alexis nika

Muy tristes noticias nos llegan desde Filipinas. Dos reconocidos, muy queridos y valiosos críticos de cine han fallecido de la manera más intempestiva. Nika Bohinc, destacada crítica eslovena, antigua editora en jefe de la revista Ekran, y su pareja, el filipino Alexis Tioseco, uno de los más importantes interlocutores del Nuevo Cine Filipino, fundador y editor de Criticine, fueron asesinados ayer 1 de setiembre en su hogar en Manila. Traducimos parte de la comunicación enviada vía correo electrónico por la FIPRESCI:

Khavn [De La Cruz, director de cine filipino] habló con la policía en la escena del crimen en la mañana del 2 de setiembre. Los vecinos oyeron cuatro disparos. Los asesinos escaparon robando un auto y otras pertenencias. La polícia sospecha que una nueva asistente doméstica trabajando en la casa esté relacionado con el crimen.

Nika se mudó recientemente a Filipinas para estar con Alexis. Ella alistaba su regreso a Europa, para una larga estadía, para el jueves 3 de setiembre.

Para los que recién conocemos del trabajo de Tioseco como promotor del cine de su país, nos lamentamos de su gran pérdida y de no haber reconocido en su momento su inagotable labor. Alexis nos contagia, aun más ahora, de su entusiasmo por el cine y por la vida, con textos como los que publicó en la revista Rogue. Tomamos solo unas citas que cogemos al vuelo, para intentar graficar la gran valía de este joven crítico. Recomendamos la lectura del sentido artículo “The Letter I Would Love To Read To You In Person” (“La carta que me gustaría leerte en persona”), que Alexis dedica a su Nika:

Sobre escribir de cine:
“All the time I’ve maintained the same stance: that it is important for people to write about their own cinemas and not let it be left to those outside to dictate what matters.”

Sobre la distancia con su Nika:
“Does a place mean more than a person? Does my work in the Philippines mean more than the possibility of a life with you, somewhere, anywhere else? Must it be you that moves, makes the (I know you hate the word, but let us use it) sacrifice of moving? And what, if anything, does that say about us—that the scales of our love weigh more heavily on your chalice?”

Deseos de Alexis para su cine filipino. Algunos de estos deseos nos hacen pensar en un Perú en las antípodas:
“I pray for a Senator or Congressman to take the courageous step of drafting a bill to help establish a National Film and Sound archive. I wish we had more regional feature films and more support for regional filmmakers.”

El cine es la vida:
“One of the greatest joys I believe one can feel is to share that which they find beautiful with someone who otherwise wouldn’t have noticed it, and to see it appreciated.”

“The first impulse of any good film critic, and to this I think you would agree, must be of love. To be moved enough to want to share their affection for a particular work or to relate their experience so that others may be curious. This is why criticism, teaching, and curating or programming, in an ideal sense, must all go hand in hand.”

Serán recordados, Nika y Alexis.

Nika Bohinc nació en Bled, Eslovenia, el 27 de setiembre de 1979
Alexis Tioseco nació en Manila, Filipinas, el 11 de febrero de 1981

Los recuerdan:

(Foto: Raya Martin)