Festival de Lima 2009: Altiplano

altiplano-2

La peregrinación y el camino como medio de redención es la manera más básica que el ser humano ha demostrado al momento de querer expiar sus miedos, dolores y tristezas. Los viajes y el constante andar vuelven tangible lo imposible de expresar en momentos de profunda desolación. Es por eso que el dolor de partir no se compara al momento de encontrar el final del recorrido. ¿Qué sigue después? Se gana el consuelo buscado o simplemente uno se estrella frente a una pared que siempre estuvo ahí y que solamente se movía con nosotros.

Esa es, para mí, la base central de Altiplano, que se cuelga de un tema de aparente denuncia social como lo es la contaminación por mercurio de parte de una mina en lo alto de un olvidado pueblo serrano. Una contaminación física y mental, que va oscureciendo no sólo la vista de sus habitantes, si no también su sensatez.

Tal vez el punto de quiebre en las opiniones de los espectadores viene sobre cual es la real dimensión del filme. Personalmente no creo que el tema de la contaminación, del olvido y la injusticia social se desarrolle de manera homogénea en la película. Muy por el contrario, éste va perdiendo relevancia a medida que vamos interiorizándonos con los personajes, los descubrimos y entendemos el paralelismo entre sus principales, una convincente Jasmin Tabatabai, como Grace y nuestra popular, y cada vez más versátil, Magaly Solier como Saturnina, ambas como centros de fortaleza pero sobretodo, como mujeres. Como mujeres que se ven solas frente a la pérdida y la muerte del hombre querido y que tienen la necesidad de encontrar una salida que les permita comprender el porqué y sobre todo calmar el dolor. Es así que la película empieza a cargarse de alegorías que nos ayudan seguir el viaje de introspección de las protagonistas, orquestado con una ostentosa banda sonora. Pomposo, dirían algunos. Efectivo, diría yo.

Completando el círculo de sensaciones tenemos la imagen y los colores que en cada momento nos recuerdan la naturaleza esencial con la que conviven los habitantes de Turubamba y que me hacen pensar cómo se ha ido transformando el contacto con nuestro entorno en ciudades tan numerosas como la nuestra. Entonces la peregrinación termina cuando uno logra encontrar contacto entre el motivo de la partida y la realidad, que resulta fatal para una pero redentora para la otra. Nuevamente nos encontramos frente al hombre, su espiritualidad y su medio, cualquiera sea el contexto: contaminación, injusticia, intolerancia o simplemente desamor, Altiplano nos muestra esas accidentadas geografías que componen nuestro espíritu.

Artículo anterior
Venecia 2009: Homenaje a la carrera de Sylvester Stallone
Artículo siguiente
Tráiler Red Band de "Legion", los ángeles nos visitan

9 comentarios

  1. Coco Torres
    13 de agosto de 2009 at 11:22 — Responder

    ¿Magaly Solier es versatil?

  2. Coco 2
    13 de agosto de 2009 at 11:40 — Responder

    versatil= 3 pelis este año, dos estrenadas, una rodando, conciertos, etc…

  3. Andres Pilco
    13 de agosto de 2009 at 12:15 — Responder

    versatil quiere decir diverso, no numeroso y aunque nos duela magaly es siempre la misma y si la escogen es por su biotipo no por su especial talento o su expresivida (que no tiene)

  4. Coco 2
    13 de agosto de 2009 at 12:54 — Responder

    Diverso: cine, musica,…y bueno, ella siempre lo ha dicho, no es actríz.
    “y si la escogen es por su biotipo no por su especial talento o su expresivida (que no tiene)” Bueno, habrá que preguntarle a Fernando Leon de Aranoa esto ¿Sr, Solier no tiene talento ni expresividad? Chochera, viste Altiplano?

  5. Andres Pilco
    13 de agosto de 2009 at 13:48 — Responder

    No vi Altiplano porque no voy a pagar 18 lucas para ver a Magaly Solier haciendo lo mismo de siempre…deambular. Dime que no cantó porque ya hubiera sido el colmo

  6. GUSTAVO
    13 de agosto de 2009 at 16:28 — Responder

    Andres: y tú como sabes que Magaly hace lo mismo si no has visto el filme???, y 18 soles por una peli?, qué caro te cobran. Anda a uno más barato.

  7. Andres Pilco
    13 de agosto de 2009 at 16:59 — Responder

    En el trailer de Altiplano está igual que siempre.
    18 lucas es lo que cobran en el Alcázar, donde pasaron la pela. El festival está muy elitista con los precios

  8. Amazilia
    23 de agosto de 2009 at 23:58 — Responder

    18 soles es la entrada!! tan caro! luego no se quejen de que piratean…

  9. John Serrano
    24 de agosto de 2009 at 9:33 — Responder

    Andrés, chochera, acusas al mundo de subestimar el cine peruano, de pedir igualdad frente a las películas de fuera, una crítica “objetiva” (que más me suena a complaciente); y vienes aquí a expresarte mal y sin argumento valedero de Magaly Solier?
    Primero visiona la película y luego emite el juicio, nunca antes. Y si no puedes hacerlo o Solier te provoca sentimientos encontrados, entonces mejor resérvate la opinión. A eso le llamo ser consecuente.
    Saludos,

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Festival de Lima 2009: Altiplano