Indiana Jones y el reino de la calavera de cristalIndiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull
Dir. Steven Spielberg | 124 min. | EE.UU.

Intérpretes: Harrison Ford (Indiana Jones), Cate Blanchett (Col. Dr. Irina Spalko), Karen Allen (Marion Ravenwood), Shia LaBeouf (Mutt Williams), Ray Winstone (George ‘Mac’ McHale), John Hurt (Profesor Harold ‘Ox’ Oxley), Jim Broadbent (Decano Charles Stanforth), Igor Jijikine (Dovchenko)

Estreno en Perú: 21 de mayo de 2008
Estreno en España: 22 de mayo de 2008

¿Qué se puede decir de la última aventura de Indiana Jones que no se haya dicho ya en cortos, largos y completos reportajes de todo crítico que se precie estar en el mercado?. Hasta se han servido estudios más o menos pedagógicos de lo enfermizo que se esconde detrás de tal mundo audiovisual pirotécnico y compulsivo. He esperado los días más esplendorosos del verano (en esta esquina del globo) para ir a ver la cuarta entrega de mi arqueólogo preferido, Y para dar ligereza al comentario, nada como un listado. Con sus tropiezos y aciertos, aquí van 20 razones para verla.

Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull

20 razones para ver el último latigazo de Indy

¿Qué se puede decir de la última aventura de Indiana Jones que no se haya dicho ya en cortos, largos y completos reportajes de todo crítico que se precie estar en el mercado?. Hasta se han servido estudios más o menos pedagógicos de lo enfermizo que se esconde detrás de tal mundo audiovisual pirotécnico y compulsivo. En fin, que aquí una ha esperado los días más esplendorosos del verano (en esta esquina del globo) para ir a ver la cuarta entrega de mi arqueólogo preferido, Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, (que antes de salir pitando aconseja a sus estudiantes que el mejor arqueólogo está fuera de la biblioteca), donde le vemos revolcarse y ensuciarse frente a los malísimos comunistas en las selvas amazónicas del Perú y en la sociedad de la esquizofrénica amenaza nuclear de los años cincuenta.

Y para dar ligereza al comentario, nada como un listado. Con sus tropiezos y aciertos, aquí van 20 razones para verla:

  1. Porque es la película de aventuras ideal para ver en un cine de verano a cielo abierto, sentado en tu hamaca y disfrutando de un helado que te va a pringar la camiseta por no querer perderte ninguna persecución acrobática.
  2. Porque es, en definitiva, un homenaje al título madre, Indiana Jones en busca del arca perdida, siguiendo las mismas pautas de concepción, y respetando su más pura esencia aventurera, la que ha dado pie a secuelas imitadoras posteriores, como las Momias mil, y demás Búsquedas de tesoros.
  3. Porque es un producto genuino de la marca Spielberg S. Ilimitada, mago de ideas y sagas para hacer caja y entretener a la familia con fórmulas acertadas, y su particular mirada al pasado envuelta en papel celofán. Además de hacer del planeta una aldea, estrenándola el mismo día en todos los rincones.
  4. Porque Spilberg y su pareja de hecho, Lucas, han mostrado respeto por la edad de sus protagonistas, y les han hecho correr y saltar con veinte años más encima, casi nada en el cine actual de tronos ocupados por Cruises, Pitts, Depps, o Dicaprios.
  5. Porque Harrison Ford sigue teniendo un lametón, a pesar de estar un poco tenso y al límite de cruzar la línea del arroz pasado
  6. Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal SkullPorque han compensado las carreras de los abuelillos con la estupenda y siempre carismática mujer mala, aunque sin el fatal. Y quién mejor que esa arcilla llamada Cate Blanchet que lo mismo sirve para ser ángel de rubios cabellos que morena de rompe y rasga con botas militares. ¡Ojos magnéticos!
  7. Porque es una cinta absolutamente retro, revival de las películas aventureras de antaño. Recuerdo de aquellos viejos filmes de héroes trabajados a lo Douglas Fairbanks, Burt Lancanter o Charlton Heston. Un respiro frente a tanto uso y abuso de malabarismos tecnológicos.
  8. Porque siendo retro hasta el tuétano, está recargada de barroca pomposidad, y cartón piedra, aderezado todo ello con buenas dosis de parodia, no solo en lo que atañe a las filiales de la saga, sino al cine palomitero en general.
  9. Porque parodiando, repasamos, dentro de la acción de esta cuarta entrega, mitos de la historia del cine: el rebelde Brando de Salvaje, el Dean de Rebelde sin causa, en la figura del hijo recién descubierto. Desde Rusia con amor, a través de la Blanchett que nos retrotrae a la Garbo de Ninotchka. Sin olvidar ese guiño a Tarzán de los monos, Cuando ruge la marabunta, y una pizca del hortera cine de Kung Fu.
  10. Porque sólo por el toque surrealista de la escena de la prueba nuclear en el desierto de Arizona, merece guardar cola.
  11. Porque todo el entramado de Indiana IV es un tributo al E.T. de “mi caaaasa”.
  12. Porque a pesar de los fallos culturales, típica costumbre de Hollywood, (¡Ay, esas rancheras en Perú!) es una oportunidad para los más jóvenes para investigar que había historia antes de la aparición de los cowboys norteamericanos.
  13. Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal SkullPorque el mundo colonizador tan ensalzado en Indy y sus franquicias, se neutraliza con buenas dosis de renuncia a lo expoliado. Al fin y al cabo la aventura está en la búsqueda, más que en la reliquia en sí.
  14. Porque no cabe duda que pagamos ticket para entrar a un exclusivo parque temático, sin desplazarnos de la aldea.
  15. Porque es un constante abrir puertas y compuertas, que llevan a más puertas.
  16. Porque como el buen vino, el oficio de arqueólogo sigue conservando una mezcla de aromas muy exóticos.
  17. Porque nos gusta eso del látigo, el sombrero a lo Bogart y el cuero usado.
  18. Porque a los que fueron fan de Elvis Presley les encantará esa estética juvenil de rocankroleada maquina de discos, que a las microbarbies y spiderboys del 2008 les sonará a chino mandarín.
  19. Porque en el fondo de todo subyace un buen consejo: estudiar y avivar el conocimiento, a pesar de que sea a través de un artículo de cultura de masas narcotizante. Aunque bien dosificada, toda droga es un placer.
  20. Si las diecinueve razones anteriores no le han convencido aún, quédese en casa, o mejor vaya de picnic.

Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull