Hostage

Hostage

Dentro de los trillados films de género que contemplamos en estos días se presenta este trabajo hollywoodense del francés Florent Siri que sin causar mayor suceso aun con la presencia de Bruce Willis, resulta una opción bastante decente dentro de la cartelera.

Un negociador de rehenes (Willis) vive oculto en la rutina sencilla de una comandancia de pueblo chico a raíz del fracaso de una operación. Episodio traumático al que acompañaran sus propios dilemas familiares. Pero la intromisión de unos pillos de poca monta en la mansión, casi castillo al final del camino, de una familia rica dará inicio a toda una odisea personal. Que nos es presentada sino con mucha originalidad si con el suficiente nervio como para mantenernos interesados casi todo el metraje.

Hostage

Las thrillers concentrados en este tipo de espacios siempre han sido de por sí un subgénero atractivo basta recordar Desperates Hours o ni que decir de la estupenda Die Hard. Incluso la película con algo de socarronería se pretende casi un homenaje o parodia tal vez de la figura misma de Bruce Willis y algunos momentos perteneciente a la antología del cine de acción. Como ver al niño paseándose por los ductos de ventilación como émulo del heroico John McClane, el papel más célebre del actor.

Con todos los obstáculos y dictaduras que los altos presupuestos suponen. El director hace un trabajo digno y bastante entretenido si viéramos con regularidad cintas de este cierto oficio y nivel el panorama no sería tan pero tan negro. No es que sea algo extraordinario tampoco pero tiene lo suficiente para llamar la atención.

Jorge Esponda