Martin Scorsese

Ignorada por la Academia estadounidense este año, Silencio es un proyecto de pasión del maestro Martin Scorsese. En general cautivante, pero irregular tanto en ritmo como en la caracterización de …

Sí, seguro estás pensando que es muy pronto para estar evaluando qué películas serán las protagonistas de la próxima temporada de premios, pero tampoco se puede negar que hay mucha …

Tras varias listas hechas a fin de año con lo mejor de 2015, es momento de revisar lo que viene en este año. Entre el centenar de estrenos previstos para …

Esta es la primera imagen que sale a la luz de Silence, la nueva cinta dirigida por Martin Scorsese, en la cual podemos apreciar a Andrew Garfield y al japonés Shinya …

Life Itself, el documental sobre el gran crítico Roger Ebert, dirigido por el aclamado Steve James (“Hoop Dreams”), ha sido muy difícil de comentar para mí. Por un lado, y …

El lobo de Wall Street, del director Martin Scorsese, hace una crítica ética –y de fuertes connotaciones políticas– al capitalismo financiero estadounidense, la que adquiere contundencia y verosimilitud al estar basada en el libro testimonial de Jordan Belfort (Leonardo Di Caprio), un corredor de bolsa en Wall Street, que describe una odisea de auge y caída provocada por sus manejos fraudulentos.

Desde un punto de vista ideológico, el filme cuestiona a profundidad los valores arraigados en la sociedad norteamericana y que el cine de Hollywood difunde a raudales en sus producciones. Mientras que desde el punto de vista político, la obra puede ser considerada como una anticipación de los manejos bursátiles que llevarían a la crisis sistémica de 2008, cuyos efectos continúan en la actualidad.

The Wolf of Wall Street tiene de sobra lo que no tuvo Jobs (por citar un biopic reciente sobre un personaje contemporáneo, real, desmedido y extraordinario): locura, pasión, nervio. Es lo que diferencia a uno de los autores fundamentales de los últimos 50 años del cine mundial, Martin Scorsese, de un artesano que juega simplemente a la corrección, Joshua Michael Stern.

Jordan Belfort es el típico inspirador de épicas scorsesianas, que pleno de ambición y falto de equilibrio –cuando no de escrúpulos– irrumpe en un territorio escabroso, como Jake LaMotta (Raging Bull), Henry Hill (Goodfellas), Sam Rothstein (Casino), Howard Hughes (The Aviator), James “Whitey” Bulger (The Departed) y hasta el mismísimo Jesús (The Last Temptation of Christ), se apodera de él, abraza la cumbre e implosiona luego hasta llegar a la autodestrucción y la penitencia.

Asistimos al estreno del Scorsese más Scorsese que imaginarse pueda. Un compendio de toda una carrera resumida en no poco tiempo, puesto que El lobo de Wall Street es una película larga, extensa (179 minutos, y hubo que cortar por su duración de 4 horas), discursiva, enorme, que tiene como protagonista al dios de estos tiempos, el dinero. Con humor, extrema brillantez y mucha socarronería, Martin Scorsese ha dejado bien sentado que el cine que se hace ahora mismo no es, ni de lejos, el que se hacía antes.

Luego de Taxi Driver, otra obra maestra de Scorsese ha recalado en los reestrenos del UVK Larcomar: “Toro Salvaje”. Aquí, la extensa crítica que le dedicó el arquitecto Reynaldo Ledgard en la revista “Hablemos de Cine” tras el estreno en salas limeñas de 1981.

Taxi Driver

Taxi Driver se estrenó en Lima en 1977. La versión para televisión que se vió en Perú (en las recordadas trasnoches de “Última Función” de Frecuencia Latina) tenía un aviso “advirtiendo” a los televidentes a no imitar la ambigua conducta de Travis al final de la película.
A propósito de su reciente reestrenó en Lima en formato digital DCP, compartimos este texto de la célebre e inquisitiva crítica de cine Pauline Kael.

Hugo Cabret, de Martin Scorsese

Este es el listado de mis mejores películas del 2012 exhibidas en el circuito comercial. 1. Hugo Cabret. Scorsese recurre a lo mejor de la técnica cinematográfica –es decir, el …

Drive - Ryan Gosling

A continuación un repaso personal de aquellos estrenos fílmicos en la cartelera comercial peruana que más le llamaron la atención a Paco Bardales:

Werner Herzog en Jack Reacher

A propósito del pronto estreno de “Jack Reacher”, película que contará con la inusual y saludable presencia de Werner Herzog, revisamos un puñado de filmes que nos presentaron a grandes directores haciendo lo que menos saben hacer: actuar. Y que a pesar de eso, salieron airosos en su incursión frente a cámaras.

Martin Scorsese es uno de los cineastas que más admiro y quiero. La isla siniestra, lamentablemente, me ha dejado un sinsabor, creo que es una de las películas menos logradas de su autor y un aviso preocupante de agotamiento expresivo, luego de un filme como Infiltrados, que ya tenía sus altibajos.

El diseño de producción exuda laboriosidad, la edición busca el estrépito, el despliegue de dirección artística y locaciones se esfuerza en crear una atmósfera recargada, llena de misterio y locura, en la que proliferan las conspiraciones y se puede desconfiar de todo(s).

La penumbra se instala en dormitorios, salones, fachadas, arrecifes, faros, autos, celdas y pasadizos, y es subrayada por el elemento externo de la emergencia climatológica.

Shutter Island

Teddy Daniels es un agente judicial que se hace con el caso de investigar la desaparición de una paciente peligrosa recluida en un remoto y un tanto terrorífico psiquiátrico situado en una isla de la costa estadounidense.

Allí llega junto al nuevo compañero que le es asignado, coincidiendo con el desencadenamiento de un huracán. Las dos pequeñas notas que encuentra en la habitación de la paciente serán la clave que le pueden llevar a la solución, no solo del caso, también de sus propios fantasmas interiores.

Vuelve de nuevo el realizador, como hiciera con Taxi Driver, sobre los traumas de la guerra,, y sobre los incomprensibles estados emocionales que llevan a la perturbadora violencia de una mente enferma, en autoprotección contra la cruel realidad. Scorsese aprovecha y exprime bien la historia de misterio de Lehane.

Back

Estrenos Peruanos