Dioses

En sus ediciones dominicales El Comercio y Perú.21 revisan el nuevo estreno peruano que entró en cartelera el jueves pasado. El nuevo filme de Josué Méndez no termina de convencer a Alonso Izaguirre de Perú.21, que considera a Dioses, “un irregular drama sobre la burguesía local”:

Siempre hay algo sórdido en lo que atrae a Méndez, como la obsesión sexual que Diego tiene hacia su hermana Andrea –recordemos que en Días de Santiago, el padre del protagonista abusaba de su propia hija–, un plus dramático que se percibe artificioso, convirtiéndose en un lastre para el desarrollo del filme. Ese bache también se siente en la relación de Diego con su padre Agustín. […]

Sin embargo, pese a los reparos, debemos reconocer en Méndez ese alejamiento del facilismo que aqueja a algunos directores locales, más empeñados en mostrar gansadas en imágenes que son apenas ilustraciones de diálogos escritos en papel.

Mientras que Raúl Cachay en El Comercio se entusiasma algo más con la cinta, y espera los próximos trabajos de Méndez:

El padre que abruma con la magnificencia de su billetera (Edgar Saba con el obligatorio bigotito ‘facho’ que parece indesligable a este tipo de papeles, como los que tuvieron Hernán Romero en “No se lo digas a nadie” y Gianfranco Brero en la serie “Esta sociedad”), la hija disforzada (Anahí de Cárdenas, otra graduada de “Esta sociedad”), el hijo confundido (Pedro Gjurinovic, otro de los hallazgos del realizador en esta cinta) y la madrastra arribista (notable Maricielo Effio): todos son arquetipos en torno de los cuales se moviliza un nutrido coro de voces y presencias que, en un espacio como este, solo pueden formar parte de dos grupos perfectamente antagónicos, los de arriba y los de abajo.

Méndez explora este mundo dividido con el pulso firme de un documentalista que no tiene miedo de acercarse a la cuna misma del león para retratarlo en su cotidiano salvajismo, pero en su visión también hay lugar para la compasión: estos personajes, aunque sus acciones por momentos nos indiquen lo contrario, sí tienen caminos de redención. “Dioses” seguramente desatará una polémica similar a la de “Días de Santiago” entre la crítica local, pero es indudable que este es un nuevo y valioso aporte del realizador a la endeble filmografía nacional. Que venga pronto la tercera.

Extra: Alberto Villar en Cinesífilis también la comenta así: “Dioses convirtió una ilusionada espera en un autogol de media cancha”.