[Crítica] “Good bye Pachacútek” (2006), de Federico Gabriel García

Good bye PachacútekDir. Federico Gabriel García | 88 min. | Perú

Intérpretes:
Mónica Cabrejos (Lola), Reynaldo Arenas (Pachacútek), Omar Fitzmaurice (Rascatraz), Rosita Quispe (Cholita), Antonio Arrué (Frank Arévalo), Dánae Sacovertiz (Sally Arévalo), Enrico Rovegno (Anibal – Anita), Francisco García (Cara de cuy), Fernando Vásquez (Daniel, el policía)

Estreno en Perú: 28 de setiembre del 2006

La producción nacional realizada casi de manera alternativa a través del video y que logra el ingreso a nuestros cines es una presencia cada vez más regular. Este año surge como representante de este “otro” cine, esta película que marca el debut de Federico Gabriel García (hijo de Fico). El novel realizador hace de su cinta un extraño (por decirlo menos) acercamiento al universo infantil y su enfrentamiento ante la crueldad del mundo que los rodea. Premisa que se convierte en pretexto de un disparate total. Un infame mamotreto que sigue muy de cerca los pasos pioneros del inefable Leonidas Zegarra.

Good bye, Pachacútek

La historia más o menos digerible es como sigue: en el pueblo joven Pachacútek una prostituta (Mónica Cabrejos) con el santo de espaldas encuentra a dos niños desamparados (Cholita y Rascatraz) y los adopta para ponerlos rápidamente a trabajar en la penosa tarea de mendigar, mientras que se desarrolla entre los hermanitos una ingenua ilusión de salir adelante a pesar de sus problemas. Hasta aquí tenemos una línea fuerte, digna de clásicos del melodrama hindú, mexicano y un largo etcétera. Pero rápidamente nos enfrentaremos con un tratamiento marciano que transforma por completo la aparente seriedad (a su modo) que reinaba en el discurso. De pronto surgen las bromas altisonantes y por demás burdas (cercanas a tantos programas de TV y peor) seguidas inmediatamente por un insólito discurso patriótico encabezado por un Reynaldo Arenas risible con su acartonamiento entre tanta pachotada.

La idea entonces nos es cantada como un supuesto alegato contra el maltrato y tráficos de niños. Discurso que revuelto ante la más burda concepción de lo que llamamos “cultura chicha” nos lleva a niveles deplorables de la incoherencia. El director termina declarándose no tan solemne e intransigente como su padre y transita por los caminos abiertos por los más recientes exponentes del trash peruano encabezados por Leonidas Zegarra (especialmente desde la insuperable fantasía de Mi crímen al desnudo). Se trata de una película que contemplamos no ya con cierta condescendencia hacia sus limitados recursos técnicos y artísticos sino con la sensación absoluta de estar presenciando el perfecto sinsentido. Tal apariencia nos deja pensando en la verdadera intención de sus gestores, acaso hacer el boom cinemero en las clases populares a base de subvalorarlo y de hacer de su subcine un condensado de todo lo que supuestamente “le gusta a gente”, de todo aquello que sin duda (para ellos) habrá de pegar en los fans de las carnes que aparecen en los diarios de 50 céntimos y demás.

Good bye, PachacútekAsí tenemos enfrente a los pequeños y vulnerables protagonistas como víctimas reales de su “entorno” junto a la obsesión de los fans de las tangas Mónica Cabrejos, al idealizado Pachacútec y sus populistas discursos surgiendo como la alternativa buscada ante el desaire del mismo presidente (ese otro Pachacútec vigente en la época en que se grabó esta cinta), los pirañas y el terokal, la chacota al estilo “Risas y Salsa” (con émulo de Felpudini incluido) y un largo etcétera que ya va más allá del concepto de lo ecléctico. Esta mezcolanza no se encuentra muy lejos de otros bodrios recientes de similar intención como Baño de damas o Un marciano llamado deseo. Aquí se trata de un juego evidente de subestimación (y no comprensión) de su público objetivo, ejercicio “comercial” que ha resultado casi siempre en fracaso y que no se ha tomado con espontaneidad y autentico convencimiento de sus medios. El juego de García es el de mirar por encima a su público y dedicarse a insultarlos con una metralla de sandeces.

Ese nivel de absoluto subcine la llevará sin duda a las estadísticas de las malas películas peruanas pero a pesar de ello no la ubicará en el trono de la antología, para ello hubiera sido necesario un auténtico espíritu y atracción por el desmadre. Hasta para eso es un fiasco esta ofensa audiovisual cargada de falsedad y verdadera subestimación de su público.

Artículo anterior
Crónica de una fuga (2006)
Artículo siguiente
Alberto Fuguet dirige un video de Javiera Mena

18 comentarios

  1. 8 de octubre de 2006 at 6:21 — Responder

    Pais generoso este el de tener casi dos leonidas Zegarra….

  2. cesar pereyra
    8 de octubre de 2006 at 17:48 — Responder

    Oye amigo jorge !en serio es tan mala!. ¿No le encuentras nada rescatable?. Yo hace años conoci al director . Bueno no creo que se acuerde de mi por que solo le vendi unos avisos de publicidad. Y bueno ,no se, me pareciò un tipo inteligente .Al menos para hacer negocios. No se, pero me parece que opinas màs con el higado . No te molestes ,no. Yo aùn no la he visto. Pero un pata me conto que cuando la exhibieron en el festival Puccp. Pasaron, al parecer, un copiòn de la pelicula, porque claramente se veian fallas de continuidad, de luz, de ediciòn. Por ejemplo ,este pata me dijo que hay una escena en donde los niños suben a un micro a vender caramelos, y la càmara retrocede a un plano general, y se ve la base del dolly, osea los rieles, y al costado al sonidista con su màquina ,ja,ja,ja, ..ta, que chongo oye, . Bueno habrà que verla para juzgar uno mismo. chao nos vemos.

  3. Rodrich
    8 de octubre de 2006 at 18:58 — Responder

    Ricardo Bedoya tambien le da duro hoy en El Dominical

  4. 10 de octubre de 2006 at 2:02 — Responder

    Acá lo escrito por Bedoya acerca de Good Bye Pachakútec:

    Desastre en la sala
    Good Bye Pachakútec se está exhibiendo en proyección digital en algunas salas de Lima ¿Qué es esta delirante película peruana, que acompaña cada secuencia con una banda sonora que alterna la música clásica con el reguetón y el aserejé? ¿Es acaso una tragedia miserabilista de risa loca, una comedia para llorar con amargura o la parodia del melodrama indio “Mendigar o Morir”? ¿Es una sátira, un drama social, un remake de “De Nuevo a la Vida”, o una cinta de explotación filmada por el émulo más aplicado de Leonidas Zegarra? Y qué decir de las sensaciones que deja: ¿conmueven o enojan su torpeza e ingenuidad?, ¿causa ira, desconcierto, consternación, preocupación o vergüenza ajena? Es difícil describir el desmadre; es inefable. Sólo sabemos que Good Bye Pachakútec pasa a la galería inmortal de los más rotundos bodrios de nuestro cine, junto con Los Montoneros, Los Siete Pecados Capitales… y Algo Más, Brigada Blanca, De Nuevo a la Vida, El Forastero o Una Buena Chica de la Mala Vida.

  5. Eugène
    11 de octubre de 2006 at 10:08 — Responder

    Sr. Jorge Esponda, eres un fenómeno de persona, nunca habia sabido o mas bien conocido a un ser que en su cabeza en vez de tener el cerebro tiene el hígado eres único porque ni siquiera el cerebro se te fué al hígado definitivamente no tienes. Soy Chilena y me provocas no leer nunca mas esta página cinencuento, eres un fiasco…lamentable si bien se deben aceptar todo tipo de crítcas, pero te insisto hay que hacerlas con el cerebro. NO LEERE MAS ESTA PAGINA……..ADIOS

  6. 11 de octubre de 2006 at 14:45 — Responder

    Eugène, como editor de este blog, respaldo todo lo que escribe Jorge, compartiendo o no sus puntos de vista sobre las películas que critica. Más allá de eso, espero que reconsideres y vuelvas a Cinencuentro para leer todo el resto de información que posteamos a diario.
    saludos.

  7. 11 de octubre de 2006 at 14:58 — Responder

    Si algo es interesante de estar en cinencuentro es la posibilidad de que se posteen tres o cuatro visiones de varios “criticos” (no me considero como tal) respecto de una pelicula, cada cual con su personalidad, analisis y percepción del cine y he alli lo interesante que uno puede sacar no solo una sino varias conclusiones que lo lleven o no a ver una pelicula al cine…

    Respaldo a Laslo y evidentemente a Jorge Esponda, por la labor desinteresada que hacen de llevar información a sus lectores sobre su pasión, por ello si no te gusta la posición critica del señor Esponda no significa que tengas que odiarlo, aborrecerlo y ni siquiera amarlo y menos dejar de leer o visitar cinencuentro..

  8. […] El cine peruano enriquece nuestra identidad cultural, aportando lecturas sobre lo que somos y provocando debate y reflexión que trasciende el ecran. Pese a los escasos recursos, ya presenta cierta diversidad generacional, geográfica, ideológica, estilística y de formatos en medio de un creciente caudal de participaciones y premios en festivales extranjeros y estrenos en la cartelera local, dándose la posta y compartiendo salas, como ocurre desde setiembre con Madeinusa, La prueba, Good bye Pachacútek y Mariposa negra, a las que se sumará en unos días Talk Show. Convergen un grupo de autores experimentados y un enjambre de jóvenes realizadores, que incluye una pujante producción en distintas zonas del país, principalmente Puno, Ayacucho, Huancayo, Cuzco, Arequipa, Trujillo y Cajamarca, la cual ha logrado en conjunto un importante éxito regional y en varios casos recuperado un desaparecido mercado de exhibición. […]

  9. 2 de febrero de 2007 at 23:23 — Responder

    […] Lee más sobre la película… […]

  10. […] El Centro Cultural CAFAE-SE “José María Arguedas” presenta el Ciclo: Miscelánea, en su apartado para Cine Nacional. En la programación de marzo destaca la proyección de Good bye Pachacútek y Qué vida fue la mía, dos largometrajes de ficción que se exhibieron en forma muy limitada el año pasado. En calidad de estreno presentamos el largo documental Agustirock de Walter Canchanya y tres cortometrajes documentales realizados por estudiantes de la Universidad Católica. El programa se completa con Coraje (2004) del cajamarquino Héctor Marreros y Sombras de la soledad (2006) del huancaíno Nilo Inga. […]

  11. Gonzalo
    8 de marzo de 2007 at 15:17 — Responder

    Creo que el sr. Jorge Esponda, es un crítico de cine, como cualquier persona que quiere criticar una película, por ejemplo, un vendedor de caramelo de la calle entra al cine y ve una pelicula, saliendo se va a su barrio cuenta a su gente lo que vio y critica las cosas que no le gusto, …. pues este vendedor se vuelve un crítico, … otra cosa seria ser un (analista de cine).la única diferencia entre los dos es que el vendedor de caramelo lo que dice es pasajero en su entorno, y el otro Sr: Esponda cree que tiene la razón lo que dice porque tiene un medio de difusión masiva y su palabra es ley, creo que aqui no hay hasta el momento un verdadero analista del cine peruano que vea las cosas con un equilibrio y sobriedad.
    postdata: Que me disculpe los vendedores de caramelos por este ejemplo.

    Atte. Gonzalo

    Espero que lo publiquen.

  12. 9 de junio de 2007 at 21:07 — Responder

    Por lo visto los envidiosos se multiplican como los hongos.
    Para poder defenderme de tanta joyita entre barbones, mariquitas, tontos útiles etc… que abundan en nuestro cine nacional he abierto mi propia página web oficial que es http://www.leonidaszegarra.com
    No como la de la Universidad Católica QUE ES BAMBA!!!.
    Enterate de los Secretos del Cine Nacional.
    Leonidas Zegarra

  13. 27 de julio de 2007 at 2:29 — Responder

    […] Lee más en Cinencuentro… […]

  14. […] pm. – Los Taitas de Héctor Marreros (Cajamarca) 4:00 pm. – Good bye Pachacutec de Federico García (II) (Lima) 6:00 pm. – Inauguración. 6:15 pm. – Los caciques de Héctor […]

  15. hiro
    16 de octubre de 2008 at 12:32 — Responder

    alguien sabe como se llama la cancion, cuando lola va caminando por por un desierto creo, antes de encontrar a los chibolos .

  16. hiro
    16 de octubre de 2008 at 12:41 — Responder

    aya , cuando va en busca de su terreno

  17. 19 de mayo de 2011 at 11:55 — Responder

    Aquellos que tanto critican, es que en realidad “no tienen un buen ojo y entendimiento”,
    solo lo ven y critican por lo primero que aparece… haber sean mas inteligentes, no puedo creer que en realidad no entiendan lo que se quiere transmitir…PARA MI ES UN GUSTO ENORME QUE EL DIRECTOR DE ESTA GRAN OBRA SEA MI PROFESOR Y ES UN CAPO Y ME HA HABLADO AMPLIAMENTE DE ESTA PRODUCCION. Saludos a todos los peruanos que si apoyamos y a los que no decirles QUE NUNCA ES TARDE.

  18. 26 de julio de 2012 at 22:10 — Responder

    señor usted muestra odio a esta obra pero dígame usted la entendió, reflexiono para mi esta es una gran película con un final inesperado, usted muestra envidia ya que sabe que nunca podrá hacer algo similar

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

[Crítica] “Good bye Pachacútek” (2006), de Federico Gabriel García