Visiones de La teta (pt. 3)

La teta asustada sigue causando polémica. Esta vez por una columna del periodista César Hildebrandt, la cual coincide sintomáticamente con la de su rival ideológico, Aldo Mariátegui. De alguna forma, esto lo habíamos previsto en nuestros dos artículos anteriores, al señalar que “los extremos se tocan” al cuestionar esta cinta; y la argumentación de Hildebrandt lo confirma, aunque él añade críticas a aspectos formales de la película, que comentaremos en este post.

Cesar Hildebrandt

La teta chauvinista

No sorprenden las similitudes, casi con las mismas palabras, entre Aldo y César; ya que los dos vienen de la misma escuela, la de la desconfianza generalizada y la mentalidad conspirativa que ve motivos subalternos o encubiertos en todos lados. Y la similitud más fascinante es cómo se contradicen en sus mismos textos, sin el menor rubor. Ambos juran que no son envidiosos y le desean el éxito a Llosa, pero a continuación la insultan. Mariátegui la tilda de “limeñita blanca metida a intelectual” y Hildebrandt de “turista pronazi”; ambos insultos, sintomáticamente, de connotaciones raciales. Además, desacreditan a los jurados que han premiado a la cinta y a la misma película. Y por el mismo motivo: el chauvinismo.

Aunque parezca lo contrario, ambos anteponen supuestos criterios nacionales sobre los valores artísticos de la película. Efectivamente, hay quienes defienden acríticamente a La teta por el solo hecho de ser una película peruana; y a ellos se refiere Hildebrandt cuando imagina que enfrentará “el callejón oscuro de los adocenados y los nacionalistas del culo que están viendo ‘antipatriotas’ hasta en la sopa”.

Es posible. Pero también hay quienes denostan a la película por el mismo motivo. Y es que piensan que el mundo gira en torno al Perú, que los jurados de importantes concursos internacionales la premian debido a que “todo [está] hecho para arrancar exclamaciones de risas, horror y condescendencia entre europeos culposos, oenegistas con mucho millaje y amantes del exotismo”. Es decir, que una película peruana sólo puede alcanzar semejantes reconocimientos no por sus propios méritos sino porque apela al paternalismo culposo de extranjeros.

Si tal fuera el caso, esos festivales premiarían masivamente las “exóticas” películas que se realizan en dos terceras partes del planeta; y especialmente en el Sur. Sin embargo, las estadísticas dicen lo contrario. Tales cintas ganan sólo muy ocasionalmente en festivales como la Berlinale o el Oscar a la Mejor Película Extranjera. Así, de 65 películas premiadas con el Oso de Oro en el Festival de Berlín, sólo 8 pertenecen a filmes del Sur, que podrían subir a 11 si consideramos dentro de la categoría peyorativa de “países exóticos” a Turquía y Japón. Mientras que de 61 obras ganadoras del Oscar a la Mejor Película Extranjera, apenas 3 son de países del Sur, las que subirían a 5 si incluimos coproducciones francesas con dos países africanos, y a 8 si añadimos los premios a cintas japonesas.

Igualmente, si los festivales internacionales estuvieran manejados por “europeos culposos y oenegístas”, La teta arrasaría en todos, lo cual tampoco es el caso. La cinta de Llosa ha ganado en algunos festivales y ha perdido en otros. De hecho, no fue premiada con el Goya (versión del Oscar en España) ni tampoco en el Festival de Lima, donde un jurado internacional le dio un premio de compromiso a Magaly Solier. Y la razón es que se trata de una película controversial, que se valora (a favor y en contra) por razones estéticas; como ocurrió, por ejemplo en Lima, donde el jurado prefirió películas más convencionales que experimentales, razón por la cual se le dio el premio a mejor película a la cinta chilena La Nana.

Estadísticamente, no hay pues tal ventaja para las películas “exóticas” en los festivales de cine internacionales; allí lo que se premia son los valores artísticos intrínsecos, bastante evidentes en esta película. Ocurre que ambos comentaristas están motivados por prejuicios chauvinistas, cuyo trasfondo son complejos de inferioridad que conducen a una auto colonización mental; los que se reproducen, como veremos, en prejuicios políticos (de distinto signo, aunque similar sustancia).

Es por ello que debemos insistir en que La teta es reconocida no por ser peruana, sino por ser una gran película; incluso independientemente de sus merecidos premios. No está en juego acá ningún “honor nacional” ni cosa por el estilo, sino el reconocimiento del aporte peruano al arte universal. Sin embargo, Hildebrandt, a diferencia de Mariátegui, dice además que la película es mala cinematográficamente, y sus objeciones en este nivel son interesantes porque nos ayudan a comprender la amplitud de la provocación artística de la directora.

La teta asustada

Mamografía audiovisual de La teta

El problema central de su comentario es que no critica la estructura (audiovisual ni narrativa) de la película, sino que se detiene en aspectos aislados que, así presentados, intentan ofrecer una imagen de desbarajuste y “desastre”. Pero incluso en algunos de esos aspectos aislados es incapaz de ver su originalidad. Desde este punto de vista, casi todas las objeciones por las que Hildebrandt considera a La teta como una mala película, son exactamente las mismas razones (o indicios) por las que se la puede considerar un gran –aunque polémico– filme. Para demostrarlo ensayaremos, a partir de sus propios ejemplos, un análisis de conjunto, una necesaria mamografía audiovisual.

1. Huachafería.- El comentarista critica este tratamiento del espacio de Manchay, pero no dice una palabra sobre los distintos aspectos, unos complementarios y otros contrastantes, de esta línea narrativa (de soporte); ni sobre los contenidos que aportan a la cinta. En su incursión por lo kitsch, la directora no trata de ser meramente irónica o chistosa, sino también de ser chocante, sacudir al espectador y hacerle ver lo que ocurre en ese entorno urbano marginal: una sociedad pluricultural, pujante y emprendedora. A través de ella busca crear un contraste muy marcado con el tono sugerente, poético y misterioso del trauma de Fausta (que mira a lo andino y un poco al pasado). Esta vocación por el contraste es una de las características del estilo de Claudia, que recorre toda la obra y la hace muy distinta de buena parte de lo que hayamos podido ver antes en las pantallas de cine.

2. Actores.- Tiene razón Hildebrandt cuando dice que actores no profesionales deberían tener un comportamiento realista para “contrapesar tanto exceso hiperbólico”. Pero justamente eso es lo que NO quiere hacer Llosa. El sentido común indica que actores no profesionales sirven para fines testimoniales, pero la directora va directamente en contra de tal presunción y los utiliza con fines simbólicos. No es que haya fallado la dirección de actores, sino que estos se prestan a las extravagantes fantasías de la directora; lo cual está concebido y realizado ex profeso, provocadoramente. Y lo notable es cómo, a pesar de esto, haya quienes sigan viendo este ámbito narrativo como realista y testimonial (el mismo Mariátegui se lamenta de que así se muestre “nuestra realidad tercermundista”). Esta capacidad para crear sentidos contrapuestos y generar sentimientos encontrados en el público es otra de las características del cine de esta directora. Polémica, sin duda, pero admirable a la luz de sus resultados.

3. Planificación y distanciamiento.- Molesta a Hildebrandt el efecto de distanciamiento y los encuadres “cercenados”. Nuevamente juega Claudia con este tratamiento documental para algo que es completamente irreal y subjetivo: el intento de usar el lenguaje audiovisual para auscultar los procesos sicológicos de la protagonista; los que ella, a su vez, vive en el ámbito de su propia cultura. Por lo que este distanciamiento no solo apoya la descripción de procesos mentales sino también la diferencia cultural, tanto al interior de la cinta –entre la protagonista, su ama y los pobladores de Manchay–, como entre la película en sí y el público. Mientras que los planos cerrados –un mecanismo más convencional– buscan enfatizar emocionalmente la paranoia impuesta a la protagonista por el trauma que padece. Por lo que el tratamiento no es tan frío como parece; hay una gradual y sutil construcción emotiva (el silencio, el canto, la reticencia, la sugerencia). Nuevamente, esto está hecho a propósito, dentro de la mejor tradición de cineastas vanguardistas que rompen o contravienen patrones establecidos; pero también de la gran tradición cinematográfica, que narra a partir del puro lenguaje audiovisual una historia poco convencional.

4. La papa como anticonceptivo.- Aunque Hildebrandt no lo crea, hay quienes piensan que la papa en la vagina sí es un método anticonceptivo, otros –ciertamente– discrepamos. Pero, ¿acaso “la papa” no es el nombre vulgar con el que se le conoce a la vagina? ¿no estamos, entonces, ante una reiteración no vulgar, sino extremadamente vulgar y chocante de los genitales femeninos? Sin embargo, en el contexto de la película, esta imagen tan grosera se trasmuta en su contrario: el símbolo en lo más profundo de la intimidad de la protagonista del daño sufrido físicamente por su madre; que, además, es padecido sicológicamente por Fausta. Otras interpretaciones afirman que esa papa es un símbolo de la pachamama, fuente de fecundidad (de allí “la poda con tijerita de uñas de la papa intravaginal”, a su vez irónica y chocante, que César no entiende); otros, en cambio, sostienen que la extirpación del tubérculo sugiere el rechazo a la memoria de las víctimas de la violencia, y así, etc., etc. Nuevamente, la convocatoria a sentidos contrapuestos, a percepciones encontradas, a interpretaciones diversas.

La teta asustada

5. La casona señorial.- Por las preguntas que se hace Hildebrandt en este punto se comprueba que se asoma a los aspectos estructurales del filme, pero –como Mariátegui– no quiere verlos, ya que intuye hacia dónde apuntan. La casona enclavada en medio del mercado popular es una de las imágenes más poderosas de la película y una de sus locaciones centrales. Por lo que aquí también tenemos los inevitables sentidos contrapuestos, aunque en este caso complementarios:

a) existen estas casonas con ubicaciones semejantes en Lima (aunque Hildebrandt no lo crea posible), como espacios físicos;
b) es el espacio de contraposición social entre el mundo urbano marginal actual y el mundo mesocrático, tal como era percibido desde lo popular en la época de la guerra interna;
c) es el espacio donde la protagonista asocia lo señorial con los agresores de su madre (los cuadros con fotos de militares en el dormitorio de Aída), el ambiente en el que ella deberá enfrentar el trauma del pasado;
d) es un espacio de contraposición cultural entre lo popular urbano (la cumbia alegre y desenfadada) y el arte “culto” (la música clásica, severa y oscura), ambas producto de fusiones musicales;
e) es un espacio de contraste pero también de mutua dependencia entre lo señorial (Aída) y lo andino (Fausta);
f) es también un espacio sagrado, un mausoleo donde la muerte le ha arrebatado el alma a la protagonista y esta debe recuperarla vendiendo su arte a su misteriosa y algo siniestra ama, a cambio de unas perlas;
g) dramáticamente es el espacio en el que se produce el anticlímax de la obra, el momento que debería tener la mayor tensión emocional y que la directora desinfla ex profeso mediante justificadas elipsis, para transitar del desenlace del conflicto externo (con Aída) a la resolución del conflicto interno (de Fausta);
h) por tanto, la casona también puede ser vista como un espacio mental donde Fausta logra superar, sicológicamente, sus temores y su trauma (de allí que cuando ella la abandona con las perlas en la mano, la casona aparentemente se desintegra, quizás junto con su propietaria);
i) lo anterior supone no sólo la irrupción de lo sagrado en lo profano, sino la preeminencia de lo primero sobre lo segundo (lo cual ilustra el poder terapéutico del mito). Esto nos revela diversas lecturas y líneas narrativas que corren paralelas o entrecruzadas a lo largo de la cinta y que Hildebrandt no ve por quedarse en la superficie del filme (lo que él llama “la postal”).
Todavía habría que reseñar los procedimientos audiovisuales que construyen estos variados y diversos sentidos (lo que es un tema aparte). Este simple resumen, que describe un corte diacrónico en torno a un solo detalle de la película, ya nos revela una obra de elevado valor artístico, compleja y muy poco convencional. Y, nuevamente, provocación, provocación y más provocación. Pero no gratuita, ya que todo obedece a un determinado planteamiento estético, que discutiremos más adelante.

6. Prejuicio ideológico.- Se queja Hildebrandt de que el filme “…elude rozar siquiera el origen de todo: la raíz social no de la papa sino de la injusticia y la escisión social” y que “aluda, con enorme timidez, a las fechorías que sufrieron nuestros campesinos de manos de terroristas y militares”. En realidad, el origen político del asunto está claramente enunciado y reiterado casi desde el inicio de la película, sólo que este transcurre luego de manera invisible durante toda la obra. Invisible pero presente permanentemente en el comportamiento de Fausta, que reproduce la forma en que se vivía durante la guerra interna en la sierra ayacuchana; y presente también en la memoria de quienes vivimos esos años (quieran o no ser recordarlos). Aquí, como en todo el filme, la directora elude lo obvio y el camino fácil: la mostración explícita de las violencias del pasado. En cambio, traslada el pasado al presente, traduciéndolo como la puesta en escena del mito como mecanismo de sanación personal. Y en cuanto a la “raíz social”, la cinta muestra la pobreza extrema urbana por todos lados e incluso como motivación dramática de la acción de la protagonista. Pero no lo hace desde un enfoque miserabilista o de denuncia “social realista”, sino con esa alegría y exuberancia kitsch de la que hablamos antes. Estamos ante una estructura compleja, que serpentea por distintos ámbitos de significación, pinchando por todos lados.

7. Realismo versus formalización.- Como vemos, esta película rompe esquemas y por ello choca con el de Hildebrandt (y el de otros comentaristas de izquierda y de la academia), los cuales preferirían una cinta realista, que cuente una historia de manera convencional y eficaz. Están en su derecho, pero lo que no pueden hacer es juzgar a una película no realista, como si fuera… realista. Es por ello que Hildebrandt no entiende por qué “la señorita Solier canta cuando no debe [por que es su forma de comunicarse en tiempo sacro, con su madre y luego con Aída]… y hay empalmes que no se explican [por las elipsis, que sugieren transiciones hacia una racionalidad distinta, la andina], lentitudes que nada aportan [hay que incorporarles los componentes de audio y la iluminación en penumbra para introducirnos en la mente de la protagonista y en los misteriosos recovecos de lo sagrado]…”; en suma, la película le parece inverosímil: “la historia no te la crees… porque está mal contada”. Lógico. Es como exigirle a Caperucita Roja que sea una novela de Emile Zola; o que se juzgue, en lo formal, a Trilce de César Vallejo, bajo los mismos parámetros estilísticos que, digamos, la poesía de Heraud. Obviamente, así nunca se llegará a entender de qué va la película. Es evidente que esta es una cinta con alto grado de formalización, que produce sentidos mediante la exploración del lenguaje audiovisual y que por ello mismo debe ser analizada también estructuralmente.

8. No analiza la película como un todo.- En tal sentido, Aldo y César no dicen una palabra sobre el eje dramático central de las dos películas de Claudia: la capacidad de mujeres andinas por superar condicionamientos externos (Madeinusa) e internos (Fausta) que las subordinan. Ni tampoco sobre la puesta en escena del mito como fenómeno sociocultural (Madeinusa) o individual (La teta), en ambos casos como soporte del empoderamiento de las protagonistas. Hildebrandt tampoco entiende que el fenómeno enunciado (la guerra interna) pero nunca visto, es vivido por Fausta como un mito nunca dicho pero sí narrado por medios puramente cinematográficos: silencio, canto, movimientos de cámara, iluminación en clave baja, elipsis y desenfoque puntuales, puestos al servicio de la sugerencia y la reticencia; por lo que se le escapan totalmente los procesos de construcción de sentido que dan vida a esta obra.

Estos asuntos los hemos desarrollado en el blog. Debe leerse también, sobre el mito en La teta asustada, el análisis señero de Emilio Bustamante, quien además aporta elementos críticos sobre la película (estos sí pertinentes). Y para mayor abundamiento, pueden consultarse mis observaciones sobre algunos de esos comentarios críticos.

Sólo tomando en consideración estas dos grandes líneas narrativas –empoderamiento y mito– es que muchos de los detalles “inverosímiles” adquirirían sentido. Igualmente, a ambos comentaristas no les pasa por la mente la peculiar combinación de estos dos aspectos estructurales (contrastantes, para variar) que, interconectados, superan la falsa dicotomía entre lo moderno y lo tradicional. Sin olvidar –en este sentido– el tercer espacio narrativo, de soporte, a las dos anteriores: Manchay como modelo de sociedad donde se desarrolla un diálogo intercultural.

La teta asustada

Finalmente, armado de su equivocada concepción realista y al no hacer un análisis de conjunto, Hildebrandt cuestiona la verosimilitud de aspectos secundarios y descontextualizados de la cinta. Algunos de ellos ya los hemos discutido anteriormente (“la venta de ataúdes con escudos futbolísticos para hinchas del más allá”) y los volveremos a tocar más adelante. Otros no son realistas sino más bien surrealistas y enigmáticos (“el barco que va a cruzar un túnel más estrecho que su diámetro y su altura”) u obtienen credibilidad bajo una racionalidad distinta de la meramente dramática, como parte de un relato mítico: “la transformación repentina e inconvincente de la señora pianista luego de su concierto” [no hay tal “transformación repentina”, la señora ya mostraba rasgos siniestros a juzgar por el destino de su piano vertical], “el hecho de que la señorita Solier se desmaye y sea intervenida en un quirófano mientras mantiene en una mano crispada un puñado de perlas” [las perlas tienen una significación mítica]. Y otros son producto de la mala leche del comentarista: “los matrimonios masivos sin alcalde” [se ve a un funcionario municipal o a parejas en la fiesta, no en la ceremonia], “la santa conservación inodora de un cadáver de varios días” [se ve que es embalsamada y el cadáver es convertido en un fardo funerario].

Martin Chambi and the heirs of the Incas
Artículo anterior
Documental "Martin Chambi and the Heirs of the Incas"
Desde mi cielo
Artículo siguiente
Desde mi cielo (2009)

42 comentarios

  1. Avatar
    cinéfila
    1 de marzo de 2010 at 18:39 — Responder

    Sobre «la casa señorial» es un aspecto muy interesante de la pelicula. Se vuelve como una gran metáfora que habla de la burguesía tradicional frente a lo hibrido, nuevo y desconocido(lo conocido peyorativamente como «cultura chica» o «cultura combi»). La pelicula plantea una situación poca tocada: a través de una pianista-compositora se habla sobre como una «elite cultural» toma ciertos aspectos de estas culturas hibridas para estilizarlos y luego introducirlos en los espacios de la cultura oficial. En diferentes niveles y epocas podemos mencionar a la pintura de Fernando de Szyszlo, por ejemplo…o el ejemplo clásico: los indigenistas en pintura y en literatura. Y si no queremos verlo como una metáfora entonces podemos ver un ejemplo claro y real: La Casa de los Aliaga en el Centro de Lima. Entonces la pelicula no está tan alejada de la realidad. No me sorprendería que Hildebrandt tenga en su casa una pinturita de alguno de los «artistas oficiales». Sólo acepta la cultura del otro si está filtrada o edulcorada, sino su cerebro cartesiano, se asusta. Sin embargo otros espectadores podrían tener una lectura en donde Claudia Llosa, sin querer queriendo, termina haciendo lo mismo que la pianista. Por eso esta pelicula me encanta, porque abre muchas preguntas.

  2. Avatar
    Renzo Bront
    1 de marzo de 2010 at 21:36 — Responder

    Vivo en el exterior y una gran mayoria de gente (muchos de ellos criticos de cine) abiertamente y sin regateos dicen que no es buena. Otros cortesmente me parece, se quedan en silencio pensando que si dicen lo que piensan yo me pondre a la defensiva por ser peruano. Sus opiniones las fundamentan y con bastante experiencia. Muchos han sido jurados de grandes eventos internacionales de aqui a la cochinchina y su recorrido es impresionante. Curiosamente se percatan acuciosamente de todas las minas que pisa y detona desafortunadamente esta pelicula. Y los puntos se asemejan a grandes rasgos a los mismos puntos que senhala Cesar H. Otros y obviando mayor comentario pues en tantos anhos y con Iran y la China a la cabeza (mascotas predilectas de este cine en los ultimos veinte anhos) piensan que ese «retrato» del «noble savage inexplicable» ya lo han visto repetirse hasta la saciedad al punto que se ha vuelto ya casi un «genero» de paises «atrasados.» Cinicamente y en tono de burla escuche a uno decir «esa pelicula la hicieron para nosotros, Thank God, tenemos que hacer algo con ella!

  3. Avatar
    Juan José Beteta
    2 de marzo de 2010 at 10:46 — Responder

    Renzo Bront:

    Efectivamente, como dices, es posible que exista un público para películas que prefiero denominar étnicas. El «exotismo» vende en ese segmento de público que, como afirmas, son gente muy recorrida (críticos de cine con largos años y jurados); es decir, un público bastante minoritario. Y ellos sostienen que ha llegado a ser un «género» de países «atrasados». Es posible. Sin embargo:

    1) ¿Cuántas de esas numerosísimas películas exóticas han ganado el Oso de Oro y han sido nominadas al Oscar? Sabemos que no alcanzan a contarse con los dedos de la mano, y la razón es porque este filme va mucho más allá del presunto exotismo que se le atribuye; ya que tiene valores artísticos intrínsecos, si bien controversiales en algunos aspectos.

    2) Si esta película ya ha sido vista «hasta la saciedad» y «tantas veces», ¿podrías mencionarme títulos de esas otras cintas tan similares a La teta, obras estructural y estilíticamente parecidas, y del mismo nivel artístico? Personalmente encuentro muy pocas (me referiré a ellas en el siguiente post) y ya llevo más de 30 años viendo películas de todo el mundo.

    3) Es posible que con los problemas con China, Irán (y también Irak) algunos estadounidenses tengan sentimientos de culpa y al ver La teta se digan «tenemos que hacer algo por ella». Pero, ¿por qué tenemos que convertir el complejo de culpa de ellos en un complejo de inferioridad nuestro (mejor dicho, de Aldo, César & Cía.)? ¿Por qué tenemos que introyectar en nuestras mentes esos criterios paternalistas y discriminatorios? ¿por qué esa auto colonización mental? ¿No podemos creer que en nuestros países se produzcan obras de arte sobresalientes, sobre todo porque ya se han creado en el pasado y se siguen creando hoy en día (incluyendo películas)?

    4) Finalmente, La teta narra una historia de sanación mediante el mito. No es tan «inexplicable», ya que por lo menos este aspecto está claramente mostrado en la película. Y la película describe procesos mentales similares a los que examinaba en su consultorio suizo el Dr Carl Gustav Jung, uno de los padres del psicoanálisis moderno. Sólo que él analizaba los sueños y buscaba en ellos sus raíces religiosas, míticas, pre cristianas y no. De esa forma ayudaba a recuperar la salud mental de algunos de sus pacientes.

    La pregunta es, ¿por qué el valor terapéutico del mito no es «exótico» cuando lo aplica Jung y su ilustración ficcional en La teta sí lo es?

    Quizás tenga que ver con los pacientes de Jung, entre los que se encontraba Edith, la hija de John D. Rockefeller el hombre más rico de los Estados Unidos por entonces; y muchos otros ricos y menos ricos de Europa.

    En consecuencia, si algunas de las familias más ricas de los países más ricos del planeta recurrían a tradiciones culturales arcaicas y milenarias con fines terapéuticos, ¿por qué ellos no son «nobles salvajes inexplicables» y sí lo es Fausta, que aplica el mismo tratamiento? ¿por qué en Suiza esto no es visto como señal de «atraso» y sí lo es en Perú?

    (Por cierto, eso del «noble salvaje inexplicable» es otro cliché dicriminatorio totalmente inventado, que no se sostiene intelectualmente. El cine de Llosa no trata para nada, en absoluto, del «buen salvaje» roussoniano,nacido puro y corrompido por la sociedad. Sus personajes no son ni nobles ni salvajes y las situaciones centrales de sus películas están claramente explicadas y se resuelven explícitamente).

    Más áun, ¿por qué una película como El Silencio de Lorna de los hermanos Dardenne no es considerada «exótica», pese a que su asunto central es la discriminación y la marginación de sus personajes, aún más acusada que en La teta?

    En suma, el chauvinismo antepone criterios nacionales, ya sea para sobrevalorar como para subvalorar esta película. En ambos casos, no se nos afecta como peruanos o como país (ya que el arte no es nacional sino universal), se nos afecta COMO SERES HUMANOS. La sola aceptación de criterios peyorativos como el «exotismo» y el «noble salvaje inexplicable», en este caso específico, de inmediato ubica a la película en una situación de discriminación (y, por asociación, a todo lo que podría aportar la obra como valores estéticos y humanos). Y pretende desvalorizar la identidad local o étnica que la cinta ofrece como aporte al arte cinematográfico.

  4. Avatar
    Curioso
    2 de marzo de 2010 at 13:02 — Responder

    Renzo, y que explicaciones le das a que haya ganado el Festival de La Habana (pais 3er mundista y peor aun comunista), o el festival de Guadalajar?

  5. Avatar
    2 de marzo de 2010 at 22:55 — Responder

    Qué buen artículo. Lo desbarataron a Hildebrandt y su «crítica».

  6. Avatar
    Mitnick
    3 de marzo de 2010 at 5:02 — Responder

    Solo quiero ver «Paraiso» para compararla con «La Teta Asustada», tengo la impresión que en esa no hay personajes colorinches y/o guachafos (o como a algunos les gusta decir: Kitch), o al menos no como los mostrados en la película de la Llosa, al menos eso espero…

  7. Avatar
    Juan José Beteta
    3 de marzo de 2010 at 15:31 — Responder

    Mario:

    La visión de Manchay es la de una comunidad integrada y pluricultural, donde la diferencia social no es motivo de divisiones ni resentimientos, sino de alegría desenfadada. Esta sociedad ya ha exorcizado su pasado, por lo que pueden permitirse burlarse de sus vecinos ricos de La Molina, de la noica de Fausta y hasta de la propia muerte. Y la directora también se permite esa mirada por momentos irónica, ya que en una comunidad multicultuiral uno no deja de ser lo que es.

    En efecto, Llosa se ríe hasta de su propia heroína: no en vano le pone a su tío el nombre Lúcido, sugiriendo así que la sobrina está un poquito “coca cola”. Pero tal ironía no siempre es chistosa y más bien (encierra o) despierta, nuevamente, reacciones encontradas. Por ejemplo, la piscinita en casa de la familia de Fausta podría ser:

    a) una burla quizás involuntaria del peculiar duelo de la protagonista,
    b) los pobres se ríen de las extravagancias de los ricos, imitándolos a su manera (y riéndose de sí mismos),
    c) es un símbolo de las aspiraciones de ascenso social de los pobres,
    d) es una crítica encubierta a esas aspiraciones por alienantes o imposibles,
    e) es una metáfora de los nuevos patrones de consumo incorporados en sectores populares emergentes.

    En consecuencia, la mirada burlona de la directora, que tanto te molesta, es sólo un aspecto dentro del espacio narrativo de Manchay. Es más, incluso si todo estuviera “contaminado” por tal mirada, debe reconocerse que a través de ella se filtra una considerable gama de sentidos diversos. Esa vastedad de sentidos contrapuestos es el gran logro de la película como obra artística (y no la ironía de la directora, que es un elemento entre varios otros y no el más importante). Ya que representa la capacidad de rastrear y evidenciar, con las herramientas del arte, las tendencias sociales más profundas de la época.

    Predomina un ambiente festivo, pero la ironía no viene de un solo lado sino que es general; y, además, no toda la mirada de Llosa en este espacio en irónica. Por ejemplo, ella nunca se burla del tío Lúcido ni del jardinero Noé; ya que estos son los nexos que conectan este mundo urbano pluricultural con el mundo andino de Fausta. Noé es el principal apoyo de la protagonista en su lucha por la superación de su trauma y ella misma es la que tiene que enfrentar sus temores y superarlos, en conflicto con Aída.

    Por otro lado, Aída también es presentada irónicamente; por ejemplo, cuando adopta una actitud de diva y tira su piano por la ventana. Si embargo, esto también sugiere un rasgo malévolo (nuevamente, contraposición de percepciones, lo social versus lo mítico).

    Por donde la mires encontrarás que en esta película, pese a la «risa ligera» y «limeña», la directora usa un escalpelo y va levantando por debajo de la piel y de las uñas de esta sociedad las percepciones contrapuestas sobre lo andino y lo urbano popular emergente. Sino fuera así, no tendríamos este debate, ni aquí ni en muchos otros lados del Perú y el mundo.

    Vayamos a lo ideológico. Como Hildebrandt, no dices una palabra sobre los asuntos centrales de la cinta. Discutes un ámbito, sí, importante, pero no el principal. O los principales. Adelantaré algo de este tema que estoy desarrollando en el siguiente post.

    Dos ámbitos ideológicos centrales de esta película son: 1) la crítica a las secuelas de la guerra interna y 2) la meta hacia lo que debemos avanzar para superarlas: una sociedad tolerante y pluricultural. Ambos están presentes todo el tiempo a lo largo de la obra. Y entre ellos el camino de Fausta para llegar al segundo. Es decir, la capacidad de una mujer andina para empoderarse por sí misma; porceso que también puede describirse como de tránsito desde la desconfianza casi paranoica hacia la confianza, primero en sí misma y luego en los demás, empezando por Noé.

    Este tema de la confianza es clave, puesto que se trata de un intangible fundamental para el funcionamiento de los mercados, pero también para la creación de institucionalidad. Se trata de un asunto fundamental para el desarrollo. En un país como el Perú, que ocupa el primer lugar en América en desconfianza entre sus ciudadanos, es muy fácil que «florezcan» estilos como los de Hildebrandt o Mariátegui. Y es el trasfondo por el cual el cine de Llosa -mediante ese juego permanente de contraposiciones- logra resultados eficaces en temas como cultura e identidad.

    Esta ruta de la desconfianza hacia una sociedad basada en la confianza es algo difícil de imaginar o asimilar para César y Aldo, ya que ambos están poseídos por sus propios demonios internos (complejos, resentimientos, ambos posiblemente sociales); y no quieren salir de allí. Y justamente esta película les muestra un camino para que se liberan de esas taras con las que regalan cotidianamente a sus lectores (en ese sentido, son transparentes; eso hay que reconocérselos).

    Ese final cautelosamente optimista, que cierra el arco de la transformación de Fausta, ya es algo problemático para ambos. Y toda la reflexión sobre la diferencia cultural y la identidad que envuelve toda la obra se queda atascada en la superficie de una película que -como tú- ellos también la perciben como superficial.

    Si quieres ver películas que te enseñen algo sobre mundos que no conozcas, pues aquí tienes una. Pero, para ello, hay que verla COMPLETA y no limitarse a su epidermis.

    • Avatar
      12 de marzo de 2010 at 17:32 — Responder

      Sr Beteta muy buenos posts, ayudan a entender los meritos formales de la pelicula, el por que ha tenido tanto exito en los festivales y la nominacion al Oscar.
      Personalmente me parece una pelicula compleja e interesante k puede tener muchas interpretaciones muchas de ellas problematicas. Espero darme un tiempo para escribir un post sobre estas.
      De todas formas al ser tan polemica y encender tanto debate ya aporta mucho al Peru, pues pone en el tapete temas k muchos no quisieran tratar sobretodo las consecuencias de los años de la violencia, el trauma y la impunidad k aun existe con las mujeres violadas por los militares, las relaciones de servidumbre dentro de la clase alta de Lima, etc, muchos temas k se deben discutir y mover la conciencia de la gente k tanto aplaude la pelicula parece mas por chauvinismo que por haber analizado y reflexionado sobre ella.
      Obviamente no es su caso como sus sesudos posts demuestran pero varias de sus interpretaciones extra-cinematograficas tienen mucho de «wishful thinking», sobretodo en lo referente a que esta pelicula muestre el camino para la superacion del racismo, la discriminacion y otras taras nacionales. Creo k Ud ve en la pelicula cosas k no estan en ella o al menos a mi no me lo parecen. De todas formas es interesante la conversacion y ver los diferentes puntos de vista, por lo que hay que incentivar k cada persona ya sea lego o erudito exprese su opinion libremente sin tacharlo de acomplejado o tonto, claro k si elige a Hildebrant o Mariategui es dificil no hacerlo, pero seria interesante para sus lectores k eliga criticas mas inteligentes desde la derecha y la izquierda k pueda diseccionar tan bien como lo ha hecho con esos columnistas. Es curioso k los extremos se junten en la critica a esta pelicula, desde la derecha extrema k no le gusta la peli por k no calza en su imagen del «Peru Avanza» y quieren esconder la pobreza que existe y sobretodo quieren k la impunidad se entrone en el pais y la izquierda extrema que ve al pueblo solo como una masa ahistorica. Supongo k debe haber criticas mas centradas que estos extremos.
      Una pregunta puntual es sobre la pluriculturalidad, por que considera que es una meta para nuestra sociedad si ya lo somos, lo son incluso lo indigenas mas aislados pues tienen k vivir inmersos en la cultura hegemonica dictada desde Lima, y con mayor razon los migrantes, pero es una pluriculturalidad impuesta, algo k tienen k se ven obligados a adoptar para sobrevivir, lo es tambien la señora de la casona pues tiene k lidiar con la servidumbre. Creo k lo k tenemos k tener como meta es la interculturalidad, el tratar de entender al otro desde sus propios terminos, algo k creo k intenta LLosa en esta pelicula, pero a mi entender es un intento fallido.

      • Avatar
        Juan José Beteta
        13 de marzo de 2010 at 15:22 — Responder

        Hola Amazilia

        Muy interesantes y pertinentes tus observaciones.

        Efectivamente, es posible que hayan conclusiones mías que que no sean totalmente parte de la película; aunque creo que al menos llegan al grado de enunciarlas. En mis primeros post sobre esta obra logré separar claramente aquellos asuntos que no formaban parte de la reflexión de la directora, lo cual no he hecho ahora, un poco acicateado por el debte.

        Tienes razón totalmente en lo que señalas a propósito de la pluriculturalidad. En realidad, debí escribir INTERCULTURALIDAD. Si no lo he hecho es porque yo mismo no estoy tan seguro de que este tema esté desarrollado con amplitud en la película. Luego de pensar mucho en el asunto, siento que está sólo enunciado implícitamente en la mirada que sobre Manchay tiene la directora; mientras que el proceso por el cual Fausta logra vencer sus temores tiene como aspecto subsidiario esa diálogo intercultural con Noé y con su tío Lúcido.

        Dicho de otra manera, el conflicto principal en esta película es el de Fausta consigo misma y su línea ideológica principal es su capacidad de superar el trauma heredado, que apunta a una visión feminista del tema. Sólo secundariamente es posible hablar de los asuntos de pluriculturalidad e interculturalidad, que son apenas enunciados en ese espacio narrativo de soporte que es Manchay y el mundo popular urbano. No obstante, pienso que hay que considerarlos dentro de haber de esta película.

        Una respuesta más amplia a las objeciones de Mario están en la cuarta parte, final, de este post.

        Sería muy bueno que desarrolles tus ideas sobre estos temas.

        ¿Sabías que en Argentina hay un debate muy fuerte sobre la película de Campanella? ¿Y que los polos en pugna son quienes defienden el enfoque de mayor cercanía al público (aunque presuntamente bajo una estética hollywoodense) y quienes defienden un cine formalmente más transgresor, como sería el caso de La teta? En mi opinión, este es el verdadero debate, sin desmerecer la importancia de los temas que propones y observas en tu comment.

        Esperamos tus comentarios.

  8. Avatar
    3 de marzo de 2010 at 20:46 — Responder

    segun en mi perspectiva la pelicula esta basada en hechos reales que sucedieron en nuestro pais en la antiguedad sim embargo la compresion de la pelicula es un poco dificil ya que en nuestro pais la gente esta acostumbarada a mirar pelicula de facil captacion yo creo que por ese motivo es que la califican como mala aunque ellos no lo digan usando ese termino .
    1) en mi opinion esta pelicula refleja la pobreza que hubo en nuestro pais nadie esta diciendo que nuestro peru sige de igual manera como se refleja en la cinta aunke sige existiendo ese tipo de pobreza por algunos lugares de nuestro pais y eso no podemos negarlo . y para terminar mi opinion hacia la pelicula es buena ya que haci refleja un pais que va creciendo de poco a poco sean sinceron ustedes creen que el peru va seguir en extrema pobreza como se ve en la cinta ustedes creen que la gente del exterior cuando ven la pelicula piensan que seguimos haci de pobres no pues piensen un poco el peru esta creciendo economicamente y demostrando que puede crecer aun mas con el tiempo gracias :)

  9. Avatar
    Miguel
    3 de marzo de 2010 at 22:43 — Responder

    Espero de todo corazón que no te metas un tiro en la cabeza si La teta… no gana el Oscar.

    • Avatar
      Victor. No nos ganan
      4 de marzo de 2010 at 8:03 — Responder

      Cierto, no escuchaba o leía tanto nacionalismo «con chaleco antibalas» desde los Humala. El patriotismo también es un handicap para hacer cualquier examen, ejercicio virtual, o como se le llame a tanto floro que desborda la internet, misma campaña pre-electoral. Ni Lourdes Flores. Esa aritmética de 1 a 5, suena a logica de comentarista deportivo «entran a la cancha y aquí son solo 11 contra 11, cualquier cosa puede pasar» Esto si se ve a diario en el fútbol. Hollywood es ese odioso mundo real, brutal, puro marketing (al por mayor y al menudeo). Para los «experimentados» que siguen de cerca este circo todo los años, gana Campanella, fuera de los gustos de todos ellos y rigiéndose únicamente a la dinámica exhibida por la tal Academia. La sorpresa la puede dar Un profeta o el Listón. Ajami va cuarta. He visto todas las películas nominadas y hay momentos brillantes en varias de ellas. Como olvidar esos minutos finales de Un profeta con una versión extrañísima de Mack the knife. Para los viejitos que votan en esta categoría del Oscar, que estas películas sean buenas o no, les importa un rábano. Desde su lente atento al box office son pelas de segunda división, no van a enriquecer a nadie, salen a pelear el ascenso que tiene como premio chamba con alguno de sus estudios.

  10. Avatar
    3 de marzo de 2010 at 23:57 — Responder

    Perdón por ser superficial.

    Lo que no me produce ningún placer es esa mirada ‘desde arriba’ de la directora.

    Me parece el punto central.

    El problema de esa mirada no es que sea burlona, sino: de quiénes se burla; y por qué.

    Repito: no es lo mismo la burla de Solondz que la burla de Llosa.

    Progresista sería lo que hacen en Bolivia, no sé si hasta ahora: darle la cámara a la propia gente para que se exprese a sí misma.

    O mira las admirables películas del boliviano Jorge Sanjinés y verás la distancia que hay.

    Repito: Godard, Renais, Rivette, Rohmer, Truffaut, no hicieron películas sobre lo que no conocían bien.

    Jean Rouch se fue al África. Su capacidad para mirar lo ‘otro’ es vital en el cine moderno. Y tienes lo que hizo Perrault en Canadá.

    O mira la vida y obra de gente como Robert Kramer, Chris Marker, Johan van der Keuken, Peter Watkins. (Habría que ver, respectivamente, Route One, Sans Soleil, Amsterdam Global Village, La Comuna…)

    Trotamundos, héroes de la independencia mental, ilustres desconocidos entre la inteligentsia cinéfila li-me-ña. ¿Porque su tradición es Lombardi?

    -No me considero un resentido por no ver el paraíso donde no está-.

    O recuerda lo que ha hecho recientemente Agnes Varda.

    O mira lo que hacen los africanos: Sembene, Cissé, Sissako.

    Para no hablarte del chino Jia Zhang-ke, en contraste con el descolorido colorido Zhang Yimou. Y Weerasethakul, Tsai, los filipinos…

    Sé que ese ‘otro cine’ del que hablo parece que no es conocido o comprendido por bastantes críticos de cine aquí en Perú.

    Ya es hora de que lo vayan conociendo y comprendiendo.

    Confío y soy optimista en que así será.

    Si no la pobre gente va a pensar que Claudia Llosa, porque ganó el Oso, es mejor que los antes mencionados. pretender converitr a Claudia llosa en una heroína de la conciencia crítica y la reconciliación nacional suena bien, pero tampoco ella es Makhmalbaf, ¿no?

    Ubicaína.

    P.d. Veo la respuesta de Juan José, pero no veo el comment que la motivó. ¿Qué pasó?

    Suerte con el Oscar.

    :)

  11. Avatar
    Juan José Beteta
    4 de marzo de 2010 at 0:10 — Responder

    Miguel:

    Si te refieres a mi, no te preocupes. Varias de las cosas que digo son handicaps para un premio de Hollywood. Sus posibilidades son 1 de 5. Ni más ni menos.

  12. Avatar
    5 de marzo de 2010 at 2:26 — Responder

    Hola, Laslo. OK. Gracias por la aclaración.

    Hey, Rodrigo, cómo estás.
    Verás. No me refería, en esa frase, a Claudia Llosa, sino a varias personas que aprecian mucho a Lombardi, hasta el punto de considerarlo más trascendente que otros cineastas bastante más importantes. De acuerdo: Claudia Llosa no tiene a Lombardi como referente.

    Saludos a ambos.

  13. Avatar
    aliciia
    6 de marzo de 2010 at 23:23 — Responder

    Les escribo desde Cost Rica

    creo qu no deberan criticr tanto esta pelcula mas encabio creo que deberiamos estar orgullos de que podamos estar nominados a un Oscar dejen de ser tan emvidiosos y apoyemos a

  14. Avatar
    SHAWNA
    6 de marzo de 2010 at 23:26 — Responder

    HE VISTO LA PELÌCULA Y ME PARECE UN DESASTRE, MALA DIRECCIÓN, DEMASIADA LENTA, DIÁLOGOS CASI NULOS, FALTA DE REALISMO, LA ACTRIZ NO ME TRANSMITE NADA!; NADA!, HAY ESCENAS QUE NO TIENEN RAZÓN DE SER EN LA PELÍCULA QUE NO CONTRIBUYE AL TEMA CENTRAL.

    LO BUENO ES LA COMPOSICIÓN DE SUS IMAGENES QUE TMPC ES UNA OBRA MAESTRA, PERO SI ES BUENA.

    OTRO FACTOR A SU FAVOR ES LA HISTORIA, ES ORIGINAL, PERO NO ME PARECE BIEN ENCAMINADA, SE HABLA DE UNA TETA QUE NUNCA APARECE, Y SE HABLA DE UNA PAPA COMO DEFENSOR DE SU DIGNIDIDAD FRENTE A UN POSIBLE ATAQUE DE VIOLACIÓN, NO ME PARECIÓ UNA IDEA COMPLETA, FALTÓ ENRRIQUECER MÁS ESE PUNTO.

    ¿Y PORQUE ESTÀ NOMINADA AL OSCAR?, PUES DESDE MI PUNTO DE VISTA A LOS GRINGOS LES ENCANTA VER MISERIA COMO PASÒ CON ¿QUIÈN QUIERE SER MILLONARIO?.

    Y LOS DEMÀS PREMIOS?, BUENO SUPONGO QUE SERÀ POR LA TRAMA, PERO HAY PELÌCULAS QUE GANAN OSCARS Y NO SON UNA JOYA DEL CINE, Y HAY OTRAS INDEPENDIENTES QUE SON DESCONOCIDAS O QUE NUNCA GANARON UN OSCAR Y SON MEJORES, ESO ES REALTIVO.

    • Avatar
      norita
      11 de marzo de 2010 at 23:33 — Responder

      PARA SHAWANA SI NO TE GUSTO LA PELICULA QUISA FUE PORQUE ESPERABAS UNA PELICULA DE CORTE AMERICANO DONDE TODO SUCEDE A VELOCIDAD Y HAY BOMBAS TRAS BOMBAS, EXPLOSION TRAS EXPLOSION, INCENDIO DE CARROS A GRANEL Y COSAS ASI. ENTONCES TE DIGO QUE ESTA PELICULA NO ES PARA TI. CUELGATE DE LOS VIDEOJUEGOS Y DISFRUTALO.
      DICES QUE NO VES LA TETA POR NINGUN LADO, TE CUENTO. LA TETA ASUSTADA ES UNA ENFERMEDAD QUE ADQUIEREN LOS NIÑOS PRODUCTO DE QUE LA MADRE EN SU PERIODO DE GESTACION Y DURANTE LA LACTANCIA A SU PEQUEÑO BEBE LE TRASMITE SIN QUERER ESAS VIVENCIAN TRAUMATICAS DE MIEDO, TEMOR, PANICO ,SOSOBRA QUE VIVIERON LAS MUJERES EN ESTA ETAPA POR MULTIPLES RAZONES SEAN FAMILIARES SOCIALES, RELIGIOSAS, Y EN ESTE CASO EN LA PELICULA SE TRATA DEL TRAUMA QUE OCACIONO LA EPOCA DEL TERRORISMO EN ESTA ZONA DEL PAIS QUE SE LLAMA AYACUCHO – HUANTA, LO QUE QUE ESTA PELICULA RELATA O MEJOR DICHO, ES APENAS, DE UN PLATO DE ARROZ, UN SOLO GRANO DE ARROZ DE LO QUE SE VIVIO EN HUANTA, TALVEZ TU SEAS UNA PERSONA MUY JOVEN TALVEZ MENOS DE 18 AÑOS Y NO SABES, NO TE INFORMARON EN SI LO QUE FUE EL TERRORISMO EN EL PERU, BIEN POR TI, TERRORISMO EN EL PERU NO SOLO ES UNA PALABRA ATERRORIZANTE, ES UN NUMERO MUY GRANDE DE CASOS DE TERROR VIVIDOS POR NUESTROS HERMANOS PERUANOS, NO CULPO A LOS CAMPESINOS NI TAMPOCO A LAS FUERZAS DEL ORDEN TODOS ELLOS TRATABAN DE SALVAR SUS VIDAS COMO PODIAN, O MATABAS O TE MATABAN NO HABIA DE OTRA.
      RESPECTO A LA PAPA QUE SE METIO A LA VAGINA, DEBERAS COMPRENDER QUE UNA PERSONA ATERRORIZADA, POBRE DE RECURSOS ECONOMICOS PARA PAGARSE UNA CONSULTA SEA MEDICA , SICOLOGICA O SIQUIATRICA Y ENCIMA IGNORANTE, ES CAPAZ DE COSAS INSOLITAS Y DESCABELLADAS FRENTE A LOS OJOS DE UNA PERSONA QUE ESTA CON SU CINCO SENTIDOS PUESTOS, UNA AUTOESTMA SALUDABLE, ESO NO SUCEDIA CON FAUSTA, Y HAY MUCHAS FAUSTAS Y FAUSTOS DISEMINADOS POR TODO EL PERU HASTA AHORA, RUMIANDO SUS TRAUMAS , MUCHOS DE LOS COMBATIENTES DEL TERRORISMOEN LOS AÑOS 80 AHORA PADRES DE FAMILIA SIGUEN DANDO DE SU TETA ASUSTADA A SUS HIJOS , SI CREEN QUE PORQUE ACABO LA GUERRA YA TODO ES FELICIDAD ESTOS COMBATIENTES QUEDARON EN EL OLVIDO NINGUNO DE ELLOS CREO YO HA RECIBIDO APOYO SICOLOGICO, COMO LO RECIBEN LOS VETERANOS DE GUERRA , COMO POR EJEMPLO EN EEUU QUE AL MENOS LES AYUDA A COMPRENDERSE EN SUS ESTADOS DE ANSIEDAD Y DEPRESION QUE MUCHOS ESTAS SUMERGIDOS, SIN EMBARGO TIENEN ESPOSA TIENEN HIJOS Y ELLOS TAMBIEN MUERDEN SIN SABER ESTE PAN AMARGO. AUN CUANDO EL TERRORISMO YA CASI TERMINO. YA SECUELA CONTINUA Y SE DESBAVESE POCO A POCO EN EL TIEMPO PERO EN UN LARGO TIEMPO.
      YO FELICITO A CLAUDIA LLOSA A MAGALI SOLIER Y A ESOS ACTORES DE MANCHAY POR SU COLABORACION PARA HACER CONOCER UNA PEQUEÑISIMA PARTE DEL HOLOCAUSTO QUE VIVIMOS AQUI EN EL PERU. VIVA EL PERU CARAJO.

      • Avatar
        Shawna
        12 de marzo de 2010 at 12:26 — Responder

        PARA SHAWANA SI NO TE GUSTO LA PELICULA QUISA FUE PORQUE ESPERABAS UNA PELICULA DE CORTE AMERICANO DONDE TODO SUCEDE A VELOCIDAD Y HAY BOMBAS TRAS BOMBAS, EXPLOSION TRAS EXPLOSION, INCENDIO DE CARROS A GRANEL Y COSAS ASI. ENTONCES TE DIGO QUE ESTA PELICULA NO ES PARA TI. CUELGATE DE LOS VIDEOJUEGOS Y DISFRUTALO.

        – A ver, no sé en que parte he dado a entender que me guste las películas de corte americano y los videojuegos. Indícame eso porque de lo contrario tu comentario es absurdo. Me gustan las películas independientes (en su mayoría no americanas) y no gasto mi tiempo en videojuegos, prefiero la lectura. Dije que la película era lenta, NO QUE QUERÍA UNA COM BOMBAS. Hay películas de ritmo pausado PERO EQUILIBRADO esta no.

        DICES QUE NO VES LA TETA POR NINGUN LADO, TE CUENTO.

        – Hablo de escenas querido (a), recuerda que una película no es sólo para que te vean dos o tres personas, la idea es que también lo entiendan otras que no conocen del tema, como extranjeros por ejemplo.

        LA TETA ASUSTADA ES UNA ENFERMEDAD QUE ADQUIEREN LOS NI�OS PRODUCTO DE QUE LA MADRE EN SU PERIODO DE GESTACION Y DURANTE LA LACTANCIA A SU PEQUE�O BEBE LE TRASMITE SIN QUERER ESAS VIVENCIAN TRAUMATICAS DE MIEDO, TEMOR, PANICO ,SOSOBRA QUE VIVIERON LAS MUJERES EN ESTA ETAPA POR MULTIPLES RAZONES SEAN FAMILIARES SOCIALES, RELIGIOSAS, Y EN ESTE CASO EN LA PELICULA SE TRATA DEL TRAUMA QUE OCACIONO LA EPOCA DEL TERRORISMO

        – Pondré una pausa acá en vista de que no colocaste un punto. Conozco del síndrome de la teta asustada desde mucho ANTES QUE SE DIERA ESTA PELÍCULA, y antes de afirmar todo lo que estas diciéndo, asesórate con un médico, no puedes transmitir miedos a través de la leche. Ahora, eso no digo que esté mal (a pesar de ser fictitcio) me parece una buena trama.

        EN ESTA ZONA DEL PAIS QUE SE LLAMA AYACUCHO – HUANTA, LO QUE QUE ESTA PELICULA RELATA O MEJOR DICHO, ES APENAS, DE UN PLATO DE ARROZ, UN SOLO GRANO DE ARROZ DE LO QUE SE VIVIO EN HUANTA,

        – No es necesario que me metas ese asunto de Ayacucho, MI FAMILIA ES AYACUCHANA, y sé de Ayacucho mucho más que tú (probablemente).

        TALVEZ TU SEAS UNA PERSONA MUY JOVEN TALVEZ MENOS DE 18 A�OS Y NO SABES, NO TE INFORMARON EN SI LO QUE FUE EL TERRORISMO EN EL PERU, BIEN POR TI, TERRORISMO EN EL PERU NO SOLO ES UNA PALABRA ATERRORIZANTE, ES UN NUMERO MUY GRANDE DE CASOS DE TERROR VIVIDOS POR NUESTROS HERMANOS PERUANOS, NO CULPO A LOS CAMPESINOS NI TAMPOCO A LAS FUERZAS DEL ORDEN TODOS ELLOS TRATABAN DE SALVAR SUS VIDAS COMO PODIAN, O MATABAS O TE MATABAN NO HABIA DE OTRA.

        – Este comentario también es innecesario, no sé porque no terminas de entender que SIMPLEMENTE NO ME GUSTA LA PELÍCULA no tienes que meterte todo este rollo, pero te lo responderé porque estoy de humor y con ganas.

        No tengo 18 años. Y sé perfectamente que es el terrorismo, recuerda que tengo familia en ayacucho, los terroristas tomaron las casonas donde vivían mis familiares, CREO QUE ESTARÍA DEMÁS DECIRTE QUE SUCEDIÓ con ellos, es evidente que ya no están más aquí.

        Detuvieron a mi primo por error, creyendo que era un terrorista. Han cometido atentados a la espalda de mi casa, a dos cuadras, y asesinaron a un vecino nuestro, le dinamitaron el cuerpo si deseas que sea más precisa.

        Como verás si sé que fue el terrorismo, Y ESO NO TIENE NADA QUE VER CON QUE LA PELÍCULA ME PAREZCA MALÍSIMA.

        RESPECTO A LA PAPA QUE SE METIO A LA VAGINA, DEBERAS COMPRENDER QUE UNA PERSONA ATERRORIZADA, POBRE DE RECURSOS ECONOMICOS PARA PAGARSE UNA CONSULTA SEA MEDICA , SICOLOGICA O SIQUIATRICA Y ENCIMA IGNORANTE, ES CAPAZ DE COSAS INSOLITAS Y DESCABELLADAS FRENTE A LOS OJOS DE UNA PERSONA QUE ESTA CON SU CINCO SENTIDOS PUESTOS, UNA AUTOESTMA SALUDABLE, ESO NO SUCEDIA CON FAUSTA,

        – A falta de punto, buena es una pausa. Como dije líneas arriba, si le iban a meter una papa a Fausta en la vagina, creo que la idea se pudo explotar más, fue muy floja, eso de cortarse la raíz es absurdo, dime tú en que aporta a a la historia?, QUE LE ESTÁ CRECIENDO UNA PLANTA POR DENTRO?.

        Y HAY MUCHAS FAUSTAS Y FAUSTOS DISEMINADOS POR TODO EL PERU HASTA AHORA, RUMIANDO SUS TRAUMAS , MUCHOS DE LOS COMBATIENTES DEL TERRORISMO EN LOS A�OS 80 AHORA PADRES DE FAMILIA SIGUEN DANDO DE SU TETA ASUSTADA A SUS HIJOS ,

        – Y esto que tiene que ver CON QUE NO ME GUSTE LA PELÍCULA?.

        SI CREEN QUE PORQUE ACABO LA GUERRA YA TODO ES FELICIDAD ESTOS COMBATIENTES QUEDARON EN EL OLVIDO NINGUNO DE ELLOS CREO YO HA RECIBIDO APOYO SICOLOGICO, COMO LO RECIBEN LOS VETERANOS DE GUERRA , COMO POR EJEMPLO EN EEUU QUE AL MENOS LES AYUDA A COMPRENDERSE EN SUS ESTADOS DE ANSIEDAD Y DEPRESION QUE MUCHOS ESTAS SUMERGIDOS, SIN EMBARGO TIENEN ESPOSA TIENEN HIJOS Y ELLOS TAMBIEN MUERDEN SIN SABER ESTE PAN AMARGO. AUN CUANDO EL TERRORISMO YA CASI TERMINO.

        -El terrorismo no ha terminado, Y ESTO NO TIENE NADA QUE VER CON QUE NO ME GUSTE LA PELÍCULA.

        YA SECUELA CONTINUA Y SE DESBAVESE POCO A POCO EN EL TIEMPO PERO EN UN LARGO TIEMPO.

        – ? –

        YO FELICITO A CLAUDIA LLOSA A MAGALI SOLIER Y A ESOS ACTORES DE MANCHAY POR SU COLABORACION PARA HACER CONOCER UNA PEQUE�ISIMA PARTE DEL HOLOCAUSTO QUE VIVIMOS AQUI EN EL PERU. VIVA EL PERU CARAJO.

        – Yo no felicito para nada esta película mal hecha, mejores que estas que enfocan lo mismo tenemos «En la boca del Lobo» y «Paloma de papel».

        • Avatar
          regina
          19 de marzo de 2010 at 23:26 — Responder

          «SE HABLA DE UNA TETA QUE NUNCA APARECE»

          jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja

          Shawna, no veas «La ciudad y los perros». Te cuento: no hay perros.

          • Avatar
            SHAWNA
            20 de marzo de 2010 at 23:03

            Ya vi La ciudad de los Perros, y ES SUPERIOR A LA TETA ASUSTADA.

            «Pero lo que expresas es vacío. No tiene sustento. Es más, NO SABES SUSTENTARLO. El problema es que la gente cree que opinar es decir la primera huevada que se te viene a la cabeza. Razón tienen arriba: este tipo de arte no es para cobradores de combi. Y, por favor, no insulten a las feministas.»

            Tu manera de expresarte demuestra que lo de «cobrador de combi» cae bien contigo.

  15. […] nuestro artículo anterior mostramos cómo lo que parecían defectos de La teta asustada, según César Hildebrandt, eran más […]

  16. Avatar
    MARCELO
    7 de marzo de 2010 at 9:39 — Responder

    «se habla de una teta q nunca aparece » ¿?
    .
    .
    .
    en fin

    Buen articulo Juan! aunque algunos «desubicados» no lo asimilen.

    • Avatar
      SHAWNA
      7 de marzo de 2010 at 18:57 — Responder

      Cuando hablo que no apareció la dichosa «teta», hablo de que no hubo ni una escena de la señora dando de lactar o algo a Fausta, el título nombra a la teta, pero la película más muestra a la papa. Y el simple hecho que la película no me guste ni me parezca una obra maestra no significa que sea desubicada.

      Y como ya lo dije antes, ASÍ GANE EL OSCAR NO ME GUSTA, LE FALTÓ MAYOR PREPARACIÓN, ES FOFA, CON VACÍOS, PÉSIMA DIRECCIÓN.

      • Avatar
        psicoarma
        8 de marzo de 2010 at 12:11 — Responder

        que miserable tu comentario, por puro coraje no más te respondo. Tu comentario me recuerda a esos videoclips tarados en donde pasa lo siguiente: cuando la letra dice «y miro la luna» el director justamente pone alguien mirando la luna. Es necesario que el público vea el acto de amamantar para que se justifique el título y las demas referencias cuando alguien dice la palabra «TETA» o sea para ti la película CHUKY es una película bien lograda, claro, porque efectivamente tenemos a Chuky en las imágenes. Es como acusarle a Haneke de no mostrar quien estaba «ESCONDIDO» en su CACHE.
        ..
        .
        .
        .
        EN FIN

        • Avatar
          Shawna
          12 de marzo de 2010 at 12:33 — Responder

          – Te respondo porque simplemente quiero hacerlo, no por coraje ni tonterías.

          – Hablo de escenas querido (a), recuerda que una película no es sólo para que te vean dos o tres personas, la idea es que también lo entiendan otras que no conocen del tema, como extranjeros por ejemplo.

          Entiende que no me gustó, ¿es tan difícil entender esto?.

          – Yo no felicito para nada esta película mal hecha, mejores que estas que enfocan lo mismo tenemos “En la boca del Lobo” y “Paloma de papel”.

          Te respondo lo mismo que a Noria, porque la verdad ya da flojera repetir lo mismo.

          Buen día

          • Avatar
            psicoarma
            12 de marzo de 2010 at 15:09

            A ver «QUERIDA» (q innecesario):

            1.- para los que vimos El secreto de sus ojos antes de la premiación sabíamos que la TETA no tenía posibilidad alguna de ganar ni el oscar municipal de Manchay. No defiendo la película pero tu pedido DE QUE APAREZCA UNA TETA, es de una ceguera colegial pero terrible.

            2.- Si no te gustó la TETA, hubieras simplemente puesto NO ME GUSTO, pero no, te salió lo critica (A) amateur y empezaste de describir el porque de tu no aprecio, y es ahi donde resbalas mal ya que para ejercer la crítica no basta con el NO ME GUSTO ACASO NO ME ENTIENDEN, esto dejalo para alguna ong feminista que no me interesa en absoluto entenderte o no.

            3.- Para que lo entiendan los extranjeros??? hubieran puesto a la mama de fausta dando de lactar??? mama hay algo en la narrativa q quizá «desconozcas mayormente» algo que se llama ECONOMÍA DEL RELATO. Basta con la descripción que hizo el tio de fausta al doctor sobre que es la teta asustada, pero nooooo la señorita quiere VER LACTAR PARA QUE EL PUBLICO EXTRANJERO ENTIENDA MEJOR. el problema contigo es que crees que el Perú se inventó después de ti. No subestimes el intelecto ajeno y no expongas el tuyo.

            4.- OJO LA TETA ME PARECIÓ UNA PELÍCULA DEFICIENTE, pero sólo respondí a tu comentario porque tus palabras me parecieron mas deficiente que la película.

            5.- Te aconsejo que te metas a algun cursito básico de Semiótica o narratologia del discurso, algo que te ayude a completar tus NO ME GUSTA ENTIENDANME. Nadie esta para entenderte tu pedido es francamente necio. Si por no poner mas detalle la teta te parece mala pelicula, como dirían, eso mas habla de ti que de la teta misma.

          • Avatar
            psicoarma
            12 de marzo de 2010 at 15:30

            respecto a esto:

            recuerda que una película no es sólo para que te vean dos o tres personas, la idea es que también lo entiendan otras que no conocen del tema, como extranjeros por ejemplo.

            ahhhhh q lejos Dios mio libranos de los vegetales: «RECUERDA»?????? que es lo que tengo q recordar? que lastimero manual? que precepto es ese que tengo recordar? ¿cinema for dummies?,¿quino for nerds? de dónde tu RECUERDA, invocando a un sentido común rancio o quizá a algun manual de folletin, talvez algo que dijo papa en casa o algunos de tus profesores???

            Suerte que Vallejo no pensó en eso a la hora de escribir TRILCE:

            Escapo de una finta, peluza a peluza.
            Un proyectil que no sé dónde irá a caer.
            Incertidumbre. Tramonto. Cervical coyuntura.

            Chasquido de moscón que muere
            a mitad de su vuelo y cae a tierra.
            ¿Qué dice ahora Newton?
            Pero, naturalmente, vosotros sois hijos.

            Incertidumbre. Talones que no giran.
            Carilla en nudo, fabrida
            cinco espinas por un lado
            y cinco por el otro: Chit! Ya sale.

            tu le hubieras dicho «oe no te entiendo recuerda q publicas para q te lean otras personas» sabes que es esta sucediendo en el poema????? el sujeto esta describiendo una escena de sexo, pero no cualquiera esta describiendo un PERRITO. (dog style) que tú no lo captes o que pepito, anita, luchito, no lo entiendan perfecto, el arte no esta hecho para cobradores de combi.

            Dios…qué hubiera sido de Góngora con un comentario tan parapléjico, se nota que no escribes ni siquiera las cosas q vas a comprar al mercado.

            Agradezco a Cortazar que no andaba pensando las «pelotudeces» que tu propones:

            «Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaban en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente sus orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, la esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. Evohé! Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias.

            jajaja qué carajos le hubieras dicho al Cortazar, ANDA CORRE ATRAS EN EL TIEMPO CON TU MÁQUINA DELIRANTE Y DILE Q TE EXPLIQUE PORQUE ESTA OTRA ESCENA DEL SEXO NO MENCIONA NI AL PENE NI A LA VAGINA NI AL CATRE NI SIQUIERA A UNA TETA. ANDA… CORRE… VUELA….»HONEY»

        • Avatar
          SHAWNA
          12 de marzo de 2010 at 22:27 — Responder

          A ver “QUERIDA” (q innecesario):
          Jaja, vaya que ofensa.

          1.- para los que vimos El secreto de sus ojos antes de la premiación sabíamos que la TETA no tenía posibilidad alguna de ganar ni el oscar municipal de Manchay. No defiendo la película pero tu pedido DE QUE APAREZCA UNA TETA, es de una ceguera colegial pero terrible.

          – El que no captó la idea de lo que dije fuiste tú.

          2.- Si no te gustó la TETA, hubieras simplemente puesto NO ME GUSTO, pero no, te salió lo critica (A) amateur y empezaste de describir el porque de tu no aprecio, y es ahi donde resbalas mal ya que para ejercer la crítica no basta con el NO ME GUSTO ACASO NO ME ENTIENDEN, esto dejalo para alguna ong feminista que no me interesa en absoluto entenderte o no.

          – Tengo la libertad de expresar lo que quiera y de la manera que yo crea conveniente.

          3.- Para que lo entiendan los extranjeros??? hubieran puesto a la mama de fausta dando de lactar??? mama hay algo en la narrativa q quizá “desconozcas mayormente” algo que se llama ECONOMÍA DEL RELATO. Basta con la descripción que hizo el tio de fausta al doctor sobre que es la teta asustada, pero nooooo la señorita quiere VER LACTAR PARA QUE EL PUBLICO EXTRANJERO ENTIENDA MEJOR.

          – Cuando dices esto, ES PORQUE NO TIENES NI LA MENOR IDEA, de los puntos que criticaron los de los Oscars, entre las cosas que ellos consideraban rescatables, y las que no, indicaron que la pelìcula era confusa, Y NO SE TERMINABA DE ENTENDER EL PORQUE DE LA TETA ASUSTADA. Fuera de lo que ellos piensen, creo que esa parte no fue del todo clara, RECUERDA QUE HAY GENTE QUE JAMÀS EN SU VIDA HA OÍDO DE ESO.

          el problema contigo es que crees que el Perú se inventó después de ti.

          – Esto si estuvo de más.

          No subestimes el intelecto ajeno y no expongas el tuyo.

          – No subestimo el intelecto de nadie, simplemente creo que esta parte no fue clara.

          4.- OJO LA TETA ME PARECIÓ UNA PELÍCULA DEFICIENTE, pero sólo respondí a tu comentario porque tus palabras me parecieron mas deficiente que la película.

          – Lo que tú puedas opinar de mi, me interesa lo mismo que pueda opinar UN DESCONOCIDO SOBRE MI.

          5.- Te aconsejo que te metas a algun cursito básico de Semiótica o narratologia del discurso, algo que te ayude a completar tus NO ME GUSTA ENTIENDANME. Nadie esta para entenderte tu pedido es francamente necio. Si por no poner mas detalle la teta te parece mala pelicula, como dirían, eso mas habla de ti que de la teta misma.

          – Tus aires de profesor de primaria no caen bien en este blog.

          • Avatar
            psicoarma
            12 de marzo de 2010 at 22:41

            ahi no más quedo contigo mamay se feliz…

        • Avatar
          SHAWNA
          12 de marzo de 2010 at 23:23 — Responder

          Demasiado teatro para responder algo tan simple.

          • Avatar
            regina
            19 de marzo de 2010 at 23:31

            «Tengo la libertad de expresar lo que quiera y de la manera que yo crea conveniente.»

            Pero lo que expresas es vacío. No tiene sustento. Es más, NO SABES SUSTENTARLO. El problema es que la gente cree que opinar es decir la primera huevada que se te viene a la cabeza. Razón tienen arriba: este tipo de arte no es para cobradores de combi. Y, por favor, no insulten a las feministas.

  17. Avatar
    Roberto Pérez
    7 de marzo de 2010 at 22:10 — Responder

    Excelente explicación. La segunda vez que vi la película, me gustó más, pues pude apreciar el arte que hay en ella, los símbolos, los esquemas que rompe. Cada detalle de la película ha sido muy ben pensado por la directora. Y Magaly Solier ha demostrado que es una gran actriz, la acabo de escuchar en una entrevista decir que Fausta tiene la mirada del hipopótamo, y que estuvo mirando Animal Planet, para de ahí sacar un perfil para Fauta, y yo decía que tiene que ver un hipopótamo en esto, y Magaly aclaró, que el hipopótamo cuando sale del agua aparece lentamente con una mirada fija, pero a su vez está siempre alerta. Acá nada ha sido improvisado, nada ha sido hecho al azar, por eso la película ha tenido los premios que se merece. Es difícil llegar al Oscar para una película que se produce en Hollywood, aun si tiene un un presupuesto millonario. Imagínense cuan difícil es que La Teta Asustada, esté en estos momentos en el Oscar y nosotros los peruanos cruzando los dedos. La teta Asustada compite en una categoría mundial e integral, de todas las producciones francesas, alemanas, españolas, latinoamericanas, asiaticas, etc, tenemos la suerte que nuestra película esté en el Oscar. Vamos Claudia y Magaly, si se puede.

  18. Avatar
    8 de marzo de 2010 at 2:05 — Responder

    Me podrían decir en que barrio del Perú se le dice «papa» a la vagina? Por otro lado -aunque no se reconozca- Hildebrandt no es un comentarista; es un articulista. Atendiendo a nuestro raciocinio podemos manifestar que una fantasía «intrínsecamente» es también una extravagancia. En realidad y a pesar de que se utiliza los artefactos metafóricos del mundo interior de Claudia Llosa para dar vida a «La Teta Asustada»; estos mundos se pierden en la subjetividad, lo fantástico y personalmente creo que hacer un ejercicio interpretativo al respecto resulta extravagante, arriesgado y hasta peligroso. Quiero decir que quizás “la papa” solo pudo ser el resultado de una encuesta entre guionistas para calzar en la credibilidad del espectador y no necesariamente “ese tubérculo milenario” símbolo de la fertilidad. Realmente la papa fue traído por los españoles y en fertilidad el maíz seria un mejor representante. Corríjanme si solo escrito tonterías.

    Chinasklauzz

    • Avatar
      Martín
      9 de marzo de 2010 at 11:26 — Responder

      Chinasklauzz: ¿En que barrio del Perú se le dice “papa” a la vagina? Muchacho, ¿en que nube vives? y eso de que «Realmente la papa fue traído (sic) por los españoles» me imagino hace referencia a lols Productores de la película ¿no? En fin, lo que me sigue sorprendiendo es la inmensa soberbia de algunas personas de tachar a la película y calificarla de mala de buenas a primeras sin fijarse en el tremendo palmarés que trae consigo. Algo de bueno tendrá ¿no? (para mí mucho). Por eso se agradecen artículos como este, de la calidad a la que nos tiene acostumbrados Cinencuentro. Saludos.

  19. Avatar
    danfer
    8 de marzo de 2010 at 17:59 — Responder

    De repente no se concuerden en ideas en otros temas pero en esto sí tiene razón el señor Hildebrandt : la forma tendenciosa como se desarrolla la trama, lástima por el filme.
    Respecto a ello, otrosí: Una golondrina no hace el verano, asi que falta madurar más (y por ende apoyar más) al cine peruano, para que pueda reflejar las realidad de un país, sea del cristal donde se mire. Estamos de hacer de este campo del arte una profesión de por sí.
    Saludos

  20. Avatar
    norita
    11 de marzo de 2010 at 23:44 — Responder

    Respecto a cesar gildebrant es critico ponzosoñozo altivo, a veces soberbio nunca le he escuchado una critica constructiva, mejor dicho no aporta nada constructivo encima de lo que critica, deberia de pedirle algunos consejos a Nelson Vaquez, para mi el mejor periodista en todo sentido escucharlo es gratificante.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Visiones de La teta (pt. 3)