Entrevista a José Vizquerra

La música en el cine

José Vizquerra RaygadaSer un cinéfilo, es decir, un adicto al écran en la sala oscura, a ver más de un filme por día y averiguar todo tipo de detalles sobre películas ya lo califica a uno como un marciano y, por tanto, potencial crítico de cine. Sin embargo, al interior de esta cofradía audiovisual hay también especialistas en temas específicos. José Vizquerra Raygada es uno de ellos, al punto que ha convertido su afición de toda la vida en una dedicada ocupación: difundir los soundtracks, la música en el cine. Vizquerra, arquitecto y profesor de la Alianza Francesa, tiene también un programa de radio dedicado a este rubro específico que es la música de las películas; pero también tiene toda una vida dedicada a atesorar esos momentos maravillosos en que la música y la imagen se funden para conmovernos o divertirnos. Cinencuentro lo entrevistó hace poco. Conozcamos a José, quien tiene mucho que contarnos sobre su especialidad y el programa que dirige en Radio Filarmonía, en Lima, Perú.

¿Cómo nació tu interés por la música en el cine?
Creo que nació casi desde que yo nací, porque en esa época no había todavía televisión. Lo que se escuchaba era radio y lo que había era cine. Esa combinación de programas radiales y de cine me atrapó. En esa época habían varias funciones, se pasaba una película distinta por día, no como ahora que duran varios días. Aunque parezca increíble, antes se podía ver una película distinta cada día. Por tanto, había muchas más películas en cartelera que hoy. Mientras que en la radio también habían programas sobre cine. En ese sentido, la principal influencia que he tenido era la de Pepe Ludmir, el famoso entrevistador y productor de programas de cine y también de canciones y de música en la radio. Él fue de los pioneros en pasar programas como la ceremonia de entrega de los premios Oscar. Fue el primero en presentar grabaciones de esos eventos –porque primero fueron grabaciones– y en comunicarse con otros países donde no se les había ocurrido hacer esas transmisiones.

¿Y él tenía programas radiales?
Por supuesto, en Radio El Sol y Radio Panamericana. Pero Radio Panamericana es lo que más recuerdo. Tenía a las 2 de la tarde su programa que se llamaba, si no me equivoco, “Charlas del cine”, y en la noche también tenía su programa música popular de la época, pero que también –a veces– era sobre películas. Pero siembre tendiendo a lo norteamericano, aunque ocasionalmente habían cantantes alemanes o italianos.

Y así surgió tu interés por el cine…
Sí, bueno, siempre que tenía tiempo escuchaba ese tipo de programas. Además, vivíamos rodeados de cines, en la época del Paseo Colón, en que habían cines por todos lados. A veces me pasaba los siete días de la semana en el cine, viendo películas distintas.

José Vizquerra Raygada¿Cuáles eran tus películas favoritas?
Yo diría que los musicales, porque allí se combinaban esas dos tendencias mías, tanto el cine como la música. Pero también me gustaba cualquier otro tipo de películas; yo no dejaba de ver otros filmes porque fueran de otro género. Lo único que sí, después, rechacé por completo, fueron las películas de horror. No de terror, sino de horror; es decir, monstruosidades, cosas asquerosas, a las que no les encuentro lógica alguna. Sin embargo, debo reconocer que hay muchas personas que sí les gusta eso.

Pero, siempre ha habido…
Sí, por supuesto, siempre ha habido, como Frankenstein, como Drácula… y luego se volvieron cómicas…

Pero esas no las veías…
Sí, si las veía, cuando las convertían en versiones cómicas, como las del dúo de Abbot y Costello, por ejemplo… Ellos luchaban contra el hombre lobo o contra Drácula. Allí si las pasaba, pero después, las otras de horror, no.

Y cuándo ibas a los cines…
A los cines de barrio, como el cine Rívoli, el Capitol, el República, el Roxy, el Ritz…

Estamos hablando de la zona de Santa Beatriz…
No, de Lima Cercado… Y también los cines que estaban cerca: el Metro, el San Martín, el Excelsior…

¿Cuáles son los musicales de aquella época que más recuerdas?
Los de Gene Kelly, los de Judy Garland, los de las zapateadoras, como Ann Miller, o las cantantes como Alina Horne o Carmen Miranda o Syd Charisse, todas esas.

¿Y de las europeas?
Por supuesto, al cine europeo yo lo respeto y admiro sobre manera. El cine italiano, con su escuela neorrealista o como el cine francés policial o de la nouvelle vague. O el cine ruso, que también me parece de primera o el cine inglés.

O sea que tu eres un cinéfilo al que le gustaba de todo
Así es, me gusta todo tipo de películas, sin importar su nacionalidad.

Y del cine más contemporáneo ¿cuáles son tus preferencias?
Sigo siendo admirador de las películas musicales, que ya han dejado de filmarse. Antes eran muchas, ahora ya no, aunque se han hecho algunas, poquísimas; como por ejemplo, Delovely, la nueva versión de la biografía de Cole Porter. Pero en los años 60 se filmó la película que considero lo máximo en el género musical y artístico, que es West Side Story (Amor sin barreras). Es una obra de arte en todos sus componentes, como adaptación de Shakespeare, como dirección, como fotografía, escenografía, vestuario, color, música, ¡todo lo tiene bueno West Side Story!



Escena de West Side Story (1961)

Para ti, ¿cuál es el papel de la música en una película?
Es muy importante, tal como me lo enseñó Armando Robles Godoy, quien me enseñó mucho en los cursos electivos que llevé con él en la universidad. La música es importantísima, es uno de los componentes del lenguaje audiovisual. El cine tiene un lenguaje propio en el que, además del guión o de la cámara, la música es un complemento ideal. Por otra parte, siempre ha habido música en el cine. Es gracioso cuando la gente cree que durante la época del cine mudo, no había sonido. Desde la primera película hubo música en el cine. Era una música en vivo, con un conjunto que estaba debajo del écran.

¿Y tú llegaste a ver películas mudas acá en Lima?
Por supuesto, muchísimas.

¿Y siempre eran acompañamiento de piano?
No, acá en Lima no había eso. Solamente después, en cine clubes, hubo tal acompañamiento.

Hay directores que declaran que no pueden relacionarse con un músico para que les haga la partitura, sino que prefieren escoger obras musicales o canciones ya conocidas
Eso se llama música adaptada. Así como en los premios Oscar hay uno para la música original, también hay otro para la música adaptada para la banda sonora de una película. Sin embargo, pienso que la música original tiene mucha importancia de todas maneras para una filme; ya que está pensada para un momento, para una escena específicos. El ejemplo máximo de unión entre la imagen y el sonido lo dio Eisenstein en Alexander Nevski. Justamente se trabajó con Prokofiev para fusiuonar lo que es imagen y sonido.

José Vizquerra RaygadaHablemos ahora de tu programa Música del cine. Has cumplido ya un año y estás de aniversario.
Un 6 de enero.

Bien, ¿cuál es tu evaluación sobre el programa?
Lo que más ha pasado –sorprendente y satisfactoriamente– ha sido la gran audiencia que se ha conseguido; a través de esta radio Filarmonía que ya es muy conocida y que también está de aniversario: tiene 23 años de existencia. Fiel y constante a sus objetivo de transmitir lo mejor de la música.

A ti te solicitan la música de determinadas películas.
Exactamente. Felizmente que la mayoría de las veces he podido complacerlos con la música que tengo de mi propio archivo o el de la radio. Sin embargo, a aveces es imposible satisfacer pedidos extraños. Por ejemplo, una señora me llamó y me pidió que pusiera la música de una película que –según dijo– “no me acuerdo su nombre” y en la cual “entra un hombre y cierra la puerta”. ¿Cómo voy a poder identificar esa música? ¿le parece posible? (risas). Pero así hay pedidos.

Uno de los grandes placeres es escuchar la radio y tu programa mientras uno está manejando. Se cierran las lunas y la música te alivia de las tensiones del tránsito en Lima.
Así es, uno de nuestros grandes públicos son los taxistas. Ellos ya tienen sintonizada su radio y la prenden directamente en la radio los viernes a las 6 de la tarde. Igualmente, en la repetición, los sábados de 5 a 6 de la mañana.

Y en materia de programación, ¿has pasado, por ejemplo, música de las películas de Chaplin?
Sí, por supuesto, tengo un long play con muchas de sus canciones. Pero si hablamos de Chaplin estamos hablando del personaje más importante de la historia del cine. Él era todo, era multifacético. No sólo he hecho un programa sobre su música, sino también, anteriormente, en otro programa de esta misma emisora –“Palco Real”, que dura dos horas–, hice un programa entero dedicado a Chaplin. Incluía toda su música, los argumentos de sus películas y todo lo que le pasó en su vida.



Charles Chaplin en Tiempos modernos (1936)

Veo que no sólo usas CD sino también algunos discos de vinilo.
Así es.

¿Hay alguna razón para ello o es porque no está disponible todavía la versión en CD?
Esa puede ser la razón principal: que no exista la versión en CD. Pero, también, me ha informado aquí el personal técnico de la radio que el long play es, hasta ahora, una grabación muy fiel y la más auténtica en cuanto a definir sonidos de las secciones de una orquesta; incluso es más que un CD, sólo que simplemente tiene el roce de la aguja: Pero, en cuanto a sonido grabado, hasta ahora es insuperable.

Eso es cierto. A mí también me han hablado sonidistas profesionales de las virtudes de los antiguos “elepés”.
Y, felizmente, mantengo bien mi colección, porque hay personas que no son muy cuidadosas con sus antiguos discos.

José Vizquerra Raygada¿Cuánto discos tienes?
Wow, una infinidad (risas). Incluso ha crecido de tal forma que ahora tengo un gran problema de espacio; es decir, de no tener sitio en la casa para guardar todo esto. No sólo música, sino también lectura: libros y revistas. Revistas de cine que ya tampoco vienen, que tenían los argumentos de las películas con lo cual aprendí más inglés del que pudiera yo haber sabido hasta ahora. Leyendo argumentos de filmes en revistas especializadas y también libros publicados por diversas universidades. Además hay comentarios, apreciación y también crítica.

¿Qué revistas consultas?
Bueno, “Hablemos de cine”, del famoso crítico Isaac León Frías, Ricardo Bedoya –que también tiene publicaciones– ; asimismo, tengo el conocimiento del idioma francés y revistas en ese idioma, como Cahiers du cinéma.

O sea que la estructura de tu programa es contar el argumento de la película e ir intercalando música, canciones, datos e informaciones sobre ella.
Ese es justamente el encanto –entre comillas– de este programa, es lo que les gusta a los oyentes. Ellos dicen “usted presenta la música de otra forma en su programa”.

En su contexto, ¿no? Y, además, contando una historia…
Y eso siempre gusta, ¿no? Cualquier historia atrae.

Lo que me parece fascinante es que eso se haga a través de la radio, en que hay la posibilidad de imaginar…
Eso, eso…

…de recordar…
…o como al leer un libro. La imaginación es propia e infinita.

¿Qué más nos puede comentar sobre esta actividad?
Bueno, lo más estimulante es tener bastante audiencia, personas de todo tipo, de todo lugar de la ciudad, de cualquier distrito, condición social o edad; y a todos les gusta este programa. Y, además, la libertad con la que se puede contar acá, para transmitir todo tipo de música. Porque a veces algunos se pueden imaginar que en esta radio simplemente no pasa de lo clásico o lo barroco y no es así.

Hay mucha variedad.
Tenemos muchos programas, pero obviamente tenemos que tener en cuenta el nivel de la composición, no se puede transmitir cualquier cosa, uno tiene que cuidar y mantener ese nivel en la radio.

¿Y cuál es el tipo de películas que usted ha preferido en su programa? ¿Las americanas, las europeas o está balanceado?
Está balanceado. Yo creo que podría ser un 40% norteamericano, un 30% europeo –entre lo italiano, lo francés y lo español– y un veintitantos por ciento de música latinoamericana. Porque tenemos Argentina, con Libertad Lamarque, con Carlos Gardel, nada más, ya tenemos montón de material; y con México solamente ya hay abundante música de cine. Pedro Infante tiene infinitas melodías. Lo bueno de todo esto es compartir, porque esa es mi intención, no solamente de trabajar sino también de compartir. Eso es algo importante para todo ser humano: el compartir lo que uno sabe. No se debe quedar encerrado en uno mismo, sino que se debe compartir.

Entrevista: Juan José Beteta
Fotos: Mary Panta
Edición: Antolín Prieto
Lima, 4 de enero de 2007

2 comentarios

  1. […] Ser un cinéfilo, es decir, un adicto al écran en la sala oscura, a ver más de un filme por día y averiguar todo tipo de detalles sobre películas ya lo califica a uno como un marciano y, por tanto, potencial crítico de cine. Sin embargo, al interior de esta cofradía audiovisual hay también especialistas en temas específicos. José Vizquerra es uno de ellos, al punto que ha convertido su afición de toda la vida en una dedicada ocupación: difundir los soundtracks, la música en el cine. Vizquerra, arquitecto y profesor de la Alianza Francesa, tiene también un programa de radio dedicado a este rubro específico que es la música de las películas; pero también tiene toda una vida dedicada a atesorar esos momentos maravillosos en que la música y la imagen se funden para conmovernos o divertirnos. […]

  2. Anónimo
    4 de septiembre de 2007 at 10:09 — Responder

    Un beso muy fuerte para Pepe y mucha suerte con su programa, que por lo que he leido en la entrevista merece la pena escuchar.Cuando vaya a Perú lo escuchare y hare el comentario personalmente.
    Con todo cariño para Pepe y su familia.
    Ana María

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back