Las cinco mejores escenas de Roger Deakins por Roger Deakins

Por si a alguien le cabe dudas, El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford tiene uno de sus atractivos mayores en la fotografía de Roger Deakins, “uno de los grandes”, nominado siete veces al premio de la Academia -dos en la última edición-, ha trabajado con Scorsese, los Coen, Night Shyamalan, entre otros directores de primer nivel. En The Guardian encontramos una selección realizada por él mismo de las cinco escenas que más placer y satisfacciones le han otorgado en su carrera como director de fotografía. Repasemos con Deakins su trabajo:

The Shawshank Redemption

1. The Shawshank Redemption – dir. Frank Darabont, 1994

Es una toma muy fría y omniciente, a la distancia de lo que pasa. Fue realmente dificil ejecutarla. Nos pasamos mucho tiempo planificándola con storyboards y trabajando con el camarógrafo del helicóptero y el asistente de dirección para asegurarnos de que el bus esté en el punto preciso cuando el helicóptero estaba en posición.

The Hudsucker Proxy

2. The Hudsucker Proxy – dir. Joel Coen, 1994

Es uno de los filmes más interesantes que he hecho con los hermanos Coen a nivel técnico. (…) Construimos miniaturas de 14 pies del pueblo y las usamos en un número de tomas. Teníamos que hacerlas coincidir con la ventana a escala natural donde Tim [Robbins] se apoyaba y unirlas con CGI.

Kundun

3. Kundun – dir. Martin Scorsese, 1997

Es una toma increíblemente evocativa por el contraste cultural entre el Tibet, (…) y el tipo de país que puede producir una bomba atómica. Es una escena muy conmovedora dentro de un filme que me gusta en su conjunto. (…) Siempre es díficil filmar cuando haces una proyección y quieres tener la imagen proyectada y la persona que la observa, y necesitas que las dos se vean naturales.

Jarhead

4. Jarhead – dir. Sam Mendes, 2005

Toda la cinta fue un desafío y estoy orgulloso de la manera como se resolvió. El objetivo era crear escenas nocturnas en las que el pelotón estaba a media milla de los pozos incendiados en Kuwait durante la Guerra del Golfo. Yo quería crear la sensación de una atmósfera densa y humeante a través de la cual se podía ver la luz proviniente del incendio.

The Assassination of Jesse James By the Coward Robert Ford

5. The Assassination of Jesse James By the Coward Robert Ford – dir. Andrew Dominik, 2007

[El asalto al tren] es una escena muy expresionista: en realidad sólo hay dos fuentes de luz, una proviene del lamparín de aceite que Jesse sostiene al principio, y la segunda es la luz del tren. Es una secuencia simplemente grandiosa.

Artículo anterior
Claudia Llosa y el susto andino
Artículo siguiente
Otro clásico se fue: el director Jules Dassin

1 comentario

  1. maria eugenia
    31 de marzo de 2008 at 19:58 — Responder

    la escena del asalto al tren es absolutamente una sinfonía de luces, una de las mejores de la pelicula. Me encanta la parte en que la luz del tren recorre el bozque a oscuras e ilumina los rostros de los bandidos con sus burdas mascaras de tela, es casi surrealista.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Las cinco mejores escenas de Roger Deakins por Roger Deakins