[Crítica] “Calichín”: una historia ya vista, que es entretenida por momentos

Escrito por - @

Como un partido amistoso

Hemos tenido un año en donde el cine peruano ha coincidido en ofrecer productos para toda la familia. Historias livianas, con toques de comedia y algo de drama que complace al espectador promedio pero que en su trasfondo no ofrece nada ingenioso ni destacable.

Enmarcado en el ámbito del fútbol, Calichín tiene mucho parecido a cintas como Siete Semillas o Margarita. La diferencia está en los personajes, en los escenarios, en el tipo de lenguaje usado y en otros detalles técnicos más que no la apartan del parecido más notorio: una historia de redención.

calichin-aldo-miyashiro

Así pues el personaje que interpreta Aldo Miyashiro (que asocio de inmediato con su ‘Caradura’ en la serie de TV “Misterio”) es un futbolista bohemio, mujeriego, poco profesional, que de un día a otro se entera que es papá y su vida, milagrosamente, cambia. Sí, es una historia ya vista varias veces.

Pero pese a ser una idea recurrente en el cine, “Calichín” resulta entretenida por momentos. Claro, si tuviera que juzgarla por cosas ilógicas que suceden en la película (la niña que encuentra colegio de un día a otro, por ejemplo) no saldría bien parada, pero la idea de la historia es entretener y desde ese punto de vista, logra su objetivo. Las actuaciones son cumplidoras pero no destacan. El personaje de Miyashiro es irregular. Es un Calichín que ya vimos anteriormente con otro nombre, lo cual no resulta novedoso. Cuando es tomado con sentido del humor, camina bien, pero tambalea cuando el melodrama aparece. La historia pierde fuerza y orientación, notándose que ciertos momentos donde se le quiere dar énfasis a la carga emotiva, estuvieron demás.

“Calichín” es una película que cumple en entretener una tarde de fin de semana. No aspira a ser la mejor del año, ni tampoco resulta ser un desastre, con lo cual se mete en esa zona de películas de corte familiar. Punto aparte al cameo de Hugo Sotil me pareció interesante debido a que la historia de Calichín tiene cierta semejanza con su historia de vida, de la cual se podría realizar una interesante película.



También puedes leer:


1 comentario

  1. Cesar dice:

    Esto no es crítica, es mermelada.
    Actuaciones HORRIBLES. Miyashiro, un asco su trabajo. De chistoso cae pesado, y de melodramático, esa cara dura de sonrisa de palomilla no se lo saca ni con 100 talleres de actuación.
    La historia, patética, predecible.

    Es hora que a las películas peruanas se les critique como a todas las películas del mundo. Eso de, ah, olvidemos los detalles técnicos, de actuación, de libreto y de lógica, porque es para ver por la tarde. PAR-FA-VAR.

    Bae.

Déjanos tu comentario

Gracias por comentar esta nota. Antes de hacerlo, considera lo siguiente:
Los comentarios deben estar relacionados con el tema de esta entrada. No se permitirán insultos ni agravios personales. Los comentarios fuera del tema u ofensivos serán eliminados.
Cinencuentro no se responsabiliza por los comentarios que aquí se publican, ellos son autoría de cada usuario.

Publicidad

The Social Network




You've Got Mail


 Subscríbete al feed RSS


» Estadísticas
Otros enlaces:
Pide tu tarjeta Payoneer