Festival de Lima 2008: Lo que se vio en la subsede Trujillo

daniel-ro-presenta-el-acuarelista-en-trujillo

Daniel Ró presenta El acuarelista en Trujillo

Trujillo: espectador y “casi” protagonista

Martes 12 de agosto, los encargados de vender las entradas no daban mayor razón, y todavía había una larga cola de gente esperando detrás. La sala 5 de Cineplanet de Real Plaza, en Trujillo, subsede de la última edición del Festival de Lima, se abarrotaba poco antes de las 7 p.m., mientras se realizaba una pequeña ceremonia celebrada por la UPN, universidad co-organizadora del evento. La sala se llenó al punto que los últimos en llegar a la presentación de El acuarelista tuvieron que verla sentados en las escaleras, o recostados en las paredes del pasadizo de entrada.

Sin embargo, esta afluencia de público, que tampoco podría llamarse masiva (la sala solamente tenía capacidad para 130 espectadores), no fue similar en ninguna de las otras fechas. Sólo el primer día registró una concurrencia similar, aunque sin llegar a llenar la sala. Ese día se realizó una ceremonia de inauguración en la entrada del cine, que fue difundida en los periódicos y en algunos programas de televisión locales.

festival-de-lima-2008-publico-en-trujilloEn ese sentido, la organización ha tenido mejor difusión que en otras ocasiones, debido en gran medida a la película dirigida por Daniel Ró(dríguez), que es también rector de la UPN. Sin embargo, películas de calidad indudablemente superior como Luz silenciosa o algunas de las pocas que se presentaron en competencia, se vieron opacadas por la falta de una cobertura equilibrada en todos los días del festival y de actividades relacionadas al evento. Mucha gente perdió así la oportunidad de ver películas que de otro modo serían imposibles encontrar, por lo menos en un cine de una oferta más que pobre en su cartelera habitual, como el trujillano.

Por eso podríamos considerarlo un éxito relativo. Quien no va al cine porque no encuentra películas que merezcan pagar lo que cuesta una entrada, encontró por fin, por unos días, películas diferentes, que no suelen llegar por aquí y quizás tampoco por el resto de provincias. La importancia de la descentralización del Festival radica en que son justamente las provincias las que tienen menor calidad de cine, de oferta casi monopólica, a excepción de los cineclubes, que en Trujillo tampoco son abundantes.

Indudablemente, el Festival de Lima ha tenido en esta ocasión una mayor difusión gracias a la exhibición de El acuarelista dentro de la competencia oficial, ya que ha sido percibida por el público trujillano como una producción casi local, debido a las relaciones de su director con la UPN. Esperamos que no sea éste el único motivo por el que la universidad se animó a co-organizar el evento, para que esta experiencia pueda repetirse pronto en los próximos años. El público demostró que sí le interesa el buen cine, que puede llenar salas y acudir sostenidamente, si se le informa adecuadamente como ha sucedido, la mayor parte del tiempo, en esta oportunidad.

Hernán Hernández Kcomt
Fotos: Galería UPN

Artículo anterior
Pusan 2008: Fuerte presencia asiática y ocho filmes surcoreanos
Artículo siguiente
Tráiler de "Vidas paralelas", de Rocío Lladó

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Festival de Lima 2008: Lo que se vio en la subsede Trujillo