A pesar de algunas serias objeciones, los amigos de Pasaje 18 le dan dos pulgares arriba a esta película de suspenso, definida por el productor J.J. Abrams como una secuela espiritual de Cloverfield-Monstruo (2008).

Una razón de peso para recomendarla: la actuación de John Goodman. Escuchen aquí el nuevo episodio de su podcast de cine, conducido por Claudio Cordero y Kathy Subirana: