además suena mejor.

    Nos vemos en El Cinematógrafo.

    Carlos

  2. 11 de diciembre de 2006 at 14:09 — Responder

    Buscando en la red hemos visto que la película de Terence Davies se traduce simplemente como “Voces distantes” en España y en otros lugares como “Voces distantes, vidas quietas” La gente que está organizando la muestra la ha llamado “Voces distantes aún viven”.

    Como ven, al traducir el nombre de una película no se respeta el significado literal de la misma, muchas veces se busca recrear el nombre conservando el significado. (Aunque otras veces se cometen yerros monumentales en el camino)

    Nos vemos en El Cinematógrafo

  3. 11 de diciembre de 2006 at 15:18 — Responder

    Además, en el argot televisivo norteamericano existe la preposición “still life”, que hace referencia a un cuadro congelado, inmóvil.

    El título de “Voces distantes, vidas (o existencias) inmóviles” no es del todo descabellada, pero cuando le hice está consulta a Enrique Vivar, el programador de VER O NO VER, me hizo notar que la traducción que él ha elegido es la correcta. Dado que él ha visto más de una vez esa película, confío en el sentido elegido.

    Solamente hay una manera de despejarse la duda:

    Ir hoy al Cinematógrafo.

    F.

  4. […] 30 de Junio: Voces distantes, vidas quietas (Distant Voices, Still Lives, de Terence Davies (Inglaterra, 1988, 85 […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Ver o no ver: Distant Voices, Still Lives