Almas en derrota

Almas en derrota, de Sigifredo Salas

Respondiendo a la convocatoria de YAM Magazine, nos sumamos a la 1939 Film Blogathon, una actividad iniciada por la Classic Movie Blog Association, a la cual nos autoinvitamos y tomamos como la excusa perfecta para darle una mirada a nuestro cine de finales de los años 30.

Mientras en otras partes del mundo se presentaban El mago de Oz, Lo que el viento se llevó, Cumbres borrascosas, Stagecoach, Las reglas del juego, Mr. Smith Goes to Washington, El paraíso perdido, entre otros títulos notables, en nuestro país se estrenaba un total de seis producciones en 1939, tres de ellas producidas por Amauta Films, aquella empresa que durante tres años creó “la ilusión por la formación y existencia de una industria fílmica sonora en el Perú”.

Pasemos, entonces, revista a estas películas tomando la información e imágenes del libro “Un cine reencontrado” de Ricardo Bedoya:

Santa Rosa de Lima, de Pepe Muñóz: Biografía de Isabel Flores de Oliva (1586–1617).
Comentarios: “Nació como un proyecto personal del inversionista Andrés A. Chocano, con la empresa Cóndor Films. Con una inversión de 9,000 soles de la época, la dirección de la película fue encomendada al actor Pepe Muñóz (nacido José Antonio Rosario Bernabé Silvestre Muñóz Martínez) […]

El rodaje de Santa Rosa de Lima transcurrió con algunas interrupciones y se prolongó durantes tres meses en estudios edificados en el barrio limeño de Magdalena del Mar, con exteriores en Quives y en Lima. La cinta quedó lista para su estreno en enero de 1939.”
No se conservan copias ni negativos de esta película.

Esa noche tuvo la culpa, de Ricardo Villarán: Esther es una muchacha de fortuna, pero ella no lo sabe. Vive con los que cree que son sus padrastros, una familia al borde de la marginalidad. Decide huir de la casa. Ignorante de su verdadera identidad –lleva el apellido de una familia acaudalada–, busca sobrevivir probando suerte en el cine, en el teatro y en la radio. En sus andanzas cae en manos de unos hampones, que tratan de utilizarla para sus fechorías, pero también conoce a Javier, que se enamora de ella.

Se conserva una copia incompleta de esta película.

Padre a la fuerza, de Roberto Ch. Derteano
Comentarios: “No se conservan mayores informaciones sobre esta comedia protagonizada por un personaje típico de la comedia costumbrista: ‘un tío vivo con todas las de los criollos de ley, que consigue casa, comida y mujer’, según descripción de la publicidad”.
No se conserva copia de la película.

Almas en derrota

Almas en derrota, de Sigifredo Salas: En la fábrica de camisas Neumann las obreras cortan, cosen y cantan. Un timbre marca el fin de la jornada. Dos trabajadoras salen a la calle, donde les esperan sus parejas. Una de las parejas está a punto de casarse. La otra, se la pasa discutiendo, pues el enamorado tiene la irresistible tendencia de mirar a las chicas que pasan […]

Comentarios: “Luego de una seguidilla de cintas criollas que inauguró ‘Gallo de mi galpón’, Salas dirigió este curioso folletín, que era una variante del clásico asunto melodramático de la felicidad de una pareja que se quiebra, de forma súbita por la enfermedad. La película seguía un desarrollo atípico, combinando drama y comedia. El director, tal vez desconfiando de la eficiencia de la trama melodramática y de su potencia emocional, desplazaba a menudo el centro de interés dramático del relato: las desventuras de la pareja trágica (Venturita López Piris y Oscar Ortiz de Pinedo) dejaban paso a los arrestos jocosos de la pareja cómica, conformada por Lila Cobo y Edmundo Moreau, que pasaban buena parte del tiempo de proyeccción en disputas y arrumacos.”
Se conserva una copia incompleta de esta película.

Tierra linda

Tierra linda, de Sigifredo Salas: A una hacienda tradicional de la costa peruana llega David, un ingeniero al que se le ha contratado para que edifique unas instalaciones industriales. Viaja acompañado por Ramón, un atolodrado asistente. La hacienda es propiedad de la familia Herrera. En ella habitan entre otros, doña Rosario, viuda del fundador, y su hija Marta. El capataz pretende a Marta. Ella es despreocupada y engreída, lo que la lleva a mofarse del carácter parco y atildado de David. Pero poco a poco, Marta se va sintiendo atraída hacia él. El romance es mal visto por el capataz y sus celos lo llevan a buscar el modo de desprestigiar a David.

Comentarios: “Esta película retomó el clima del ‘filme de hacienda’ patentado en nuestro cine por ‘Gallo de mi galpón’ y ‘El guapo del pueblo’. Pero se limitó a ambientar allí una historia romántica, reduciendo los agregados musicales criollos. En realidad, la historia alternaba un conjunto de escenas dramáticas, inspiradas una vez más en el motivo de la competencia por el amor de la heredera de la finca, con otras claramente burlescas, protagonizadas por Alejandro ‘Alex’ Valle y Antonia Puro.”

El vértigo de los cóndores, de Roberto Saa Silva.
Comentarios: “La propuesta de Ollanta Films, la empresa productora, fue realizar una película de respetable presupuesto y colmada de escenas espectaculares. Esta película narraba una historia de aviadores que viajaban recorriendo el Perú. Por fuerza, y para no decepcionar a los espectadores habituados a contemplar elaborados pasajes de vuelos, sobrevuelos y hasta acrobacias aéreas en cintas de aviación extranjeras, la cinta incluyó imágenes, filmadas desde las alturas, de los paisajes más conocidos del país, encabezados, claro está, por Machu Picchu.”
No se conserva copia esta película.