La teta asuatada en BerlínEn estas últimas horas del festival siguen apareciendo muchos comentarios acerca de la película de Claudia Llosa. En su mayoría son reseñas y críticas muy favorables, en las que se ha destacado no solo el aspecto exótico de la historia, sino también el interés que ha despertado la particular sensibilidad de la realizadora y la actuación de Magaly Solier. Ciertamente se destaca que no es una película para todos los gustos, pero su tratamiento especial le anticipa más reconocimientos.

En la web francesa Arte.tv aparece lo siguiente:

La Teta asustada constituye un alto punto en el cine de autor femenino. Se magnifica el papel de la espina en el costado colocada con más amargura que nada en su lugar. ¿Quién sino Claudia Llosa se atreve a combinar la orgánica y la política, la más común de las vaginales deformidades del cine de David Cronenberg, y la reivindicación política heredada de Costa-Gavras? Nadie en realidad. En esta ficción en la que los matrimonios y los funerales interfieren con la visión de un ataúd, o con el ruido de una orquesta de baile, se puede decir que la necesidad de “comisiones de verdad” y reconciliación en el país, está devastada pervertida.”

Por su parte, Deutsche Welle-World dice sobre la película:

“Mientras tanto en el silencio que fluye, la directora Llosa muestra secuencias de imágenes de “la pasión de Fausta”. Algo de la película recuerda, en su mezcla de escenas realistas y fantásticos momentos, grandes ejemplos de la literatura latinoamericana. La teta asustada requiere paciencia de los espectadores, sobre todo porque se basa en los detalles realmente extraños que se deben asumir.”