cineplanet primavera

Regresaba de la chamba y el tráfico limeño me impedía llegar rápidamente a casa, pensé entonces que, en vez de quedar atracado entre combis, taxis, vendedores, policías y dateros, era mejor meterme al cine más cercano, ¿cuál? Cineplanet Primavera, en el Primavera Park & Plaza, en la esquina de la Avenida Aviación y Angamos.

Primero una breve descripción: Llegar a este complejo es relativamente fácil, está ubicado entre dos avenidas por donde deben pasar más de 30 líneas de transporte, que vienen desde cualquier parte de Lima, y podríamos decir que el entorno vial inmediato esta intacto, cosa rara por estos días en Lima.

Entré al centro comercial escapando del tráfico. Optimista en exceso (como cualquier aficionado al fútbol peruano), decidí buscar estacionamiento frente al cine y, como generalmente sucede, todo estaba lleno (generalmente Perú pierde), pero justo en ese momento vi a alguien que estaba saliendo (a veces Perú gana). Si están con tiempo hagan el intento, sino, de frente al sótano de Ripley.

Llego a la boletería y me encuentro una cola que desanima a cualquiera, pero avanza rápido. Ahora, este complejo tiene 9 salas, lo cual hace que tenga una oferta regularona, es decir siempre encuentras un blockbuster con un montón de horarios, esas películas que si no las ves, pasas a ser (socialmente) un ciudadano de segunda clase, pero también hay de las otras, esas que algunos fundamentalistas de Cinencuentro consideran imperdibles como Eastern Promises, No Country for Old Men, hasta Luz silenciosa (a Wong Kar-wai sí es más difícil verlo por aquí.) ¿Los precios? Como en otros lados, han subido y ahora la entrada está en 13 soles (lunes a miércoles bajan un poco). El cine tiene ciertas promociones, por cada 5 visitas tienes una entrada a tres soles, que vale los lunes, miércoles, jueves o viernes. No está mal, además te incluyen en su base de datos y por ahí, si eres caserito, te regalan un almanaque o te invitan a funciones de estreno. Y si no me equivoco, a Johan lo invitaron una vez a un tono, es decir te engríen.

Entrada en mano me dirijo a la dulcería. La oferta no está mal y los precios más o menos. Siempre duele que una gaseosa y la canchita cuesten como lo mismo que una entrada. Hay más opciones pero todas arrancan desde los 10 soles, dato a tener en cuenta para los que van en plan de afanar. Ya cuando me enrumbaba a la sala me percaté que una tía quería que su hijita -que fácil andaba por los 5 añitos- entre sin pagar. Me parece que hay una ley a su favor por ahí, pero es para otros espectáculos, o sea que ya saben, si van con niños ¡a pagar!

cineplanet primaveraAlgo bacán del Cineplanet Primavera es que cada sala tiene un afiche indicando la película que están proyectando, lo cual facilita las cosas, sobre todo para personas que, como yo, nunca le prestan demasiada atención a los muchachos que te dicen el número de la sala, o que no saben para donde ir cuando entran a un complejo nuevo. Las salas son modernas, buen sonido, pantalla grande, butacas cómodas, aunque no hay facilidades para personas discapacitadas. A veces te castigan con el aire acondicionado, no fue el caso esta vez, pero en algunas oportunidades te ponen el aire como si fuera una clase de spinning y no una función de cine.

Durante la proyección todo bien, sin niños preguntando tonterías, atorrantes hablando por celular, o enamoraditos que pretenden transformar la sala en un telo. Terminada la proyección, todo tranqui, pero a veces el empleado de Cineplanet quiere que salgas por la puerta de emergencia, esa que por lo general te tira fuera del centro comercial, lo cual es más que desagradable si tu carro está adentro, quieres comer, o simplemente te urge ir al baño.

Al salir, las opciones para la conversa post película son bastante variadas y para todo bolsillo. Fuera del centro comercial hay un par de ambulantes que siempre rayan con esas hamburguesas que te cuestan como un pasaje de combi. Está también el food court con KFC, Burger King, Pizza Hut, y demás en el mismo centro comercial. Si están en un plan, digamos, más nice, tienen el T’anta, Antica, San Antonio, y un par de sitios más a menos de 5 minutos (obvio, en carro), todos con valet parking, pero que cuadran el auto ahí nomás (no es de los otros que al salir, no sabes de dónde te traen el carro.) Por último, si desean una conversación más distendida, a unas pocas cuadras está el Centro Comercial Chacarilla, con varios bares, todos ellos con un letrero que nos indica que venden la cerveza a precio justo, con diferentes ofertas respecto a la música.

El Cineplanet Primavera es uno de los cines que más visito, por un tema de comodidad, por ende se hace obvia la recomendación. Como a todos, me gustaría que también pasarán otro tipo de películas, pero al menos me permite ver varias que no encuentras en todas las salas de Lima.

Mapa de las salas de cines en Lima.