Ethan Reiff

El Robin Hood de Ridley Scott es una ambiciosa relectura del personaje, porque lo sitúa en la etapa previa a su mítico accionar, cuando todavía lleva la identidad de Robin Longstride.

Es una suerte de «precuela» del esquema clásico de la leyenda, en la que Robin aparece retornando de la Tercera Cruzada, apropiándose del nombre de un combatiente que fallece frente a él y accediendo al entorno de éste en Nottingham.

La narración desarrolla una entonación grave y amarga, en la que prima un arisco Russell Crowe, y un ceño fruncido de escepticismo por el manejo del poder.

Back