Excusas para ver “Luciérnagas en el jardín”

fireflies

Si “Sale Willem Dafoe” no es suficiente para convencer a alguien que te acompañe al cine a ver Fireflies in the Garden, esa que ‘parece una pela indie para ver en DVD’ (Antolín dixit), quizá puedas intentar con “Sale Julia Roberts“. Eso casi me pasa. Hay que aceptar que no todos tienen que saber, por ejemplo, que Dafoe está en la última película de Von Trier, que mueres por ver, y que todo el mundo sí sabe quién es Julia Roberts. Pero si prefieres no mencionarla, puedes usar esta mejor carta: “sale el Duende Verde“. Y no es casual, el personaje de Dafoe en Fireflies es un papá hijoeputa tan hijoeputa como el viejo de Harry Osborn. Villano que le dicen, Dafoe sabe de eso.

Otra buena opción: “Sale la porrista de Héroes“. Con esa no tienes pierde… a menos que te enteres recién leyendo en los créditos iniciales: “Hayden Panettiere“. Sí, ‘Claire’ aparece en Fireflies en todo su esplendor adolescente, aunque aquí su único superpoder consiste en jugar un rato con las hormonas de su sensible y tímido sobrino con lentes. Si bien es difícil creérsela haciendo la versión joven de una Emily Watson, ambas hacen el intento, y mal no les queda.

Una por las dudas: “Sale Deadpool“. ¿Quién? Durante toda la proyección juré que uno de los protagonistas, Ryan Reynolds, aparecía en una película de superhéroes, cómics, o similares. Recién ahora recuerdo (gracias IMDb) que lo ví en Wolverine, casualmente haciendo un papel parecido -en lo superficial, obvio- con el que le toca en Fireflies. El tipo no deja de soltar frases ingeniosas, réplicas sarcásticas, llenas de humor negro. En Fireflies nadie le cose, literalmente, la boca para que se calle, pero por lo menos se encuentra a sí mismo, resuelve ciertos rollos personales, y ese tipo de cosas que suelen suceder en las ‘pelas indies para ver en DVD’. Reynolds es un tipo de actor, como me decía Lupi, al que le ves la cara y de golpe te da risa, seguramente porque lo recuerdas de otras cintas más bien ligeras, adolescentes. Extraño cast el de Reynolds (aka. esposo de Scarlett) para una pela como ésta.

¿Necesitas más? “Sale Mr. Fantástico“. Sí, a estas alturas ya no parece casualidad que la directora de casting haya hecho esta selección tan geek, pero ahí lo tenemos a Ioan Gruffudd metiéndose -sin necesidad de estirarse demasiado- donde no debe, pero dándole felicidad, literalmente, a una canosa y arrugadita Julia Roberts. Por si la necesitas, una yapa: “Sale Trinity“. Carrie-Anne Moss, siempre de negro, aunque no en látex, descalza en los tejados, haciendo lo que uno (no) debe(ría) hacer en el funeral de la suegra.

Bueno, con eso creo ya tenemos cubiertos a todos los superhéroes y mutantes que aparecen en este inusual estreno, opera prima de un tal Dennis Lee (y si quieren saber de qué va la pela, nada como las siempre graciosas sinopsis de Cineplanet y El Comercio).

Artículo anterior
Ciclo a Manoel De Oliveira en Filmoteca PUCP
Artículo siguiente
Coco avant Chanel (2009)

3 comentarios

  1. Milton Calopiña
    8 de junio de 2009 at 12:36 — Responder

    Estimado Laslo: lamentablemente desde que Dafoe hizo en 1999 The Boondock Saints the Paul Smecker, ya no es garantía. Esa peliculeja, que me vi obligado a ver en uno de mis sufridos viajes de bus (y que el cable via Golden Choice pasó hace poco), es sin dudarlo la peor película que he visto en mi vida y la actuación de Dafoe es tan lamentable, que sólo te queda reirte de él.
    Saludos
    Milton

  2. Rodrigo
    8 de junio de 2009 at 16:06 — Responder

    En fin Laslo ¿te gusto o no? Creo que no eres muy claro…

  3. 8 de junio de 2009 at 16:35 — Responder

    ¿Que no soy claro si me gustó o no? Hmm… Cómo voy a ser ‘claro’ en eso, mi intencion no es opinar sobre la pelicula, sino sobre la anécdota de su casting. En fin…

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Excusas para ver “Luciérnagas en el jardín”