“Saló o los 120 días de Sodoma”, en Retro

Esta noche no se pueden perder “la película más polémica, rechazada, discutida y vapuleada de la historia del cine”: Saló o los 120 días de Sodoma de Pier Paolo Pasolini. Va hoy martes 30 de enero a las 10:25 p.m. en Retro (canal 35 de Cable Mágico).

La tragedia contemporánea es que ya no hay más seres humanos, sólo extrañas máquinas que se abaten unas contra otras.

P.P.Pasolini, días antes de su muerte.

Saló o los 120 días de Sodoma

Saló o los 120 días de Sodoma (Salò o le 120 giornate di Sodoma, 1975)

Sinopsis: Durante la Italia de Mussolini, cuatro fascistas capturan en una mansión a un grupo de jóvenes vírgenes para satisfacer sus deseos. En la casa impera el reglamento de los señores, al cual nadie puede escapar. Esta ley los faculta para disponer de la vida de sus prisioneros en cualquier momento y de cualquier modo, y las transgresiones se pagan con la muerte. Dirigida por el controvertido Pier Paolo Pasolini, esta es sin duda la película más polémica, rechazada, discutida y vapuleada de la historia del cine.

Artículo anterior
Casino Royale (2006)
Artículo siguiente
El cine y las nuevas tecnologías (I)

6 comentarios

  1. 31 de enero de 2007 at 0:54 — Responder

    Canto del cisne del maestro Passolini, que estuvo prohibida en España unos cuantos años.
    La razón esgrimida fue, oficialmente, que era asquerosa a todos los niveles (adaptación de la obra del Marqués de Sade..). Sin embargo, una vez estrenada se vió de qué pie cojeaba la censura franquista.
    Sí que hay escenas fuertes, aunque mucho menos que lo que nos vendieron, como aquéllas en que les obligan a los muchachos a realizar coprofagia. Pero la verdadera razón es el ataque a todos los niveles que Passolini, hombre oscuro en su vida sexual particular, pero de gran hondura ética y siempre defensor de la verdad y la libertad, “dedicó” a todos los estamentos, fuerzas vivas, políticas y religiosas, fascistas.
    Eso, lógicamente, escoció bastante en las mentes estrechas de nuestros queridísimos censores de entonces. No hace falta decir porqué.
    En cuanto a la calidad cinematográfica hay que decir que no es especialmente buena, estando por debajo de otras muchas de su autor. Nunca podremos saber si se le había acabado la inspiración o por el contrario “Salo…” era algo que debía sacar de dentro para no corroerle.
    Estupenda fotografía a cargo del ilustre imagenero italiano Toninio Delli Colli.
    Guión de Sergio Citti.

  2. felipe MP
    31 de enero de 2007 at 1:16 — Responder

    Siendo una bestia la había bajado de la internet (e-mule) y guardandola en un cd. Esta semana la veo con mucha pasión y amor como creo yo debería de ser al ver este tipo de películas que calsificándolas, son de las que te hueles que van a cambiar un poco tu vida.

  3. 31 de enero de 2007 at 7:11 — Responder

    A proposito es altamente recomendable un ensayo publicado en la última edición de la revista godard! titulado “La tiranía de un fetiche”

  4. 31 de enero de 2007 at 10:08 — Responder

    Ayer encontré con sorpresa la emisión de “Salo o los 120 dias de Sodoma” en el Canal Retro. Es una oportunidad que no hay que dejar pasar para quienes no la han visto. Esta pelicula ha sido poco accesible por mucho tiempo.

    Otra vez aprovechando la oportunidad pongo a disposición un articulo que escribi sobre Salo en “La Tetona de Fellini”

    http://tetonadefellini.blogspot.com/2006/10/salo-o-la-tirana-sodomita.html

    Espero les guste

    Saludos

    Andres

  5. Ostara
    31 de enero de 2007 at 10:27 — Responder

    Las “120 jornadas” es el perfecto espejo cinematográfico de ese Pasolini nocturno, autor de “Ragazzi di vita”, aquel que en su tiempo criticaba, de día, la moralidad democristiana de una Italia sin italianos y de noche, en cambio, nos enseñaba de qué debe estar echa la moralidad de un buen anarcho-individualista, homosexual e intelectual de su tiempo, lo que sería hoy un buen liberal post-moderno, que se respete públicamente. “Las 120 jornadas” no es pues el espejo de ese mundo contradictorio de adolescentes voluntarios y adultos traidores que fue la Saló nazifascista, sino más bien el espejo silencioso de ese Pasolini nocturno, demasiado Ostiense, demasiado romano como para continuar, luego de las “120 jornadas”, aquello que hubiese podido ser su trilogia “della morte”.

  6. carlos
    15 de febrero de 2007 at 11:50 — Responder

    estaba chevere la pilicula porfa presentenla denuevo

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

“Saló o los 120 días de Sodoma”, en Retro