O Casamento de Romeu e Julieta
Dir. Bruno Barreto | 90 min. | Brasil
Intérpretes:
Luana Piovani(Julieta),
Luiz Gustavo(Alfredo Baragatti),
Marco Ricca(Romeu),
Martha Mellinger(Isabella)

Estreno en Perú: 17 de Noviembre de 2005.

El fútbol de nuevo por las pantallas de cine, pero esta vez es una comedia romántica que nos trae la historia de dos familias paulistas, fanáticas de equipos antagónicos, mientras ella es hija de un dirigente del Palmeiras él es el jefe de una barra del Corinthians.

 

 

romeo_corre

El director brasileño Bruno Barreto (Río de Janeiro, 1955) alcanzó notoriedad en 1976, al dirigir a la sex symbol de la época Sonia Braga en Doña Flor y sus dos maridos, ahora nos trae esta comedia premiada por el público en la última edición del Festival de Cine Latinoamericano de Lima.

romeo_y_julietEl casamiento de Romeo y Julieta, nos cuenta la historia de dos jóvenes paulistas, Julieta Baragatti (Luana Piovani), hija de un directivo del Palmeiras, apasionada como su padre por el club y Romeo (Marco Ricca) un oftalmólogo, barrista del Corinthians. Ambos se conocen en un hospital, y terminan saliendo juntos, Romeo se da cuenta de la situación de Julieta y por el amor que siente por ella finge ser del equipo contrario, al punto que llega a ser aceptado en la familia Baragatti casi como el hijo que nunca tuvo el padre de Julieta. A partir de aquí se inician un sinnúmero de situaciones que son de esperarse por la intolerancia propia de un fanático de fútbol, que como sabemos, es la misma así sea su equipo líder o colero.

julietaBasada en un cuento de Mario Prata, la trama parodia obviamente el drama shakesperiano, las actuaciones son ágiles (tal vez la del padre de Julieta es un tanto exagerada). Los tres personajes principales (Julieta, su padre y Romeo) lucen el oficio de los actores de la televisión brasileña, la fotografía es de primera y las escenas con público en el estadio también están bien logradas.

Esta película aunque pudiese parecer llena de estereotipos y bromas obvias, o situaciones predecibles, no se aleja mucho de la realidad del sufrimiento y alegrías de un fanático de fútbol, aquel que no entiende razones, y sin querer muchas veces termina haciendo victimas de su afición a las personas de su entorno. Con todo no deja de ser una opción interesante, es una película que hace que de una manera u otra nos terminemos identificando con los personajes, ya sea como fanáticos o como victimas de los mismos.

Esta opción de cine latinoamericano es claramente comercial, pero eso no la invalida, es una película que distrae y entretiene, con un humor sencillo, sin buscar establecer códigos de conducta o juicios de valor.

Rolando Jurado