Kate in Berlin

La primera jornada del festival trajo un nuevo reconocimiento para Kate Winslet. La actriz presentó fuera de competencia The Reader, dirigida por Stephen Daldry, y por la cual esta nominada al oscar como gran favorita. La prensa y el público presente ovacionó a la actriz por su papel de Hanna Schmitz, ese inolvidable personaje creado por el escritor Bernard Schlink, que pasa de ser una extraña y amorosa presencia a convertirse en símbolo siniestro del pasado en la Alemania de la postguerra. Tal vez por esto último no ha faltado cierta reticencia a ver un personaje y una historia tan locales, dentro de una realización anglo-estadounidense. “Mi responsabilidad ante ese papel era dar con el equilibrio necesario para interpretar a una mujer capaz de amar y de expresar ternura, y también de haber estado entre ese personal de selección”. Esto es lo que dijo la actriz terminada la proyección a la cual también acudieron Daldry y los co protagonistas Ralph Fiennes y David Kross, ambos interpretan al mismo personaje, Michael Berg, pero en distintas épocas. Su presencia y la buena recepción a su trabajo terminaron opacando las otras presentaciones del día que incluyeron a Ricky del francés François Ozon, y Lille Soldat de la realizadora danesa Annette K. Olesen.

(Vía El País)