Uno de los proyectos más interesantes que se podrán apreciar este año es la extraña, pero muy atractiva Color Me Kubrick, que supone el debut del realizador Brian W. Cook. La cinta (que es una coproducción entre Inglaterra y Francia) está inspirada en hechos reales, concretamente en la historia de Alan Conway, un sujeto que se hizo pasar por el legendario cineasta Stanley Kubrick durante el rodaje de Eyes Wide Shut de 1998 a 1999.

El director Cook participó en la mencionada película del maestro como asistente de dirección y actor de reparto. El guión es obra de Anthony Frewin, antiguo colaborador de Kubrick. La cinta está realizada en un tono de comedia mordaz, lo cual le viene más que bien al actor protagonista, el genial John Malkovich. Esperamos poder tenerla pronto entre nosotros.