Yo encuentro a la televisión muy educativa. Cada vez que alguien prende el aparato, yo voy a otro cuarto y leo un libro.

Groucho Marx, siempre ácido e ingenioso, refiriéndose a la caja boba.

Extraído de The House Next Door