Tráiler de “Sophie Scholl: los últimos días”

Sophie Scholl – Die letzten Tage, es el título original de un nuevo estreno alemán que llega a las salas peruanas este jueves 19. La chica del título (cuyo nombre se pronuncia Sofi Shol, para los puristas) realmente existió, su nombre completo es Sophia Magdalena Scholl, fue una activista anti nazi del movimiento Rosa Blanca en Alemania, en los años de la Segunda Guerra Mundial. Valiente como pocas, Sophie fue capturada luego de lanzar unos folletos dentro de la Universidad de Munich, el 18 de febrero de 1943.

La cinta es protagonizada por Julia Jentsch, quien coincidentemente ya ha participado en un filme de temática nazi. Me refiero a La caída, la estupenda película de Oliver Hirschbiegel. En esa cinta Jentsch intepretaba un personaje ficticio. En Sophie Scholl: los últimos días ella se luce por sobre el resto del reparto, con sobriedad y mesura en su interpretación, a diferencia de los nazis que son delineados con trazos gruesos, subrayando su fanatismo. Aún así, es una película que merece verse, aquí les dejo el tráiler en inglés:

Artículo anterior
Stephen Frears habla con El Comercio
Artículo siguiente
Ciclo “La música en el cine” en Ventana Indiscreta

6 comentarios

  1. 16 de abril de 2007 at 13:18 — Responder

    Yo estoy tentado a arrojar serpentinas azules desde el ultimo piso del pabellon z de la catolica, con textos como: El cielo cae con las hojas, fuera cipriani, yo tambien ya me fui, y la vida juega en la plaza con el ser que nunca fui… pero creo que eso ya lo hizo Eielson en alguna plaza de italia.

  2. […] Tráiler de “Sophie Scholl: los últimos días” […]

  3. […] Sophie Scholl, los últimos días, es pretexto para hablar del nuevo cine alemán. […]

  4. 23 de abril de 2007 at 5:05 — Responder

    Fui a verla el viernes pasado. Me encanto, aunque la experiencia fue un poco interrumpida por unos desadaptados que no sabian que pelicula veian.
    La actuacion de Jentsch fue brillante, y la historia muy buen ‘pacing’ – lo unico q me parecio raro fue que no parecian pasar los dias.

  5. Juanjo
    8 de mayo de 2007 at 18:45 — Responder

    El director Marc Rothermund, recrea un filme rebelde, heróico, valiento que pide a gritos escritos ¡LIBERTAD!, en una Alemania gobernada por la dictadura de Adolfo Hitler. A pesar de lo que trata no necesitó explicarla con momentos bélicos, como haría otros cineastas ambiciosamente.
    Golpea en el personaje de Sophie Scholl (brillante la actuacion de Julia Jentsch), la única mujer que integra ‘La Rosa Blanca’ un movimiento antinazi, que es detenida con su hermano en una universidad donde fueron a distribuir panfletos, luego es expuesta a un rígido interrogamiento. Desde allí ella muestra coraje en sus respuestas con tal de no revelar a los integrantes de su mismo ideología.
    Así evoluciona el largometraje, en palabreos prolongados y para nada aburridos, ni tediosas, entre Sophie y quien la interroga severamente, sino al contrario provoca nerviosismo, haciendola más intensa. Los instantes finales son autenticamente dramáticos, y el objetivo céntrico de la historia no da su brazo a atorser, se mantiene firme a pesar de lo que va a ocurrir con los protagonistas.
    Para mila mejor en lo que va del año. Recomendable

  6. Lourdes Vásquez
    30 de junio de 2007 at 0:39 — Responder

    Ambientada en el Munich de la década del cuarenta (febrero del cuarenta y tres, para ser más exacta), Shophie Scholl nos narra sucesos verídicos de tres jóvenes que se convirtieron en héroes sin proponérselo al pretender algo que pensándolo bien ha tratado de ser coaccionado a lo largo de los años en todos los estados del mundo, la libertad de cada uno de expresar lo que piense en tiempos de dictadura. En éste caso, tres muchachos que luchan por cambiar las cosas por medio de las palabras, son draconiánamente acallados.
    El film comienza contándonos lo normal que trata de ser la vida de una Sophie que procura pensar en otras cosas, alegrándose la vida cantando con su mejor amiga, al acabar esa escena todo deja la iluminación calida que la envolvía para convertirte en lo que veríamos a los largo de toda la cinta, una Alemania gris verdosa, que al igual que en “La Caída” de Oliver Hirschbiegel, nos proponía a través de ese juego de colores, la negra realidad con la que convivían en ése entonces los alemanes.
    La música está a cargo de Johnny Klimek, quien le añade bandas de avivan las escenas de tensión y libertad, por otro lado vale recalcar entre todos, la actuación de Julia Jentsch, dudo que la película hubiera sido la misma sin su actuación, las expresiones precisas en los diálogos que a pesar de su duración, no aburrían en absoluto; las escenas más sobrecogedoras a mi parecer están dadas por aquellas tomas en las que Sophie vuela en el pensamiento, al imaginarse libre, bien lejos de toda aquella represión con la que es incapaz de convivir e incomprensible de manejar, todo esto de la mano de una fotografía bien llevada.
    Creo que en medio de todo el relato de aquella época que quiso mostrarnos el director, talves lo más trascendente sea la visión de los más altos poderes de aquella “justicia” hedionda, insanos e ineptos de raciocinio, perdidos en un fanatismo desquiciante.
    Y tu…¿lucharías por tus ideales?,… ¿en que pensarías mientras esperas tu muerte?…¿hiciste algo por el mundo?

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Tráiler de “Sophie Scholl: los últimos días”