Amadeus (1984) | Cinencuentro | Clásicos

Amadeus (1984)

Dir. Milos Forman | 160 min. | EE.UU.
Intérpretes:
F. Murray Abraham (Antonio Salieri)
Tom Hulce (Wolfgang Amadeus Mozart)
Elizabeth Berridge (Constanze Mozart)
Simon Callow (Emanuel Schikaneder/Papageno)

La historia cuenta como Antonio Salieri pasa de la admiración por Wolfgang Amadeus Mozart, al desencanto, la reprobación moral, y por último al odio. Entonces urde un plan para destruir al genio a través de un intrincado ardid, sólo para comprobar cuan inútiles son los esfuerzos de un solo hombre para contravenir la marcha de la Historia.


Amadeus

Sinopsis
Como muchas otras películas notables, ésta también es un flashback: el inicio nos sitúa en los últimos momentos de lucidez del envejecido compositor Antonio Salieri (F. Murray Abraham), en la invernal Viena de principios del siglo XIX.

Acosado por la decadencia, la pobreza y el remordimiento, pero sobre todo por la pérdida de su preeminencia como autoridad musical, Salieri pierde la cordura, se acusa de la muerte de Wolfgang Amadeus Mozart (Tom Hulce), e intenta suicidarse, sólo para terminar internado en un manicomio, tétrico como todos los de su época. Allí recibe la visita de un sacerdote, quien le sugiere confesarse como remedio a su alma atormentada.

A partir de este pretexto argumental se desarrolla la historia, por boca de Salieri, de la tortuosa relación entre éste y Mozart, narrado a lo largo de una larga tarde que se hace noche y termina, al mismo tiempo que el film, en la mañana siguiente: cómo, a partir de su admiración de adolescente por el genio precoz, el italiano pasa al desencanto, la reprobación moral, y por último el odio. Irónicamente, su antipatía por Mozart crece a medida que lo va conociendo en mayor profundidad.

Agobiado por la inquina, Salieri es incapaz de comprender la mezcla de talento prodigioso, temperamento infantil y virtual amoralidad de Mozart. Él, que basa sus logros en la disciplina y el sacrificio, ve impotente cómo aquel “pequeño” hombre crea con soltura obras de una belleza a la que su propia música jamás podrá aspirar, casi sin otro esfuerzo que el de transcribir, en partituras sin tachaduras, la música »ya culminada en su mente».

Amadeus

Mozart, casi por juego y sin mayor deliberación, lo ridiculiza en público, seduce a la mujer de la que Salieri está secretamente enamorado, y en su orgullo de saberse superior apenas concede al trabajo del italiano un reconocimiento ambiguo. En respuesta, Salieri (compositor de la Corte, nada menos) ejerce veladamente su influencia hasta reducir a Mozart a una posición de marginal, componiendo sin descanso obras que le reditúan apenas lo preciso para sobrevivir. Lo difama ante sus colegas, lo indispone con el monarca del país, sigue todos sus movimientos mediante una sirvienta espía y, como golpe de gracia, se vale de terceros para encargarle una obra secreta en un plazo imposible. El propósito de esta última treta es intrincado, pero brillante: al tiempo que abruma al genio hasta literalmente matarlo de agotamiento, Salieri piensa atribuirse la autoría de la obra, y usar ésta –se trata de una misa de difuntos, el famoso Réquiem– durante el velatorio del enemigo. Intentaría así obtener un triple objetivo: eliminar al rival invencible, renovar su ya declinante reputación, y sobre todo burlarse de Dios (a quien ultimadamente culpa de todo), sólo para comprobar, en las últimas escenas del film, cuán inútiles son los esfuerzos de un solo hombre para contravenir la marcha de la Historia.

Análisis
Milos Forman (Checoslovaquia, 1932) escogió Praga, la capital de su país, para rodar la película. Famosa por su belleza, la ciudad se muestra generosamente en sus calles, edificios y habitaciones, que parecen suspendidas en el siglo XVIII. Como bien dijera Forman, ningún otro lugar del mundo puede ofrecer lo mismo, y la fotografía hace justicia a la arquitectura.

AmadeusEl trabajo actoral de los protagonistas principales es en general solvente, salvo el de F. Murray Abraham, que es sencillamente excepcional. Pocas veces puede apreciarse en el cine una fusión tan perfecta de personaje e intérprete. Abraham, relativamente desconocido hasta entonces, nos hace casi imposible pensar el personaje sin su fisonomía, lo cual es uno de los sellos típicos de un gran desempeño.

El director no quería estrellas establecidas para el film. Consciente de que, (por ejemplo) un Salieri interpretado por Dustin Hoffmann sería por siempre un Salieri-Hoffmann, escogió actores capaces que no devoraran a sus personajes con su inevitable aura. El tiempo, que ha convertido a Amadeus en un clásico, le ha dado la razón: es la película en sí, como obra integral, la que resalta en nuestras mentes, y no la figura de uno o dos actores.

El contrapunto Salieri-Mozart no puede ser más claro. Siempre de oscuro, el italiano es el único personaje principal que no usa peluca ni arreglo recargado, y la fabulosa dicción de Abraham brinda a sus líneas una gravedad permanente. Por el contrario, el personaje de Amadeus, siempre con ropajes alegres y algo excéntricos, con sus movimientos vivaces, su risa esquizofrénica y su incapacidad para controlar sus impulsos, nos da la impresión de un niño encerrado en el cuerpo de un adulto.

Amadeus

Otro de los ejes de la película es la relación de Mozart con su padre, que sirve a Forman como palanca para destacar la inmadurez sempiterna de Amadeus y su desorientación vital al morir Leopold.

Escena Favorita
El momento en que Salieri revisa las partituras manuscritas de Amadeus, sólo para comprender, con angustia, la magnitud del genio de aquél. Mientras recrea en su mente los delicados compases mozartianos, deja caer los folios, abrumado por la “absoluta belleza” de la música.

Martín Vargas Estrada

Artículo anterior
Nuevos trailers
Artículo siguiente
Ni idea (1995)

28 comentarios

  1. Avatar
    Jorge Machuca Vilchez
    22 de diciembre de 2005 at 7:54 — Responder

    De acuerdo con el comentario.

    Esta pelicula es una de mis favoritas, pues deja entrever la diferencia que al momento de trascender existe entre un hombre bueno en lo suyo y uno excepcional, entre uno que destaca en su tiempo y uno que destaca para siempre, por los siglos de los siglos…

    F. Murray hizo un trabajo tan esplendido que unifico los premios de actuacion de 1984, el Oscar, el Bafta, el Globo de Oro, Lafca, etc. y en un papel nada facil que combino la envidia a ultranza con la admiracion.

    En fin, un perfecto trabajo (mas) de Milos Forman.

  2. Avatar
    Juan José Beteta
    22 de diciembre de 2005 at 21:44 — Responder

    Hay muchas cosas que s epueden decir de esta obra maestra. Aquí sólo quiero mencionar tres.

    La primera es que la música de la película NO ES la de Mozart. Lo que ha hecho el director Milos Forman es tijeretear la música del compositor y armar su propia banda sonora. Es decir, se trata de la música de Amadeus y funciona únicamente en relación con las imágenes del filme. No obstante, esta edición audiovisual es realmente ingeniosa y juega también en conexión con la música mozartiana. Así, el acorde incial de la película (que aparece de manera ominosa al menos en otros dos momentos claves: la relación con el padre y el encargo del Réquiem) está tromado de la opera Don Giovanni, cuya famosa escena final (el enfrentamiento entre Don Juan y el Comendador) le sirve a Forman para comentar el entrentamiento entre Mozart y su padre. Más aún, la voz en off de Salieri convoca a la música y en realidad hay un entramado virtuoso entre la acción dramática y la música que invade todo el filme.

    Cabe señalar que Forman ya ha hecho al menos otras dos películas que relacionan rebeldía, juventud y música: Hair y Ragtime. Ambas notables.

    La segunda tiene que ver con los hechos históricos. La envidia de Saliera contra Mozart (que lo habría llevado a asesinarlo) es un invento romántico y no está demostrada históricamente, ni mucho menos. Salieri fue un compositor exitoso y maestro de otros genios precoces como Schubert, Beethoven y Liszt a los que habría podido ta,mbién asesinar. En cambio, el aspecto menos «creíble» de la película (la personalidad descocacada del compositor, incluyendo su risa atorrante) sí están documentado por fuentes confiables.

    Un tercer aspecto relevante es la estructura del filme, que se corresponde con la del rondó; es decir: A-B-A-C-A-D-A… etc. Donde A es el relato en tiempo presente y los otros bloques de secuencias son los flashbacks.

    Sin duda, una obra maestra y, como en las otras películas citadas del mismo director, con aspectos polémicos.

  3. Avatar
    laura
    1 de marzo de 2006 at 12:53 — Responder

    hola atodos soy una niña de 12 años y en clase nos han puesto esta pelicula, es genial me encanta!!! y asi aprendes cosas sobre este magnifico y extroardinario genio MOZART!!

  4. Avatar
    laura
    4 de marzo de 2006 at 8:34 — Responder

    tengo muchisimas ganas de volver a ver la peli aunque dure tanto me da igual!!! es que es tan entretenida…!! al principio cuando mi profesora de música nos daba apuntes en clase me aburría, pero desde que nos puso la peli quiero saber más de mozart saber si era igual que en la peli si se reia asi… bueno os recomiendo la peli es muy muy bonita, aunque de algo de pena… mozart era el mejor compositor del mundo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  5. Avatar
    rocio
    2 de mayo de 2006 at 10:10 — Responder

    me ha gustado muxo,xo me gustaria saber mas cosas de mozart,de su vida…..xq si es cmo en la pelicula,debe de ser muuuuyyy interesante

  6. Avatar
    14 de mayo de 2006 at 14:09 — Responder

    Wenas¡¡he visto la pelicula y me a encantado… Xk en verdad no destaca el tema,ya que muchas de las situaciones no han ocurrido tal y como las presenta la pelicula,como iba diciendo lo que destaca en esta pelicula es la música de Mozart….que es magnifica¡¡ Mozart = Genio

  7. Avatar
    Jonatan
    26 de julio de 2006 at 13:08 — Responder

    ¡IMPRESINDIBLE! Milos Forman hizo un genial trabajo en adaptar la majestuosa obra de Shaffer, claro, vale también el excelente esfuerzo de éste quien trabajó como guionista. Los 8 Oscar para este filme son tan merecidos como los alagos y las críticas a su favor. Un inmeso F. Murray Abraham consumido por la envidia y un sensacional Tom Hulce con su actitud vulgar, escéntrica y su peculiar risa inolvidable, esa idea de dos actores principales es óptima, claro uno no más tuvo que llevarse el muñequito dorado, y ése fue el gran Murray Abraham. Los diálogos son otra exquisités de esta obra maestra, por ejemplo; sólo cuando comienza el filme; «¡Mozart! ¡Forgive me, Mozart! ¡I killed you!» o «I’m vulgar, sir. But my music is not» y el majestuoso final; «Mediocrities everywhere, I absolve you». Después de ‘One Flew Over The Cocku’s Nest’, la mejor obra del gran Milos.

  8. Avatar
    Clarissa
    12 de agosto de 2006 at 17:46 — Responder

    un dia no sabia q hacer y me puse a pensar en alguna pelicula buena para descargar con emule y una amiga me recomendo por el chat la de Amadeus y la desargue y me volvi una super adicta al genio. antes no me interesaba en absoluto la clase de musica y era donde peores notas(la mas alta era un 5 pelao) , y desde q vi Amadeus la nota mas baja es un 8’30 me empece a interesar por Mozart y la musica en general
    en fin gracias gracias gracias gracias a Milos Forman por realizar esa maravillosa pelicula

  9. Avatar
    Clarissa
    13 de agosto de 2006 at 15:35 — Responder

    Cinencuetro podrian poner páginas sobre amadeus?

    gracias:D y besos

  10. Avatar
    Lucy
    17 de agosto de 2006 at 12:14 — Responder

    es preciosa me encanta tambien la vi en musica,este año para navidad pido la película

    viva AMADEUS!!

  11. Avatar
    Alejandro
    17 de agosto de 2006 at 15:46 — Responder

    Una película estupenda. Sólo un detalle, me parece que en el dueto entre Papageno y Papagena (Flauta Mágica) la interpretación es en inglés a diferencia de la versión original (alemán)cierto??

  12. Avatar
    18 de agosto de 2006 at 9:08 — Responder

    En efecto, todos los fragmentos de ópera de la película están cantados en inglés. Aunque no estoy seguro del motivo, probablemente haya sido para hacer a las personas más partícipes de la música (la audiencia objetivo era obviamente la norteamericana). Quien haya asistido a una función de ópera sabrá que en la mayoría de teatros hoy por hoy se proyectan subtítulos en el idioma de la audiencia, pues no todos se dan el trabajo extra de familiarizarse con la trama y los versos antes de asistir. En el Metropolitan de Nueva York los subtítulos se proyectan en una pequeña pantalla de cuarzo adosada al asiento, y siempre hay más de una alternativa: el idioma original, el inglés y a veces el español, de modo que cada espectador escoge el idioma con el que se siente más cómodo. En Lima, Luis Alva fie quien inició la sabia costumbre de proyectar subtítulos en castellano encima del escenario, hace ya varios años.

  13. Avatar
    moncho
    28 de diciembre de 2006 at 21:42 — Responder

    ¿no os parece buena? …es milagrosa. siii el esta muy orgullosos de su musica.
    ….si tu me demostrases que tambien me necesitas, yo encontraria la manera de ser como tu quieres…

    la mujer de mozart esta desvalorizada, so os fijais en ella mejor se ve a una perfecta esposa enamorada de verdad;si la real hubiera sido asi, mas mozart hubieramos tenido.
    volvere, da gusto entrar aqui.

  14. Avatar
    jose
    3 de enero de 2007 at 5:16 — Responder

    esto es una mierda xk kulpa d vuestra mierda d informacion voi a suspender el trabajo

  15. Avatar
    maria jose
    17 de enero de 2007 at 12:54 — Responder

    me encanto la pelicula cuando la vi ojala mi madre me la compre estuvo geniaal

  16. Avatar
    ELENA
    7 de marzo de 2007 at 16:58 — Responder

    La película esta muy bien, pero parece increible que alguien así componiera tan bien.
    Y lo que más me impactó es la forma en que lo entierran.

  17. Avatar
    Monika
    24 de marzo de 2007 at 12:37 — Responder

    necesito saber las ideas mas importantes de la pelicula para un trabajo del instituto de variable!! algien me puede ajudar porfavor??

    Gracias

  18. Avatar
    xd
    1 de mayo de 2007 at 13:36 — Responder

    en fin una de las mejores

  19. […] básicos de la dramaturgia. Y es en este punto que encuentro la falla central de la película. En Amadeus, por ejemplo, la personalidad de Mozart está fielmente descrita y aparece contrapuesta al relato […]

  20. Avatar
    andrea
    17 de noviembre de 2007 at 4:48 — Responder

    Estoy loca por esta película, además de ser buena, es toda una leyenda! Me parece tan injusto lo que pasó con Mozart…era genial sin duda, tanta facilidad para componer obras tan preciosas…
    me gusta el resumen tambien.

    Un saludo

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Amadeus (1984)