Oliver Twist (2005)

Oliver TwistDir. Roman Polanski | 130 min. | Reino Unido – Francia – Italia

Intérpretes:
Ben Kingsley (Fagin), Barney Clark (Oliver Twist), Lewis Chase (Charley Bates), Frances Cuka (Mrs. Bedwin), Jamie Foreman (Bill Sykes), Edward Hardwicke (Mr. Brownlow)

Estreno en Perú: 16 de marzo del 2006

Luego de su reciente éxito con The Pianist, Polanski desconcierta al dedicarse ahora a adaptar el clásico relato de Dickens ya entregado en imágenes en muchísimas oportunidades (acaso la más célebre fue la de David Lean). Pero más allá de arrugar la nariz ante esta nueva incursión por los caminos etiquetados de infantiles, deberíamos prestarle atención al hecho que antes que nada se trata de una visión más bien oscura y hasta sórdida del bajo mundo de la Inglaterra del siglo XIX, un universo de crueldad pero también de sorpresas, de encuentro con lo insólito más aún tratándose de la mirada descubridora de un niño. He ahí el verdadero valor de esta historia que en manos del polaco se convierte en una curiosidad del subgénero dedicado al narrador británico y más cercano al estilo del realizador de algunas de las cintas más espeluznantes que se hayan visto.

Oliver Twist

No contemplamos aquí nada que no hayamos visto antes, desde un principio el director se dedica a presentarnos la historia sin dejar de lado el candor de tantas otras cintas infantiles. Rápidamente el espectador se ve convencido de estar presenciado una pobre rutina lejana de la chispa o la picardía que caracteriza a las películas dedicadas a los más pequeños. Sensación que no habrá de mejorar y es que Polanski no parece interesado en complacer de esa manera a pesar de lo que hayan pensado incluso sus productores. El Oliver Twist de Polanski es una película más bien rara que uno no sabe si esta realizada con intenciones más sinceras a la hora de retratar la niñez o tal vez echa con desgano. Me inclino por lo primero aunque no logre el objetivo alcanzado.

Oliver en esta versión recupera mucho su humanidad a pesar de su itinerario conocido y al cual el director no deja de revestir incluso con ese halo irreal de sus mejores películas. Todo ese ambiente de exploración para el niño huérfano será el del orfanato-reformatorio, una funeraria y finalmente el antro, centro de operaciones de pickpockets bajo la tutela del horripilante Fagin (Ben Kingsley en solvente actuación tal vez la mejor de la cinta). El pequeño conocerá el mundo a través de esta experiencia de necesidad ajena a la ternura pero no necesariamente de la solidaridad. Acaso mucho tenga de las experiencias del deambular por la devastación post nazi (que tan bien le inspiraron en su anterior film), Polanski no deja de hacer sentir esta personalidad incluso en los momentos más gruesos o convencionales del recorrido de su Oliver.

Oliver Twist

La ambientación ayuda muchísimo a crearnos esa sensación de sordidez cercana a la sensibilidad peculiar de su director y ello debe ser el mayor mérito de su versión. A pesar de todo se percibe a un director cumplidor pero sin el vuelo genial de otras veces que hizo del juego del absurdo y la incomprensión el camino de sus desbocadas obsesiones. Mucho tenía realmente Oliver Twist para ello pero solo se queda en una correcta reconstrucción sin verdadera tensión. Incluso los momentos más tensos de la trama con la aparición del brutal Bill Sikes (el molde preciso bajo el cual se forman Oliver y los otros) y de Mr. Brownlow (hado madrino dispuesto a encaminarlo hacia las buenas costumbres y la educación) no tienen la garra suficiente para incrementar nuestra atención más allá de lo que hemos visto.

Oliver Twist incluso como visión de la sociedad de su tiempo podría haber aportado mayor riqueza al film de Polanski. Muchos pasajes notables de la historia como el aprendizaje de raterías o las enseñanzas de Brownlow son realizados con cierta curiosidad pero no sacan de la frialdad al conjunto. La historia arquetípica del escritor pasa por una adaptación oficiosa pero carente de la inspiración de otras veces. Polanski tenía en sus manos un material muy afín a sus intereses pero parece más que primaron los de otros o al menos quisiera creer que fue así.

Jorge Esponda

Artículo anterior
Shrek the Third
Artículo siguiente
Roger Ebert y su Overlooked Film Festival

5 comentarios

  1. 22 de marzo de 2006 at 16:43 — Responder

    La vi aca en NY y me parecio muy mala. Sobre todo el papel que se le da al niño: parece un maniquí, nunca reacciona, ¡que chibolo tan apático! incluso en la escena final, cuando su vida depende de él mismo, si lo arrojan al abismo o se escapa o no, parece que le diera lo mismo. Por otro lado no es la mejor de las novelas de Dickens. Y si la historia es mala, pues correspondía al director adpatar el guión para que resulte interesante. No la vean. Si quieren ver una de Polanski entretenida alquilen El Pianista.

  2. Jonatan
    31 de marzo de 2006 at 16:36 — Responder

    Pongan la crítica de ‘La era de Hielo 2’

  3. 23 de noviembre de 2007 at 6:34 — Responder

    Phentermine….

    Phentermine. Phentermine pill. Order phentermine online. Phentermine yellow. Phentermine online pharmacy….

  4. adriana
    1 de enero de 2008 at 13:02 — Responder

    a mi me encanta oliver twist es mi obra favoritaaaaaaa………..y cuando me entere q havbia pelicula me puse a ver en google imagenes de oliver twist y me decia “quien es ese niño tan guapisimo y lindo” entonces mne averigue su nombre q es barney clark y me enmora profundamente de el como no saben hay y tengo 13 y el 14 creo jejej no lo se? lo amooooo.
    pero la peli esta buane lo unico malo era q habiA PERSONAJES Q FALTABAN.

  5. […] hecho que según el propio director, lo hace sentirse más identificado con su personaje de Oliver Twist. La historia se repetiría con el asesinato de su esposa Sharon Tate, también embarazada, a manos […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Oliver Twist (2005)