BAFICI 2017: Conoce a los cuatro cineastas peruanos seleccionados al Talents Buenos Aires

Conversamos con los cuatro jóvenes peruanos que participarán este año en el Talents Buenos Aires (TBA), el taller latinoamericano de formación cinematográfica que celebra su 12da edición, a realizarse del 18 al 22 de abril próximo, siempre en el marco del BAFICI. Ellos son los seleccionados:

El TBA este año acogerá a 66 cineastas provenientes de 10 países, quienes participarán en diferentes actividades como conversatorios, talleres, masterclasses, proyecciones especiales, etc. Conozcamos a los nuevos Talents peruanos a continuación:

Julián Amaru Estrada – Director de fotografía

julian estradaEn el año 2005 buscaba ser actor, estudié en el taller de Roberto Ángeles, actué en teatro y televisión. Pero ahí descubrí que me gustaba mucho más todo lo que pasaba detrás de cámara. En el 2011 terminé Comunicación Audiovisual en la PUCP, y llevé un Diplomado en Cinematografía Digital en la EICTV, Cuba.
En el 2012 fotografié El vientre, mi primer largo, y el segundo de su director Daniel Rodriguez Risco. En la segunda mitad de ese año me mudé a Los Angeles a estudiar una maestría en Cinematografía en el American Film Institute Conservatory.

Trabajé como operador de cámara en el largometraje estadounidense Live Cargo y en el galardonado largometraje mexicano Las elegidas. Luego, en el Perú fotografié No estamos solos, El candidato, Siete semillas, y ahora estoy en pleno rodaje de La Hora Final, de Eduardo Mendoza. Ademés he trabajado en cortometrajes, publicidad, videos musicales y algunos documentales.

Despues de “La Hora Final” trabajaré en un cortometraje peruano-estadounidense titulado “Baby”, y tengo que terminar de filmar un par de documentales: Ino Moxo de Rodolfo Arrascue, y Hogar de Jano Burmester (quien por cierto también fue al Talents, el 2009).

Al TBA voy llevando hartas pilas, ganas de conocer a cineastas latinoamericanos y dudas filosófico-fotográficas para discutir. Estoy abierto a lo que venga, y pase lo que pase será genial. En el mejor de los casos logro conocer a algun director o guionista que le guste lo que a mí me gusta y logro filmar en algun rincón del mundo que aun no conozco.

Para conocer más sobre mi trabajo los invito a visitar mi página web: www.julianamaru.com

Natalia Maysundo Gil – Directora

natalia maysundoHace casi 10 años, cuando estudiaba Ciencias de la Comunicación en Tacna, conocí el cine documental a través de Docuperu, y participé en la 2da Caravana Documental que hicieron fuera de Lima; en ese momento recuerdo haber pensando que era imposible vivir de hacer cine, y mucho menos del cine documental.

Ahora formo parte de la familia de Docuperu y he tenido la oportunidad de viajar haciendo documentales con comunidades donde el acceso a la información es limitada y de realizar documentales en colectivo en el taller de El Otro Documental.

Hacer cine me ha permitido acércame a las personas y a otras realidades. Durante el 2016 fui parte del proyecto de Formación Audiovisual en el Centro de rehabilitación juvenil Ex Maranguita. Fueron 5 meses donde los chicos aprendieron sobre historia del cine y manejo del lenguaje audiovisual, ellos elaboraron los guiones de sus propias películas, las cuales las grabamos y editamos.

Esa experiencia me hizo entender que el cine no es exclusivo para algunas personas, sino que todos tenemos algo que contar, todos tenemos un punto de vista desde donde vemos el mundo y es necesario que sea escuchado y visto.

Actualmente me encuentro desarrollando un proyecto documental, sobre la historia de mis bisabuelos, quienes fueron desplazados de Arica a raíz de la Guerra del Pacífico. Ellos sufrieron la persecución del gobierno chileno hacia los peruanos que vivían ahí, en esa época a la gente que decía que era peruana se le perseguía o se le mataba.

Busco poner en perspectiva el hecho de que exista una línea imaginaria que nos divida en territorios. Durante la guerra se utilizo el “patriotismo” como excusa para llamar a los ciudadanos a tomar las armas y morir por su patria, un siglo después muchos de nosotros hemos crecido creyendo que morir por la patria es un honor. Para mis bisabuelos la patria y la bandera eran un símbolo de libertad, para mí es un símbolo de opresión.

El año pasado fui seleccionada en la Escuela de cine experimental Transfrontera, fue una semana en la que me sumergí completamente en el quehacer del cine. Aprendí del proceso creativo de directores destacados como Ignacio Agüero, además de conocer a muchas otras personas que como yo están entusiasmadas con sus proyectos.

Tomando esta experiencia en Transfrontera fue que me animé a postular al Talents BsAs. Creo que este tipo de encuentros te ayuda a dosificar los pensamientos y las perspectivas que tienes sobre las formas creativas de hacer cine.

Estoy entusiasmada por poder ser parte del TBA este año, sé por amigos que han ido a las ediciones anteriores que es una experiencia única que te ayuda a crecer como profesional, además de conectarte con personas de otros países que hacen lo mismo que tú.

Juan Carlos Goicochea – Director

Juan Carlos GoicocheaSoy periodista y realizador audiovisual. Estudié Comunicación Social en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, luego hice un taller de guión de ficción en el Centro Cultural Matienzo y en Centro Cultural San Martín (Argentina) y el año pasado acabé el Diplomado de guión en cine documental en la escuela Guionarte (Argentina). He sido director y realizador de los cortometrajes documentales “La máscara del clown” (2015), “El Combinado Argentino de danza” (2015), ambos realizados en Argentina. He sido corresponsal del programa UBIQ (RAI – Italia, 2014), Director periodístico del documental “Agentes de Cambio” de MTV Latinoamérica (2013) y de la serie de cortometrajes documental web imagina.pe (2012), reportero de televisión en “Panorama” (2009) y en Utero.pe (2007).

Ahora estoy trabajando en mi primer largometraje documental para cine, El pecado social. Es un documental que rescata la memoria de las víctimas de la violencia homofóbica durante el conflicto armado interno en el Perú (1980 -2000) y sus consecuencias en la sociedad. Es un proyecto que vengo trabajando por más de tres años y cuenta una cara poco conocida de nuestra historia reciente pero que sigue siendo actual. Hoy ya no son los actores armados del conflicto quienes generan violencia contra la comunidad LGBT, si no grupos conservadores y religiosos, que violentan los derechos de personas no heterosexuales. Hay que entender que la homofobia es una forma de discriminación y lamentablemente eso sigue siendo un lastre social en nuestro país.

Me animé a postular al TBA porque es una plataforma muy interesante para aprender y relacionarte con gente muy capa en el mundo del cine, y en particular porque siento una responsabilidad enorme de que la historia de “El pecado social” sea contada de la mejor manera. Sé que las asesorías del Talent van a ayudar mucho al proyecto, tanto en lo narrativo como en la búsqueda de los fondos necesarios para terminar de filmar.

Hace poco estuve invitado en el encuentro de cine Pantalla Pinamar y ahí conocí algunos chicos que también van a estar en el Talent. Sé que la experiencia no solo va ser interesante por parte de los expertos que nos van a asesorar, sino también con talleristas con quien vamos a compartir esos días.

El Pecado Social – Documental (Avance de investigación)

El pecado social es un documental que rescata la memoria de las víctimas de la violencia homofóbica durante el Conflicto Armado Interno en el Perú (1980 -2000) #pecadosocial

Execution of LGBTI persons during the Peruvian armed conflict (1980-2000)

Posted by El Pecado Social – Documental on martes, 12 de julio de 2016

Angel Pajares Cruz – Director

Angel PajaresTengo 21 años y vivo en Trujillo. Curso el último año de Comunicación Social en la UPAO. Mi formación cinematográfica ha sido de manera autodidacta, investigando y viendo mucho cine, sobre todo aquel que no necesariamente sigue una estructura clásica. Empecé a viajar desde el 2015, me seleccionaron en un laboratorio documental en Panamá, cuando escribía mi corto “A la otra orilla de la laguna”. Ese año, para mi curso audiovisual, realicé “Detrás del pollón”, documental que ganó el Festival Nacional de Cortometrajes – Cortos de Vista.

En Panamá, como parte del laboratorio, corealicé Soñando la tierra, un documental que me pareció interesante por la dinámica de producción como parte del ejercicio. En el 2016 viajé a Villa Rica, Oxapampa, para realizar A la otra orilla de la laguna. Cuando tuve el primer corte, viajé a una residencia de cine en Colombia, ahí realicé Viaje a Guatavita, un documental sensorial. A mi regreso, quedé seleccionado en el Docs in Progress del ChileDoc, exhibí en la sala de cine Kiné “A la otra orilla de la laguna”, y tuve un taller con el director del Festival Visions du Réel.

Para suerte de mi continuidad, venía trabajando un proyecto de largometraje documental que quedó seleccionado en Corriente, el encuentro de cine de no ficción en Arequipa.
Es curioso, me interesa la ficción, pero mi acercamiento con el cine documental se ha dado de manera orgánica, y no precisamente con documental, sino con la ficción que trabaja con no actores, que interviene la realidad o tiene una propuesta híbrida. Como el cine de Abbas Kiarostami, por ejemplo, que me intrigó desde muy chico. Finalmente creo que lo más importante es hacer un cine honesto.

Actualmente estoy trabajando dos proyectos, uno en fase de rodaje-escritura que seguro me tomará muchos años por la naturaleza misma del proyecto; y otro que está en fase de investigación y tiene una propuesta híbrida. A mis proyectos personales no les pongo deadlines, he aprendido a trabajar con paciencia y me siento cómodo con eso.

Recuerdo que el año pasado vi que Agnés Varda dio una clase maestra en el Talents, y que además en paralelo se realiza el BAFICI. Eso me hizo pensar que debería postular este año, porque sin duda el hecho de compartir con otros realizadores y generar vínculos de amistad ya es un gran aprendizaje, que no solo te ayuda a crecer como profesional, sino como ser humano.

Algunos amigos que fueron Talents en años anteriores me comentaron que la experiencia es muy buena. Por supuesto también por la oportunidad de sacar adelante el proyecto que uno lleva. Creo que el sentido de viajar con la intención de ver, escuchar, aprender y compartir, ya es bastante enriquecedor. Los viajes se terminan convirtiendo en una justificación para la experiencia.

Artículo anterior
Rafo Ráez y la música en [wi:k]: Una película peruana con espíritu de rock indie
Artículo siguiente
"Power Rangers", un reboot inofensivo y naif - [Crítica]

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

BAFICI 2017: Conoce a los cuatro cineastas peruanos seleccionados al Talents Buenos Aires