Mario Rivas, sonidista de larga trayectoria en el audiovisual, tanto en su vertiente cinematográfica como en la publicitaria, y dueño de la sala El Cinematógrafo de Barranco, ocupó el año pasado la vicepresidencia del Conacine. Desde fines de julio lo presidió interinamente y el 31 de enero culminó su periodo. Hace dos semanas, en Panamá, participó en la segunda negociación de Ibermedia correspondiente al año 2006, en la que se ha cerrado con apreciable éxito un proceso muy accidentado para el Perú. Sobre esta reunión internacional, el balance de su gestión, la herencia para el nuevo Consejo Directivo y otros temas dialogó con Cinencuentro, y anunció un acto público este miércoles 7 de febrero, a las 7 p.m., en el Centro Cultural de la Universidad Católica, en el cual los directivos salientes ofrecerán un informe a la comunidad cinematográfica.

Lee la entrevista a continuación »