Detrás del mar, de Raúl del Busto en el Cinematógrafo

Detrás del marDetrás del mar (2005)
Dir. Raúl del Busto Maldonado | 95 min | Betacam | Perú
Intérpretes:
Antonio Requena, Iván Tejeda, Natalia Peña

El 20 de noviembre va a ser un día para recordar porque afectará a tres personas muy distintas. Sus tres historias comparten la soledad, el presentimiento y la impotencia ante el destino. El silencio reina en el ambiente, mientras el mar guarda un secreto. Considerado por la crítica especializada como uno de los ejercicios cinematográficos más interesantes del último cine peruano.

Fue presentado el año pasado en la Sección Oficial del 12º Festival de Cine Independiente de Barcelona, L’alternativa.

Podrán verla todos los lunes de enero a las 6:00 pm. en el Cinematógrafo de Barranco.

Artículo anterior
La mujer de mi hermano (2005)
Artículo siguiente
Ganadores de los Globos de Oro 2006

16 comentarios

  1. Jose Sarmiento
    16 de enero de 2006 at 12:37 — Responder

    Detras del Mar es una pelicula fallida. Intenta ser densa, pero su pobre fotografia, la debilidad de su historia la hace aburrida. Son interminables los 95 minutos de duracion, que pudieron buenamente ser expresados en un cortometraje. Lastima por Raul del Busto y Cinthia Imamine que se habian destacado en trabajos anteriores.

  2. 16 de enero de 2006 at 14:55 — Responder

    Hola!!!
    Por casualidad he entrado hasta tu bitàcora… espero seguir visitàndola màs a menudo…

  3. Gustavo Vasquez
    20 de enero de 2006 at 17:45 — Responder

    Detrás del Mar me parece una película interesantísima.
    En qué película peruana trata de plasmarse algo de manera sutil y sugerente, sin ser tan directos y obvios en gran medida.
    Es exigente , pero a mi parecer es contundente y llena de valentía al no dar concesiones.
    Da gusto ver algo peruano que no caiga en lo mediocre.
    Una cuota más: resiste completamente la segunda o quizas más revisiones , ya que algo diferente se le encuentra.
    Espero ver la siguiente película de este director.

  4. Giuseppe
    31 de enero de 2006 at 21:44 — Responder

    Acabo de ver la pelicula por segunda vez y pienso que la pelicula es lo mas arriesgado que debe haberse hecho en el pais, pero ojo, eso en el pais, a nivel internacional hay muchos directores que usan los planos de larguisima duracion y son mas bien reservados en sus intenciones, causando molestias en espectadores poco preparados para obras asi de pesadas. Igual, parece que la pelicula es excesivamente reservada porque aun en las peliculas mas inexpugnables existe un hilo de historia que se puede seguir. Me gustaria que el autor diera su opinion en el foro.

  5. Jose Sarmiento
    31 de enero de 2006 at 22:24 — Responder

    Si bien es cierto que el riesgo existe, y aplausos para Raul del Busto por lanzarse a la piscina, el producto final es fallido. No porque sea una pelicula con o sin trama (hay un trazo delgado de una trama), sino que simplemente, no llega a funcionar. Lo que Guiseppe menciona acerca de lo que se hace en el pais es bastante cierto, pero de nuevo, en el extranjero hay gente que esta haciendo el mismo tipo de peliculas (como Abbas Kiarostami, solo basta ver “Cinco Dedicadas a Ozu”, una pelicula contemplativa experimental) con mucho mejores resultados. (Aqui no quiero decir que Del Busto y Kiarostami son comparables, solo pretendo dar un ejemplo de una buena aproximacion al genero experimental).

  6. Fabián
    4 de febrero de 2006 at 18:02 — Responder

    Señor Sarmiento,
    usted primero dice que la fotografía y la historia hacen la película “aburrida”. Luego dice que el producto final “es fallido” porque “no llega a funcionar”. Si esta película dura lo que parece que dura, será por una razón que ud (ni yo que no la he visto)no pudo descubrir. Me sorprende su actitud de que todo pudo “expresarse en un cortometraje”. Ah? Su ligereza es como la de esos que siempre decían “Woody allen ya cumplió su ciclo” y ahora se callan al ver Match Point. Por último… lógico que Kiarostami tendrá mejores resultados, socio! Es un ganador de Cannes! Usted dice y no dice nada. Ya. Que pongan la película en algún cine para verla, pues.

  7. Jose Sarmiento
    5 de febrero de 2006 at 12:08 — Responder

    La pelicula esta en rotacion en el cinematografo cada cierto tiempo. Vaya y saque sus conclusiones. Para mi, el hecho de que la fotografia de la pelicula sea totalmente plana y sin atractivo, resta mucho de la pelicula. Pasarse 96 minutos sentado frente a algo a lo que no le puede sacar uno ni siquiera un atractivo estetico es bastante exasperante, por decirlo menos.

    Por otro lado, que yo diga que la trama (o la carencia de esta) es fallida, y que no funciona en el contexto de la peícula, es simplemente percepcion personal. La historia no tiene la fuerza suficiente (para hacer una pelicula contemplativa, la narracion audiovisual tiene que ser lo suficientemente fuerte para invitar a la “contemplacion” o para llamar a la concentracion) para levantar la película.

    Y no comparo a Del Busto con Kiarostami, esta ahí, bien recalcado al final de mi último comentario. Que si la película dura 1000 minutos por una misteriosa razón puede ser válido, pero lo que es cierto es que no funciona de esa forma.

    No me arroje ud el calificativo de “critico superficial” sin leer con paciencia mis comentarios anteriores. Bueno, nada. Saludos.

  8. Fabián
    7 de febrero de 2006 at 1:36 — Responder

    Respuesta al Sr.Crítico Superficial

    Ahora ya pude ver la película. Después releí sus comentarios, socio… Después me caí de la silla.

    A ver … acerca de la fotografía… no me pareció plana en lo absoluto. Quizás a usted le parezcan atractivos los colores chirriantes y los destellos innecesarios. Entiendo que la película está hecha en digital y -obvio- la textura que la imagen pueda obtener no será quizás de esa belleza que usted busca, pero no olvide que las películas responden a inquietudes expresivas y los formatos se deciden por opción estética y por realidad monetaria…algo fácil: o se hacen o no. Además, no sacarle un atractivo estético a algo dice mucho de su limitadísima capacidad en encontrar cierta belleza a las cosas. El espectador también tiene que chambear, socio.

    Sobre la trama, especulo que usted no entendió la película… no se preocupe, quizás algo como ¨Top Gun¨ pueda mitigar su exasperación.
    Usted manifiesta que la trama es fallida…sustente socio! ¿La historia no tiene la fuerza para levantar la película? Hay que darle Kiwigen al director entonces… Hay películas que no necesitan ser fuertes en su trama, sino que concentran sus búsquedas y metas en aspectos que van más allá de los músculos. Mucho gimnasio, socio.

    Además dice usted a manera de ¨regla¨: para hacer una película contemplativa la narración audiovisual tiene que ser lo suficientemente fuerte… ???? Señor Crítico, ¿en dónde está la fuerza que invita a la contemplación en la película Ten, de su citado Kiarostami? En dos planos no creo que haya mucha fuerza expresiva. ¿Eh socio?

    El cine, todo él, es narración audiovisual. La palabra lo dice: sonido e imagen. Lo que invita a la contemplación no es su fuerza únicamente sino su capacidad de sugerencia y su manejo del tratamiento y de la creación de atmósfera. Cómo diría Susan Sontag, en la duplicación de imágenes existe una verdad y en la imagen sin belleza existe aún más belleza, porque la belleza no está quizás en lo explícito solamente sino también en aquello que nos cuesta ver….o hasta en la búsqueda de ella. Recuerde que en el camino se encuentra el valor, no en la meta, socio.

    ¿Qué funciona y qué no? Creo que ni usted ni yo estamos en posición de decirlo tajantemente… ¡¡¡SOCIO¡¡¡

    Saludos y si puede, véala de nuevo… o no: en el cable ya están dando The Mummy Returns. Ahí encontrará harta fuerza. Grábela y véala cada vez que esté exasperado.

    Suerte socio¡¡¡

  9. Jose Sarmiento
    7 de febrero de 2006 at 8:44 — Responder

    Estimado Fabian:

    No veo el motivo aparente por el cual usted se ha emocionado tanto conmigo y con tanta exasperacion. Le pido un poco de mesura en sus comentarios. Si a usted le gusto la pelicula y considera, dentro de sus apreciaciones personales que fue de su agrado y que funciona correctamente, lo felicito, bien por usted, vaya y duerma tranquilo.

    El formato digital permite una gama de posibilidades muy rica en cuestion de fotografia, es cuestion de tener la habilidad (como he podido ver en muchos cortos de estudiantes de aca) de manejarlo correctamente. Esto NO sucede asi en esta pelicula.

    La pelicula se entiende, hay una trama subyaciente a la historia, pero es la debilidad de esta la que hace la pelicula casi insufrible. ¿La diferencia entre esta y Ten de Kiarostami?. Kiarostami es Kiarostami, Del Busto el Del Busto. Kiarostami puede transmitir mucho mas en un encuadre donde aparentemente no pasa absolutamente nada. No intento, de nuevo, compararlos.

    Si usted, estimado Fabian (no me atrevo a llamarlo socio) considera que mis apreciaciones no son correctas, hagalo de una manera apropiada, se lo pido, no intentando descalificarme y poniendome apelativos como “el critico superficial”, que mas que decir cosas de mi, dicen mucho de usted.

    Disfrute usted Detras del Mar entonces. Suerte.

    Jose.

    P.D. Y por favor, no tome palabras de la genial Susan Sontag para hacer aseveraciones superficiales. La intelectual mas lucida de estos ultimos años merece un mejor destino para sus palabras.

  10. Jose Sarmiento
    7 de febrero de 2006 at 8:50 — Responder

    Nota: Usted no ve fuerza en “Cinco Dedicadas a Ozu”?. Su fuerza es monumental. Monumental. Alla si nuestros conceptos de “fuerza” son distintos.

    En la escena del cigarrillo, la escena ultima de la playa… en la carta doblada….en el telefono… no hay profundidad… son situaciones realmente … la palabra no llega a mi mente, pero estan tocadas de manera recontra superficial. Y en los momentos que realmente uno logra prenderse de la pelicula, en aquellos momentos que se logra una concentracion efectiva… el tiempo se dilata demasiado y la imagen no tiene suficiente “fuerza” como para mantenernos dentro.

  11. Fabián
    8 de febrero de 2006 at 15:00 — Responder

    Señor Sarmiento:

    Acabo de leer sus comentarios y ahora no me he caído de la silla. No. Esta vez me pongo de pie. Usted me ha abierto los ojos. Comprendo en este momento qué ciego he sido en mi manera de ver el cine. ¿Cómo pude pasarme tantos años cone sta venda en los ojos? Felizmente existen personas como usted que no se hacen de rogar para señalarnos a los corderos extraviados qué es lo bueno y qué es lo malo. Bendito sea Dios.

    ¡Cuánta verdad hay en sus palabras! Ahora prometo en este foro buscar la fuerza de la que usted habla, prometo olvidar ese apellido de historiador peruano para mirar una y mil veces “Cinco dedicadas a Ozu”. Prometo comprarme un termo rojo a la brevedad del caso, además. Prometo no hablar sobre el genial Kiarostami ni sobre la genial Sontag. Ni siquiera hablaré sobre el genio de Aladino. Y además le juro que apenas pueda me inscribiré en un curso de dirección de fotografía en Inictel aunque sea, para poder -quizá, ojalá- alcanzar solamente un pedazo de su saber. Saber que, con la humildad de un Dios venido a la tierra, ha compartido conmigo en esta página.

    Señorito Sarmiento, gracias por no dejar de escribir e iluminarme. No soy digno de que entre en mi casa, pero una palabra suya ha bastado para sanarme. Ahora no le interrumpo más. Me retiro.

    Un iluminado

    p.d. a usted le gusta tener la última palabra siempre, al parecer. Se la cedo… socio.

  12. Mario Brown
    28 de septiembre de 2006 at 12:02 — Responder

    Cuanto de cierto hay en lo que dice el señor Sarmiento, es que casi no queda más que agregar. Una película pretenciosamente plana, aburridísima, carne de cajón para criticos poseros, tipica de un principiante que busca sorprender al burgués. Ojala desarrolle sus historias para más adelante el joven director de esta película.

  13. lola
    7 de octubre de 2006 at 23:01 — Responder

    la pelicula me parece estimulante, hace accionar el oido, los sonidos son profundos, me gusto mucho la fotografia. esta buena la pelicula, bacano ver todo lo que nos ofrece el cine independiente, sobre todo experimental ademas de lo que podemos crear nosotros mismos.

  14. gzgvfdz
    16 de julio de 2009 at 17:26 — Responder

    bueno yo no he visto la pelicula ni soy un experto (ni se bien que significaria ser un experto) pero lo que si me ha pasado es que a veces veo una pelicula que me parecio increible y a otros no les gusto entonces porque? como que capte algo que el otro no nose entonces creo que la cuestion al final seria ver la pelicula lo mas receptivamente y tratar de sacar lo mejor de ella, por supuesto van a haber directores que logran mandar el mensaje mas intensamente y a otros un poco menos, entonces como dicen mas que el objeto en si es el sujeto que lo recibe, entonces tratar captar lo mejor que pueda dar la pelicula y lo que quizo expresar el pata
    porque descartar por un lado buenas y malas desecharia todo contenido que pueda tener ypueda tener un mejor efecto en nosotros

  15. renzo
    15 de diciembre de 2009 at 23:36 — Responder

    vi la pelicula hace ayer, y en verdad decepciona; no por el hecho de usar (y abusar) de los famosos tiempos muertos, si no porque tecnicamente es muy pobre, la historia que intenta mostrar es muy debil, y se hace a la pelicula larguisima y aburrida. Finalmente me da la impresion que fue un experimento fallido del director.

  16. […] “Detrás del mar” (2005, 99’), de Raúl del Busto. “Quería revisar hasta qué punto la dilatación del tiempo hace que pases de la visión –ver, mirar, observar–, a la contemplación de una cotidianidad donde aparentemente no pasa nada, aunque sí pasa, y mucho. Y no sólo pasa el tiempo sino también cosas internas. Y esto era lo que yo quería para Detrás del mar” (Raúl Del Busto). […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Detrás del mar, de Raúl del Busto en el Cinematógrafo