Berlinale 2018: Crónica de la presentación del jurado oficial

Conferencia de Prensa 09:40 a.m. – Hotel Grand Hyatt, Berlin
Esperaba una sala completamente llena de periodistas, sin embargo, este no fue el caso. Un tercio de los asientos quedaron vacíos. Lo que sí abundaban eran camarógrafos que repetían sus pruebas de sonido, una y otra y otra vez. Los fotógrafos permanecieron ocultos hasta exactamente un minuto antes de que comience la conferencia. No temían en desplazar a otros periodistas que estaban sentados en primera fila. “¡Esta fila está reservada para fotógrafos!”. Yo llegué temprano y estoy en segunda fila, observando cómo esos fotógrafos, en su mayoría hombres, se paran sobre sus sillas y empiezan a gritar sin cesar los nombres de los recién llegados miembros del jurado.

La primera pregunta la hace un reportero de la renombrada radioemisora alemana Deutschlandfunk, dirigida obviamente a Tom Tykwer, presidente del jurado:

¿Cómo espera lograr que su equipo cubra las expectativas de ser el jurado de cine más importante del mundo?
La respuesta de Tykwer no es exactamente una respuesta: “Nuestra tarea principal es encontrar una voz y una posición que esté a la altura del tamaño y la calidad del festival”.

La siguiente pregunta da el inevitable salto al tema de la carta abierta que firmaron 79 renombrados directores alemanes en noviembre del año pasado, en ella aparecen nombres como Fatih Akin, Doris Dörrie (Fukushima, mon amour, 2016), Maren Ade (Toni Erdmann, 2016) o Volker Schlöndorf (El tambor de hojalata, 1979). En la carta abierta los cineastas expresan su deseo de un nuevo comienzo en la Berlinale, criticando la “Era Kosslick” que terminara el 2019. Hasta ahora no se sabe quien será el nuevo director o directora del festival. En una charla de noviembre del 2017, la ministra encargada de cultura y medios de Alemania, Monika Grütters dijo que existe incluso la posibilidad de que sean más de una las cabezas del festival a partir del 2019, y de diversas nacionalidades.

El suspenso en la sala de conferencias aumenta entonces cuando la periodista estadounidense termina de formular su pregunta:
Según mis fuentes, usted [a Tykwer] también firmó la carta, ¿cuál sería en su opinión el aspecto más importante que debería cambiar en la Berlinale?
Tykwer responde: “En primer lugar no firmé la carta (la reportera se disculpa, sus fuentes estaban equivocadas). Esta carta les sirvió de vehículo a muchos colegas para expresar su deseo por un proceso de transición natural (el de cambio de mando de la Berlinale). Estos colegas quieren que el proceso de selección de la nueva dirección del festival sea tratado con sumo cuidado. Tanto Berlín como nosotros los cineastas amamos este festival. No conozco a nadie que no se alegre al inicio de cada febrero al saber, una vez más, que los días grises y fríos de esta ciudad tomarán otro tono, porque se acerca el festival. Medio millón de personas vienen, incluso desde países lejanos, a ver las películas más locas en la Berlinale. El festival es un esfuerzo único en su tipo a nivel mundial. Es así que todos quieren conservar y preservar su calidad. Yo creo que lo que todos quieren, es que el futuro de la Berlinale se cuide tanto y más que hasta ahora”.

La reportera americana continúa: ¿Cambiaría algo en la competición principal?
Tykwer: La competición principal es cada año completamente distinta a la anterior. La tarea está en lograr homogeneidad entre los filmes que se seleccionan para la competición principal. Tratar de juntar aquellas películas que son excepcionales y sobresalen por encima de la mayoría de los varios cientos de filmes que llegan a la Berlinale, es una ardua labor para los organizadores. Es como el vino, siempre vienen y vendrán nuevas películas completamente distintas, mejores y excepcionales.

La siguiente pregunta la hace Mahari Seghid, periodista para African Refugees News, que desde hace 20 años está presente en cada edición de la Berlinale. Su pregunta va para Adele Romanski, productora del drama de Barry Jenkins, “Moonlight”, ganador del Oscar a mejor película el 2016.
M. Seghid: Miss Romanski, ¿Cómo fue la experiencia de financiar “Moonlight”? ¿Esperaba ganar el Oscar?
Romanski: Fue el desafío más grande en mi carrera hasta ahora, fue una experiencia genial. Y no, ¡no contaba con que ganaríamos!

M. Seghid: ¿Qué espera del festival este año?
Romanski: Es un honor estar aquí. Pienso que se trata de una gran responsabilidad. Y en cuanto al trabajo como miembro del jurado, es sobre todo exponerse al nuevo trabajo de cineastas de todas partes del mundo.

La siguiente pregunta es para el compositor japonés Ryūichi Sakamoto.
Sr. Sakamoto, ¿está usted emocionado por estar aquí en la Berlinale como miembro del jurado?
Sakamoto: ¡Naturalmente! Estoy listo para disfrutar ver las 19 películas de la competencia principal. No solo desde un punto de vista político, sino también artístico.

Siguiente pregunta: Sr. Tykwer, el filme inaugural de este año es una animación, ¿cuál es su opinión al respecto? (Se trata de “Isle of Dogs”, de Wes Anderson)
Tykwer: La verdad, yo no sabía sobre esta desición. La película se ve bastante entretenida e inteligente. Obviamente detrás está también la intención de poner a todas las estrellas que son parte de este film en la alfombra roja. Yo pienso que es genial y gracioso tener una animación como film de apertura. Encontrar una película que vaya de acuerdo a la fiesta de apertura que hay después, ¡eso hay que lograrlo!

¿Cuáles son los criterios en los cuales usted, como director de cine, basará su opinión al calificar las películas de la sección principal?
Tykwer: Nosotros tratamos de ir al cine a ver estás películas precisamente con la herramienta de la experiencia, pero sin perder el gesto natural de ser espectador. Nosotros somos gente que ama el cine, vamos en la espera de que estas películas nos fascinen. El trabajo en el jurado del festival se parece a mi trabajo diario, me junto con un grupo de gente que es muy buena en lo suyo, y al final tenemos que tomar una decisión colectiva. Lo particular sobre la sección principal es que son películas grandiosas que se han hecho bajo condiciones completamente diferentes. Nosotros esperamos que la decisión final sea bastante difícil de tomar, que todos estos filmes sean obras maestras.

La siguiente pregunta es para Chema Prado, director de la filmoteca española.
Chema, ¿cómo te sientes siendo parte del jurado de este año?
Chema: Bueno, he sido miembro del jurado en diversos festivales anteriormente. Todas las veces es una experiencia bastante interesante conocer gente que hace películas. Al final se trata de lo mismo: discutir y disfrutar. Cada una de mis experiencias como miembro de un jurado han sido felices y esta vez no será diferente.

Finalmente alguien le hace una pregunta a Stephanie Zacharek, conocida critica de cine de la revista Time, y finalista para el premio Pulitzer de crítica el 2015.
Stephanie, ¿cómo se siente estar aquí como miembro del jurado?
Zachareck: Veo muchas películas todo el tiempo, pero estar aquí en la Berlinale es un privilegio especial. Lo he visitado anteriormente muchas veces, es un tipo de placer muy distinto.

Una periodista del canal RTL, lanza la pregunta inevitable:
Sr. Tykwer, el debate sobre el movimiento #MeToo ha abarcado un área bastante grande aquí en el festival. Se ha dicho que no se mostrarán películas de directores que estén involucrados en esta problemática. ¿Cómo evalúa usted el tratamiento de este tema en la Berlinale?
Tykwer: Nosotros no queremos agitar este debate artificialmente, pero tampoco queremos que no se hable al respecto. No queremos enfocarnos en casos particulares. Cabe recalcar que #MeToo no se enfoca solamente de la industria del cine. Sino más bien apunta al abuso del poder en todas las áreas que tienen una organización vertical.

Y usted Sra. Romaski, ¿qué diría al respecto?
Romanski: Trató de estar consciente de lo que sea que suceda. Pero sí, es verdad que las mujeres deberían ser mejor representadas en el mundo del cine.

Otra periodista le pide a Cecile de France que comente su experiencia como miembro del jurado y también un comentario respecto a #MeToo.
Cecile de France: Estoy muy emocionada de estar aquí, visité anteriormente la Berlinale hace 15 años. No espero nada, solo disfrutar de estar aquí.

Quiero creer que no hubo comentario en cuanto a #MeToo porque le faltó tiempo al traductor…

En general, esperaba más preguntas y un mínimo de una hora de tiempo para la conferencia, la cual no alcanzó los 30 minutos. Todo fue muy rápido y bastante centrado en Tom Tykwer. A la próxima le tocará preguntar a una misma.

De izq. a der.: Chema Prado, Cecile de France, Tom Tykwer, Adele Romanski, Ryuichi Sakamoto y Stephanie Zacharek, miembros del jurado de la Berlinale 2018. (Foto: AP/Markus Schreiber)
Artículo anterior
Un balance del Festival de Cine de Rotterdam 2018
Artículo siguiente
[Crítica] "Tres anuncios por un crimen", una de las favoritas del Oscar 2018

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Berlinale 2018: Crónica de la presentación del jurado oficial