The Ring Two

The Ring Two

Esta debe haber sido uno de las secuelas más esperadas por los fanáticos del cine de terror de los últimos años. Teniendo en cuenta el éxito de taquilla y critica de The Ring, aunado a la dirección del propio Hideo Nakata, realizador de las versiones originales, la expectativa era alta. ¡Pero vaya que decepción!

The Ring Two tiene un historia totalmente plana y esperable que nos hace pensar que hubiera dado lo mismo que lo dirigiera Mathieu Kassovitz (Gothika), o que actuara Sarah Michelle Gellar junto a Cameron Bright(el nuevo “Dakoto” Fanning).

Incluso el hecho de tener un guión diferente a la versión original hacia más interesante la propuesta. Pero la monotonía y los clichés de la mayoría de películas de terror más recientes no logran salvar el desarrollo del film.

Naomi Watts, trata de comenzar una nueva vida, alejada de los horrores que sufrió en Seattle, pero Samara, el personaje terrorífico de The Ring, no la dejará en paz, tratando de adueñuarse del alma de su hijo Aidan. Pero a pesar que Samara atraviesa el televisor más veces que en la primera película, no logra hacer saltar a los espectadores de sus asientos. A pesar que Aidan trate fervientemente de lucir desequilibrado o poseído (por poco y recita “I see dead people”), la película no convence.

De que es correcta, es correcta, los efectos especiales alrededor del agua son notables, al igual que las 3 o 4 escenas de shock, pero se esperaba mucho más del director. Todos sabemos que los productores de Hollywood tienen bastante peso en la realización del film. Parece que la fama y el background del director no pudieron hacer mucho para entregarle mas control al film, lo que nos hace parafrasear al erudito Bruno Pinasco y decir “¡Hideo Nakata, en que estabas pensando!”

Johan Tábori