Los ShapisSi nunca has oído hablar de Los Shapis, o nunca viste a Chapulín, el dulce, dar su salto de 360 grados, te perdiste una de las épocas más chicha de los años 80. “Chicha” en toda la amplitud de ese peruanísimo término. Y que mejor exponente de esta vertiente de nuestra cultura urbana que este grupo huancaíno de música tropical andina, género que ellos hicieron popular precisamente bajo el rótulo de “chicha”, hace ya casi tres décadas.

Fue tanto el éxito de estos jóvenes músicos de multicolores uniformes, que en 1986 Juan Carlos Torrico decidió filmar una película con ellos como protagonistas (alguien diría al estilo de A Hard Day’s Night o Help! con The Beatles). Una comedia musical con todas las de la ley. Así nació Los Shapis en el mundo de los pobres. El equipo de realización estuvo conformado, entre otros, por el ahora “director de culto” Leonidas Zegarra (Una chica buena de la mala vida, Vedettes al desnudo). Entre los actores participaron Julio Simeón, Jaime Moreyra, Amparo Brambilla, Haydeé Cáceres, Lucho Guevara y José Loayza.

La película, sin embargo, tuvo problemas para estrenarse. Fue vetada por la Comisión de Promoción Cinematográfica de esos años, pero luego de la intervención de Alan García (ja), Los Shapis en el mundo de los pobres llegó a las salas comerciales de todo el Perú, bordeando el millón de espectadores, rivalizando con blockbusters gringos como Rambo 2, nada menos.

Luego de todos estos años, podremos volver a ver la cinta mañana lunes 15 de enero a las 8:45 p.m. en El Cinematógrafo de Barranco. Luego seguirá en esa sala durante todos los lunes dedicados al cine peruano, por algunas semanas más. Si ya hemos demostrado que añoramos a nuestros gobernantes de aquella época, porque no hacer lo mismo con Los Shapis. Al fin de cuentas, ellos si lo merecen.