No queremos llegar a extremos como al que se vieron obligados otros blogs, así que preferimos comentar este asunto aquí: en las últimas semanas -y haciendo memoria, durante casi toda nuestra existencia- hemos recibido lo que nosotros llamamos “comentarios basura”, comentarios que además de no aportar nada a la discusión que el post propone, incluyen insultos, improperios, ataques personales a los autores de la anotación, o a alguna otra persona. A todos estos “asiduos comentaristas” les agradecemos su tiempo y esfuerzo, pero les decimos que esos “aportes” solo permanecerán en el blog el tiempo que nos tome editarlos o borrarlos. No habrá cabida para este tipo de comentarios en Cinencuentro.

Eso sí, siéntanse libres -como lo han venido haciendo hasta ahora- de opinar, criticando, debatiendo, citando, con ironía, con humor, con seriedad, en extenso, en una sola línea, como mejor les parezca. Estén seguros que leemos todos y cada uno de sus comentarios (más de 10,300 a la fecha). Mantendremos entonces el sistema de comentarios sin moderar (a menos que sea spam). Que continúe la conversación.