Icono del sitio Cinencuentro

[Apple TV+] Selena Gomez: mi mente y yo (2022)

selena-gomez

Más allá de los tóxicos fandoms de celebridades (entiéndase swifties, army, believers y un interminable etcétera), la figura de Selena Gomez no encuentra, actualmente, desavenencias en el público general. La ex chica Disney que inició muy pequeña en la televisión en el programa de Barney y sus amigos ha construido una carrera artística como cantante y actriz no lejos de las polémicas, pero siempre con argumentos para ser considerada como una intérprete -actoral o musical- con talento de sobra. Es cierto que hasta la fecha no ha tenido un título cinematográfico excepcional que la consolide como una “actriz de Oscar”, pero va sobrada de carisma para lograr que sus personajes penetren en la simpatía de los espectadores, como en The Wizards of Waverly Place y más recientemente en Only Murders in the Building.

Pero entre ambas series hay un gran espacio temporal en el que la vida personal de la texana de treinta años ha dado vuelcos dramáticos que han dejado en vilo a sus admiradores. En ello se enfoca el reciente documental Selena Gomez: My Mind & Me (2022), producido y protagonizado por la propia artista, en el que recorremos el tortuoso camino que empezó en 2016 con la cancelación de su Revival Tour tras cincuenta y cinco fechas, a causa de las complicaciones físicas por el lupus y problemas psicológicos causados por su diagnosticado trastorno bipolar. Estas duras experiencias fueron exacerbadas no solo por operaciones médicas a las que se debió someter, incluido un trasplante de riñón, sino también por los rumores de tabloides y prensa de la farándula sobre una supuesta drogadicción y vida descontrolada tras el fin de su relación con otra estrella no menos famosa que responde al nombre de Justin Bieber.

El documental recopila grabaciones del backstage del tour días previos a la cancelación y es una herramienta poderosa para iniciar la complicidad con las inseguridades que la ansiedad y las presiones ocasionan en Selena. Selena Gomez: My Mind & Me es excelente cuando el tema central se enfoca explícitamente en la salud mental y física de la también protagonista de Spring Breakers (2012), pues para un público objetivo como el de ella, que estos temas pueden ser tratados con el debido respeto y de manera tan cuidada como se hace aquí, es un gran alivio y representa un valioso apoyo para promover la discusión y valoración de esta problemática. De hecho, Selena Gomez tiene una fundación dedicada a ello como lo explica el propio documental y además ha sido productora de 13 Reason Why, una serie de Netflix cuyo argumento está centrado en temas similares.

Es también un acierto que la cinta realice un repaso a algunas vivencias de la infancia de Selena para encontrar a la persona de carne y hueso detrás de la celebridad inalcanzable, brindando momentos muy emotivos a la narración, además de ser un gran regalo para sus fanáticos el que puedan conocer más de los orígenes de la artista y también recordar parte de su discografía. En medio de ello se incrustan momentos en los que se observa el progreso de la cantante de “Love You Like a Love Song”, recaídas emocionales, su labor humanitaria, su regreso a la música con “Lose You to Love Me” (¡gran canción!) y otras etapas hasta llegar al inicio de la pandemia. El tratamiento de todas estas secuencias es correcto y está bien estructurado para lograr la empatía con la protagonista.

Sucede, sin embargo, que en algunos pasajes de Selena Gomez: My Mind & Me hay una sobrexposición de la cotidianeidad de la artista que no le favorece a mantener esa empatía durante los poco más de noventa minutos. Es verdad que terminamos abrazando su fragilidad emocional y física, pero el hecho de escucharla quejarse por tener demasiadas entrevistas en un día, estar indecisa sobre si viajar o no a París y escuchar tantas veces el nombre de Justin Bieber (salvo la parte en la que se siente insuficiente porque incluyen al canadiense en una futura canción suya que sí está bien justificado) no es algo con lo que alguien tan “terrenal” como yo -y quizá como usted- pueda sentirme tan identificado. La inclusión de estos temas no le ayuda por completo a Selena, aunque como ya mencionaba, al final igual nos resulta que su lucha interna es mucho más valiosa que estos temas triviales y Selena Gomez: My Mind & Me termina por encontrar el camino para convertirse en un documental provechoso para la sociedad, pues como diría en uno de sus tantos hits musicales: “Who says your not worth it?”. 

Selena Gomez: My Mind & Me — Official Trailer | Apple TV+
Salir de la versión móvil