Esta semana aparece por las carteleras peruanas una nueva película de suspenso. Lo curioso del asunto es que se trata de una producción noruega. Escalofríos es el título que se viene utilizando para Fritt vilt (Cold Prey en su lanzamiento internacional). Se trata de una interpretación de las slasher movie, pero adaptada en el paisaje nevado que caracteriza al país del norte. Veremos a un grupo de amigos que se mandan a la aventura por un viaje hasta el lugar perfecto para practicar snowboarding. Los problemas comienzan cuando uno de ellos se fractura una pierna y los demás deben pasar la noche cuidándolo en el hotel abandonado que hallan como único refugio. Los espera un morador escurridizo, pero con tantas ansias de sangre como Leatherface. Esta película, dirigida por Roar Uthaug, se convirtió en un éxito en 2006, y por estos días se ha estrenado una secuela de mayor proyección internacional. Miren un poco de estas presas frías.