La revolución digital que hace unos años nos alcanzó, ha permitido cada vez que un mayor número de realizadores se lanzen a la aventura de un largometraje. Desde hace un tiempo el digital se ha convertido en el formato abanderado de los directores jóvenes y experimentales,en una especie de independentismo que va nutriendo aún de forma incipiente nuestro mercado.

Que vida fue la mía es un experimento del director Walter Canchanya Sánchez, exponente de la cinematografía alternativa, en el que se mezclan visiones de la ciudad, problemáticas nacionales y el caos de la vida juvenil, se estará presentando hoy jueves 22 a las 7:00 p.m. en el CAFAE-SE, dentro del ciclo “Cine nacional: miscelánea”.

Como parte de esta muestra también se estarán presentando en las semanas siguientes Agustirock también de Walter Canchanya, tres cortometrajes documentales realizados por estudiantes de la Universidad Católica, Coraje (2004) de Héctor Marreros y Sombras de la soledad (2006) de Nilo Inga.