Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera, de Kim Ki-duk (2003)

Bom yeoreum gaeul gyeoul geurigo bom
Dir. Kim Ki-duk | 103 min. | Corea del Sur

Intérpretes:
Yeong-su Oh (Monje anciano)
Ki-duk Kim (Monje adulto)
Young-min Kim (Monje joven)
Jae-kyeong Seo (Monje niño)
Yeo-jin Ha (Chica)
Jung-young Kim (Madre de la chica)

Estreno en Perú: 19 de octubre del 2006

Videos

Críticas

Jorge Esponda: “Kim Ki-duk ha sido el realizador más notorio dentro del reciente boom del cine coreano y esta es una de las películas que han labrado su fama ya como autor exigente dentro de ese panorama expansivo. Un relato de aparente sosiego pero en el cual las mismas fuerzas de la naturaleza y su ciclo vital se sacuden en necesario y sabio trance. La sencilla historia de un monje y su alumno se convierte ante nuestra hipnotizada mirada en una cosmovisión absoluta y el pequeño lago sobre el cual el santuario sobrevive al paso del tiempo es el escenario ínfimo, minúsculo en el mundo y donde la paz solo puede ser encontrada a través del arduo y difícil camino de la expiación, del sacudimiento de las impurezas (como el más bullicioso y superpoblado lugar). Filosofía y disciplina del budismo zen que es la esencia misma de esta bella película.” Sigue leyendo la crítica.

 
Alex Guerrero: “En este film Kim Ki-duk traslada a un monje budista y a su infante aprendiz a un lugar recóndito, alejando a estas dos almas de todo lo urbano. Los aisla del mundo en un constante aprendizaje de la vida, la pasión, la naturaleza con una fuerte carga espiritual y emocional. Ahí uno simbióticamente aprende del otro, en cuatro historias con enseñanza y moraleja incluidas, que vienen unidas a universos temporales diagramados en la visión ciclica de las cuatro estaciones.” Sigue leyendo la crítica.

6 comentarios

  1. jorge lopez linares
    6 de diciembre de 2006 at 15:37 — Responder

    majistral obra de arte de kim que esta vez tambien actua mostrando asi su pasado en el mistico estilo de vida budista, una fotografisa impecable y un lenguaje visual llevado al limite del lado simbolico espiritual de la vida misma y con la sabiduria que solo puede ser transmitida por las maravillosas tirras del oriente…

  2. […] Prefacio: Una historia violenta, Secreto en la montaña y Alto impacto, fueron estrenos de inicios de año, anexos obligatorios al 2005. Las dos primeras, estupendas cintas, cada una siempre fiel al estilo de su respectivo realizador, David Cronenberg y Ang Lee. Las escenas finales de ambas cintas me dejaron esa sensación que solo tengo un puñado de veces en una sala de cine. Con Alto impacto me pasó algo especial. Vapuleada por la crítica especializada y peor aún luego de ganar el Oscar (¡horror!), la cinta me llenó de sentimientos encontrados, quizá algo similar a lo que me produjo hace poco Las torres gemelas. Pero al final, y en ambos casos, decidí creer en lo que ví y sentí en el momento de la proyección, y no en lo que leí o escuché después. De Alto impacto siempre recordaré el engranaje perfecto creado por Paul Haggis. Hipnosis mortal y Primavera, verano… las pude ver en años anteriores en cineclubes o festivales, son sin lugar a dudas dos de las estrenos del año, inesperados e imperdibles. Espero que su aparición en la cartelera no haya sido flor de un año. […]

  3. […] Primavera, verano, otoño,invierno…y primavera […]

  4. 10 de enero de 2007 at 2:48 — Responder

    Si los humanos actuales miraramos la vida de forma redonda y no lineal comprenderiamos el devenir existencial.Toda “cultura hidruálica” logró comprender eso, por ello,su forma de entender el mundo les permitia volver a una verdadera primavera.Pues bien,Kim ki duk fundó el arte en tres estaciones, que nos permitia evacuar nuestra forma de madurar.

  5. […] cuak. -Cómo hacer cine. -Cinencuentro. -La Nación. -La Butaca. -Y sin embargo. -Wikipedia. -YouTube (trailer de la película). […]

  6. […] mayores datos por ahora del decimosexto largometraje del creador de bellas cintas como The Bow y Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera, sólo se sabe que el título es el de una canción popular de su país, y que marca su regreso […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back