En esta oportunidad se da a la inversa de lo habitual, que Hollywood retoma un filme valioso de algún lugar del mundo, y con especial frecuencia de la cinematografía asiática. El maduro Zhang Yimou ha empezado hace tres semanas el rodaje de San Qiang Pai An Jing Qi (Amazing Tales: Three Guns o El increíble caso de los tres disparos), que viene a ser el remake de Blood Simple, la virulenta opera prima de los hermanos Ethan y Joel Coen a veinticinco años de su estreno, en 1984. La cinta, una producción chino-japonesa de Beijing New Picture Film Co., empresa de Yimou, será protagonizada por Sun Honglei, el cómico Xiao Shenyang y la actriz Yan Ni.

Los hermanos Coen crearon un envolvente relato criminal, cercano a las coordenadas argumentales de El cartero llama dos veces, pero en medio de una atmósfera de horror. Se trataba de un triángulo de violencia originado entre la joven y seductora Abby (Frances McDormand, la esposa de Joel Coen); su marido Julian, dueño de un bar en Texas; y el empleado de éste, Ray. El desencadenante será el informe del detective privado que contrata Julian, obsesionado por la infidelidad de su amada. Vean el tráiler del original:

(Vía Las horas perdidas)