Darren Aronofsly y Rachel WeiszLa esperadísima tercera película del joven realizador Darren Aronofsky, The Fountain, fue recibida el lunes pasado con silbidos y abucheos de parte del público presente, durante su primera presentación oficial en el Festival de Venecia. Parece que todos los medios se pusieron de acuerdo para darle con palo al pobre Darren, una muestra es esta dura crítica de Variety.

En un gesto que se me hace poco profesional, los medios reportan que muchos periodistas comenzaron a abandonar la sala durante la proyección del film, supuestamente en señal de protesta o aburrimiento. Creo que en todo caso hubiese sido más honesto y profesional quedarse hasta el final, ver todo el trabajo de Aronofsky, y luego dar su opinión, tal como lo hicieron los críticos que al final de la proyección se mandaron una bulliciosa abucheada.

Por supuesto, muchas veces los críticos ven una cosa, y cada uno como espectador ve otra diferente. Espero que este sea un caso de esos, a pesar de la pateadura que le dan a Darren y compañía. Una pena, ya serían dos de mis películas más esperadas las que han sido destrozadas por ‘los que más saben’. Además de The Fountain, recuerden lo mal que trataron a Marie Antoinette en Cannes 2006. ¡Al diablo con los críticos!