Revisando el 2009 (Antolín Prieto)

Silence de Lorna

Se termina el 2009, y como la tradición manda, volvemos al ejercicio de las listas de películas que vimos y nos gustaron. Sí, ya sé que no sirven de mucho, pero es una excusa para conversar de las cintas que nos gustan y darle una nueva mirada a algunas que no les prestamos tanta atención. Estas son las que más me gustaron en este 2009, que se va sin brillar demasiado por sus títulos en cartelera.

El silencio de Lorna de los Hermanos Dardenne. De lejos la mejor del año. El regreso de estos hermanos belgas con algo más de distancia sobre sus personajes, pero con la misma honestidad para retratar los grandes problemas del mundo occidental. En este caso, las mafias de inmigrantes en Europa.

Dos de Tarantino: A prueba de muerte e Inglourious Basterds fulminaron la cartelera con su cinefilia y desenfado. La primera con el homenaje al cine B, y la segunda reconstruyendo la Historia.

El llanto de la mariposa de Julian Schnabel fue una sorpresa en la cartelera, y una película sorprendente. ¿Cómo se filma la vida de un hombre paralizado sin caer en el patetismo, y llenando el cuadro de vitalidad? Tienen que verla para saber. Trae además una de las mejores actuaciones del año, la de Mathieu Amalric.

Dos de Eastwood: Gran Torino y El sustituto. Este maestro americano sigue reflexionando con amargura de los tiempos que corren, preguntándose sobre las generaciones que lo (o nos) suceden, no en vano las dos cintas tratan sobre hijos: unos perdidos, otros adoptados.

The Wrestler, de Darren Aronofsky. Varios regresos en una sola cinta, el de Mickey Rourke, el del propio director (que vuelve a una historia bien contada sin tanto aire trascendente), el de la música de los 90 y el de Marisa Tomei. El tiempo le pasa factura a cada uno, pero eso es parte del encanto de la película.

doubt

Doubt de John Patrick Shanley, es una película bastante clásica en su planteamiento, y quizá por parece de esas películas de antaño, donde se lucían los actores, que brillan en conjunto. Meryl Streep, Philip Seymour Hoffman, Amy Adams y Viola Davis están muy bien.

Up de Pete Docter y Bob Peterson, tiene un nombre pequeño para una aventura muy grande. Los 20 primeros minutos es cine puro y mudo. La aventura que sigue no es menos alucinante con referencias a los viejos seriales y los animes de Miyazaki.

Los fantasmas no olvidan de Kiyoshi Kurosawa, es una cinta de fantasmas y venganzas extraña e hipnótica. Poco tiene que ver con los sustos, sino con las culpas y el tiempo. Una delicia japonesa.

Del cine peruano, La teta asustada, fue por mucho, lo más destacable. Y más allá del enorme mérito del Oso de Oro, lo mejor es que ha puesto en el radar internacional al cine made in Peru, con Paraíso en Venecia, Contracorriente en San Sebastián y Sundance, queda esperar por lo que se puede hacer desde esta tierra del sol. Eso lo veremos en el 2010 y más allá.

Artículo anterior
Top Ten de la década (2000 - 2009), según Jorge Esponda
Artículo siguiente
Edward James Olmos produce animación mexicana "El americano"

1 comentario

  1. 24 de diciembre de 2009 at 12:21 — Responder

    muy buena tu lista, aunque no he visto “el llanto de la mariposa” y “los fantasmas no olvidan”, me gusto mucho “The Wrestler”, una gran película de Aronofski, un director que le tengo mucho aprecio a su futuro.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Revisando el 2009 (Antolín Prieto)