Cho Seung-Hui: Oldboy a la americana

Virginia Old Boy Luego de la sangrienta y lamentable masacre de Virginia Tech, la prensa está buscando los motivos del vindicado responsable de tan terrible hecho: Cho Seung-Hui, quien envió fotos y textos a la cadena de noticias NBC. Entre ellas, una en la que emula una escena (y afiche) de Oldboy, la película de su compatriota surcoreano Park Chan-Wook. Y, es en ella que los medios estadounidenses han visto la causa, por su explicita violencia y enorme cantidad de muertos o heridos, que lo empujase al condenable asesinato de 32 estudiantes de su centro de estudios. Más aún, cuando el film trata sobre la venganza, palabra que incluye en el manifiesto enviado a los medios. Oldboy, es la segunda parte de “La trilogía de la venganza” que elaborara su director y con la cual ganase las Palmas en el Cannes del 2004.

¿Pero, puede una película ser el detonante de toda la violencia? Michael Moore en su Bowling for Columbine buscaba razones en las películas violentas, los videojuegos de matanzas en primera persona, o la música de Marilyn Manson, pero terminaba desvirtuando éstas, y señalando al armamentismo doméstico americano como una de las verdaderas razones. Revisando las fotos enviadas por Cho Seung-Hui a NBC, podemos relacionar sus posturas con otras cintas violentas, no solo asiáticas, sino también americanas y europeas como: Taxi Driver, Rambo o El profesional. No se puede culpar a la ficción por la violencia de la realidad, poco tiene que ver lo que veamos en el cine, con lo que la falta de regulación y responsabilidad puede causar. Los americanos deberían recordar eso.

Artículo anterior
"Qué vida fue la mía" en Todas las Artes en San Marcos
Artículo siguiente
Tráiler de Concursante

9 comentarios

  1. 20 de abril de 2007 at 21:32 — Responder

    Los americanos y su afan de echarle la culpa a todo lo externo…seguro van a decir que la culpa de irak la tiene ultraman y que godzila mata a diario de hambre a medio planeta…la culpa de todo la tiene BUSH y esos malditos que les venden armas a cualquiera !!!

  2. Mitnick
    20 de abril de 2007 at 21:40 — Responder

    Cuando no, los americanos simplificando las cosas…

  3. 21 de abril de 2007 at 0:34 — Responder

    Sips, yo acabo de ver Notes on a Scandal y por eso ahora me voy a acostar con el primer chibolo que quiera que le de clases de arte…. pfft!

  4. 21 de abril de 2007 at 11:52 — Responder

    Cito a Wes Craven:

    “Si alguien tiene pensamientos violentos, se ve atraído por cosas violentas, pero, ¿son las cosas violentas las que llevan a pensamientos violentos? No lo creo. Para encontrar el origen de esta violencia hay que remontarse al inicio, mirar el pasado individual de la persona ‘antes de sacar cualquier conclusión”.

    No me sorprende que haya numerosas escenas de tortura en las películas de horror porque eso ocurre cada vez más y pasa en Irak o en las prisiones secretas de la CIA”. La realidad, como se ve, es innegable, y esta termina deslizándose insidiosamente en las películas”

    Más claro, ni el agua

  5. Lourdes Vásquez
    21 de abril de 2007 at 23:18 — Responder

    En realidad no soy seguidora del cine de terror, puede que por alli vea una del cine asíatico, pero trato de evitar mirar las de ése género, por que pienso que las imágenes de contenido extremo, marcan el subconciente, asi nos digamos por el lapso de las dos horas, que solo estamos viendo ficcion.
    Creo también que, los creadores de las mismas, no estan bien en cuanto a su equilibrio mental, y dejemne decirles, que no los culpo.
    Claro que la culpa no es del cine, eso solo lo pueden decir los que no saben ya que hablar, si bien puede que una imagen marque, no resulta suficiente desencademante para dar explicacion a semejantes locuras. Todo depende de cada uno, de las formas de hacer frente a cada problema, por más dificultosos y traumáticos que éstos sean.
    Ahora, ¿es que alguien puede conservarse con salud mental, despues de ver atrocidad y media?, no hablo de las atrocidades de las películas, despues de todo los directores de éstas ven todos los dias lo mismo que vemos todos nosotros, hablo de el caos en el que estamos inmersos, de el caos del que participamos como receptores pasivos, de aquel que nos hace llegar a la repulsión por nuestros congeneres a cada vistazo al noticiero.
    Y lo peor es que no podemos hacer nada, nada ante la pantomima que se despacha con escalofriante sinverguenceria Bush, nada contra lo que pasa en Irak, nada por prevenir estos sucesos que acontecen con mas frecuencia cada dia.
    Solo mirar, no se puede hacer nada, ya ven, a Bush le importa un comino que su propia gente lo reprienda, él hace lo que le da la gana, mata a medio Irak y sigue sonriendo…¿acaso no es ésto peor que lo que ha hacho el surcoreano?. Sí, es más atroz, pero no hay quien le haga a dicho mandatario dejar de hacer lo que hace.
    Entonces, no culpo que despues de percibir tantan cosas, a un esquizofrénico suelto se le terminen de aflojar los tornillos!.

  6. 22 de abril de 2007 at 11:35 — Responder

    Yo ya no se cuando hablan en serio y cuando no. Escribi un informe que ya me putearon bastante y otros estuvieron de acuerdo. los invito a pasar por mi blog.
    saludos

  7. Mitnick
    22 de abril de 2007 at 13:52 — Responder

    Hacen un escandalo porque un tipo mata a 32 personas, es algo terrible lo se, pero un tipo llamado Bush se mata a medio mundo en Irak y curiosamente nadie dice nada o se dice muy poco, ahora se trata de conocer las cuasas por las que este Sur Coreano hizo lo que hizo, estudios de su personalidad, testimonios de conocidos, etc, etc, etc… y al troglodita de Bush no se le hacen estudios ni nada.

    Este tipo de cosas pasan todo el tiempo, como decia un comentario arriba basta con ver un noticiero, ya aburre ver todos los dias las calamidades que pasan con este el llamado homo sapiens (que pensandolo bien, lo mas correcto seria Homo estupidus). una cosa mas que me ponia a pensar es como unas vidas parecen valer mas que otras, alla mueren 32 personas y es primera plana en todos lados, en el otro lado del mundo mueren a cada rato y… es un mundo extraño como se diria en Blue Velvet.

  8. Juan José Beteta
    22 de abril de 2007 at 18:46 — Responder

    Hay dos temas en tu comentario. Uno es el hecho en sí ocurrido en Virginia, lo que tiene dos lecturas. La primera es que si lo comparamos con lo que ocurre en Irak todos los días, pues es un episodio muy secundario. Lo noticioso aquí es que se ocurre en un país supuestamente seguro y “libre”. Pero lo cierto es que no lo es por las razones que se muestran en los documentales de Moore. Lo segundo es que el individualismo extremo y la relativa falta de hábitos comunitarios (y, por tanto, comunicación) en las sociedades llamadas avanzadas, crean un espacio para que personas que deberían tener un tratamiento siquiátrico hagan lo que hacen. A ello suma la exclusión social y la poca consciencia de las ventajas de la diversidad, factores que inciden (aunque quizás no decisivamente)en el comportamiento del victimario.

    En cuanto al segundo punto de tu comentario, el tema de la venganza en Chan Wook Park no se relaciona con las motivaciones del surcoreano que perpetró la reciente masacre de Virginia. En la trilogía de este director la venganza es una consecuencia de la falta de libertad (secuestros) que a su vez conducen a la violencia y la muerte. El origen del enfoque de la venganza en Chan Wook Park es totalmente distinto que el de chicos (surcoreanos o no) que sufren de exclusión en los colegios o universidades estadounidenses y que -junto a otros factores personales- los desequilibran y los lanzan a realizar estas masacres “inexplicables”. Los filmes de este director son una alegroría de la violencia incontrolada producida por regímenes dictatoriales que vivió su país. Hay otros elementos adicionales, claro, ya que su enfoque es complejo; y, entre ellos, añado que el uso de la violencia extrema en sus filmes está justificado. Lo interesante aquí es que creemos que vivimos en un mundo pacífico y equilibrado y las guerras (como Irak) aparecen como un tema excepcional y muy desagradable. El mensaje de creadores como Chan Wook Park es que Irak es nada, que vivimos en un mundo que va crecientemente hacia su destrucción (basta ver los presupuestos de defensa de EEUU y la entrada de Corea del Norte como “calichín” al club nuclear). El reportorio de hiperviolencia en los filmes de Chan nosotros en Perú ya lo hemos tenido hace poco menos de una década, con Sendero Luminoso. “Eso” es lo que no queremos ver en estas películas de “terror”. Ya antes en la historia hemos conocido antesalas como esta (antes, la Belle Epoque, ahora, la Pax Americana). Quizás nuestro único consuelo es que vivimos en el Sur y no padeceremos lo peor.

  9. manuel eyzaguirre
    23 de abril de 2007 at 8:00 — Responder

    En todas partes del mundo hay desquiciados, locos, que quieren tomar acciones más radicales como la de este compadre la vaina es que USA debe dejar de vender armas (que son tan fáciles de comprar como ir a una bodega y comprarse un chupetín).

    El cine no tiene nada que ver con esto. Menos Old Boy. Creo que se podría decir que esta más influenciado por la TV americana (con una cultura del terror, del miedo impresionante) que por el cine.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Cho Seung-Hui: Oldboy a la americana